Inicio > Cultura > Formas de lograr un consumo de café saludable

Formas de lograr un consumo de café saludable

 

El café es una bebida ampliamente consumida en todo el mundo y constituye una gran fuente de antioxidantes y minerales esenciales. Sin embargo, hay que moderar su consumo atendiendo a nuestras exigencias físicas y piscológicas por el efecto estimulante de la cafeína. ¿Sabes cuáles son los efectos del consumo de café?

Efectos derivados del consumo de café

El café es un alimento al que se le atribuyen multitud de beneficios y propiedades. Las más destacables son las siguientes:

Disminución del riesgo de padecer diabetes tipo 2

Hombre tomando una taza de café
El consumo de café se ha relacionado con la prevención de algunas enfermedades como la diabetes y los daños hepáticos.

Los consumidores habituales de café, podrían tener entre un 25 y 40 % menos de probabilidades de padecer diabetes. El consumo de café incrementa los niveles de ciertas proteínas plasmáticas encargadas de regular la actividad de la testosterona y el estrógeno, lo cuál previene el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Reduce el riesgo de enfermedades hepáticas

Se ha relacionado el consumo de café con la prevención de la cirrosis hepática. Se trata de una enfermedad relacionada con el consumo excesivo de alcohol y la hepatitis B. Además, hay estudios que sugieren que su ingesta reduce el riesgo de padecer cáncer de hígado en un 40 %.

Consumo de café: un aporte de antioxidantes

El café presenta numerosos nutrientes esenciales para nuestro organismo.Destacan las vitaminas del grupo B (niacina, riboflavina, ácido pantonténico) necesarias para nuestro sistema neuromuscular. También posee minerales (potasio, manganeso y magnesio), vitales para los procesos bioquímicos que tienen lugar en nuestro cuerpo.

Estimula el sistema nervioso central

Mujer estudiando
El café es altamente consumido por su acción estimulante por estudiantes y trabajadores.

La cafeína es la sustancia estimulante más consumida en el mundo. Su consumo aumenta los niveles de dopamina y norepinefrina, que aceleran la actividad cerebral. Esto genera un aumento de los niveles de energía, tiempos de reacción y de la función cognitiva en general. Por eso es ampliamente usado entre estudiantes y trabajadores.

Sin embargo, el café también presenta numerosos efectos secundarios como la ácidez estomacal, formación de úlceras, el aumento de los niveles de ansiedad y de presión arterial, puede provocar insomnio, etc. Por ello está contraindicado en algunos casos que veremos a continuación.

Hábitos para el consumo de café saludable

Para lograr un consumo responsable de cafeína tenemos que tener en cuenta las siguientes pautas:

Grupos de riesgo

Mujer en la cama con insomnio
Uno de los principales riesgos del consumo de café es el insomnio y el nerviosismo, por lo que debe vigilarse su consumo.

Hay determinados grupos de personas que, bien por padecer algún tipo de trastorno físico o psicológico, no deben exceder su consumo de cafeína o directamente han de eliminarla de su dieta.

Si presentas alguna de las características que vamos a nombrar a continuación, es recomendable que consultes con un profesional de la salud para que este determine si en tu caso particular está contraindicado el consumo de café.

  • Período de embarazo o lactancia: la cafeína puede ser transmitida al bebé desde la madre, influyendo negativamente en su desarrollo y generándole estrés y ansiedad.
  • Anemia: si tienes deficiencias en los niveles de hierro y estás tomando suplementación, se aconseja controlar el consumo de cafeína, ya que dificulta la correcta absorción de este mineral.
  • Tratamiento farmacológico: en algunos casos, la cafeína puede aumentar los efectos secundarios de los medicamentos, por tanto se debe consultar a nuestro médico o farmacéutico en estos casos.
  • Insomnio o ansiedad: el consumo de cafeína está totalmente contraindicado para aquellas personas que sufren trastornos del sueño o crisis de ansiedad.
  • Osteoporosis: al igual que ocurre con la absorción de los suplementos de hierro, la cafeína dificulta la correcta asimilación del calcio en el organismo.
  • Hipertensión arterial: el café puede aumentar la tensión arterial, por tanto hay que consultar con un especialista para que paute las cantidades que se deben consumir.
  • Gastritis: la cafeína puede irritar las mucosas gástricas, provocando molestias en aquellas personas que sufren algún tipo de dolencia o patología relacionada con el aparato digestivo.

Incluir el café en una dieta sana y equilibrada

En muchas ocasiones, se comete el error de tomar el café acompañado de azúcar, leche condensada o incluso nata, además de pastas, pasteles, galletas o bollería industrial. En estos casos, no es perjudicial el café sino las calorías y grasas procesadas que acompañan su consumo.

Lo recomendable es incluirlo en nuestra dieta con bebidas vegetales (leche de almendra o de soja) o con leche sin endulzar y acompañado con frutas o cereales integrales. Así, no solo obtendremos los beneficios que aporta el consumo de café, sino que además estaremos favoreciendo buenos hábitos alimenticios.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »