Inicio > Economía > Los problemas petroleros de Venezuela se están intensificando (informe Poten & Partners)

Los problemas petroleros de Venezuela se están intensificando (informe Poten & Partners)

 

Los problemas para Venezuela se están intensificando. Así lo expresa la firma Poten & Partners en su más reciente nota a la industria

Por DMB

Poten & Partners proporciona servicios de corretaje, consultoría y desarrollo de proyectos relacionados con el comercio y transporte de petróleo crudo, productos derivados del petróleo, gas natural y gas natural licuado, gas licuado de petróleo y otros productos básicos. Ofrece servicios de despacho y corretaje de materias primas. Sus notas a la industria son ampliamente difundidas.

Dice la nota que una ilustración de los graves problemas que enfrenta Venezuela fue el reciente apagón generalizado.

No en vano, no hubo consenso sobre qué causó el apagón. El gobierno de Maduro culpó al sabotaje de “delincuentes” de derecha, mientras que la oposición dijo que la incompetencia del régimen actual era la causa principal del problema.

Las sanciones estadounidenses introducidas el 28 de enero, que prohíben a las empresas e individuos estadounidenses tratar con la petrolera estatal de Venezuela, Petróleos de Venezuela (PDVSA), han golpeado duramente al país, dice Poten & Partners en su nota “Lights Dimming For Venezuela ” (verla completa en inglés al final de esta nota)

Mientras que el régimen de Maduro continúa aferrado al poder, los intercambios de crudo y productos en todo el país están en crisis. Las sanciones estadounidenses han tenido un efecto particularmente intenso en la producción de crudo pesado de Venezuela desde la Faja del Orinoco en el centro de Venezuela.

La producción de la región del Orinoco, que ha estado sufriendo durante años, debido a la mala gestión y la falta de mantenimiento, probablemente disminuirá significativamente hasta en 400,000 barriles por día, debido al embargo de los Estados Unidos sobre las exportaciones de diluyentes a PDVSA, dijo Poten.

El diluyente, en particular la nafta, es necesario para la producción y el transporte de petróleo pesado fuera de la Faja del Orinoco. Sin embargo, algunos cargamentos de nafta de reemplazo de Rusia han arrojado a Venezuela un salvavidas después de que Estados Unidos cortara sus suministros de diluyentes. Las cargas de nafta de Rosneft, que se espera lleguen a fines de este mes, ayudarán a PDVSA a mantener un nivel mínimo de exportaciones.

México está llenando parte del vacío dejado por la reducción de las exportaciones de crudos pesados ??venezolanos al exportar más de sus segregaciones más pesadas, como los Maya, Talam y Altamira a los EE. UU., así como destinos de larga distancia en Asia (India, Japón) y Europa (España, los Países Bajos).

Para los clientes asiáticos en particular, el Maya tiene un precio competitivo. Por ejemplo, en febrero / marzo, el Maya tenía un precio de alrededor de $ 8 por debajo del precio del de Arabia Saudita.

Canadá es otra fuente potencial de crudo pesado. Si bien existe una flexibilidad limitada para aumentar los flujos por ductos desde ese país, existe una importante capacidad adicional de crudo por ferrocarril disponible.

Por el precio correcto, otros 200,000-300,000 barriles por día de crudo canadiense se pueden enviar a refinerías estadounidenses en la Costa del Golfo en trenes unitarios.

Los problemas de Venezuela han debilitado su capacidad para transportar y exportar crudo. La producción se ha reducido a una fracción del potencial del país y la falta de mantenimiento en puertos y terminales ha complicado aún más las exportaciones.

Debido a las sanciones, Venezuela también ha experimentado problemas para encontrar clientes. Los Estados Unidos están prohibidos y muchos otros países también han limitado sus compras.

El único país que ha aumentado las importaciones desde que se anunciaron las sanciones fue la India. China, históricamente otro gran cliente, ha reducido sus compras de crudo venezolano.

Para los mercados de petroleros, las implicaciones son claras, dijo Poten. El mercado caribeño de Aframax se ha visto afectado por la falta de cargamentos de Venezuela con destino a los Estados Unidos. El mercado de VLCC no se ha visto afectado de la misma manera, ya que las exportaciones de petróleo crudo de EE. UU. han sido fuertes, compensando la reducción de los flujos de Venezuela.

La perspectiva a corto plazo para Venezuela es altamente incierta. Las refinerías del país están operando a tasas de utilización muy bajas, lo que requiere importaciones de productos refinados.

Las sanciones y la falta de divisas también han hecho que las empresas se muestren reacias a hacer negocios con Venezuela.

Hasta que se resuelva la situación política, la mayoría de los fletadores y armadores probablemente evitarán a Venezuela y la industria petrolera nacional continuará deteriorándose. Incluso con el apoyo de Rusia, esta situación parece insostenible, dijo Poten & Partners.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »