Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: ¿Hay que eliminarlas por corruptas y cobardes?

Gerónimo Figueroa Figuera: ¿Hay que eliminarlas por corruptas y cobardes?

 

Reza el viejo refrán, para que mantener algo que no te sirve para nada, especialmente si ese algo está infectado por la corrupción y la cobardía. Ese pareciera ser el dilema de la república de Venezuela con las Fuerzas Armadas Nacionales, quienes de acuerdo a la Constitución Nacional tienen la obligación de defender y proteger al pueblo venezolano de cualquier agresión interna o externa. Como también deben resguardar las fronteras marítimas y terrestres para evitar que por ellas ingresen a nuestro país delincuentes que pongan en peligro la paz social. Sin embargo, eso no ha sido así en estos últimos 20 años de gobierno de la llamada peste roja.

Pudiéramos decir que en toda la historia venezolana, aunque en algunas oportunidades hubo represión contra algunos sectores muy puntuales por parte de cuerpos de seguridad, nunca como ahora en estos últimos 20 años habíamos visto como las fuerzas militares se han ensañado contra todo un pueblo que sale a la calle a pedir comida, medicinas, seguridad, libertad y democracia. La actuación de estos efectivos es tan brutal y con tanto odio, que parecieran ser extranjeros que proceden como ejército invasor. Tampoco habíamos visto mencionar a tantos oficiales de alto y medio rango acusado de presunta corrupción y narcotráfico que las degradan.

A la Fuerza Armada Nacional Venezolana por ley que aprueba el parlamento nacional, le es asignado una cantidad de dinero muy significativo que lo gastan en comprar armas de guerra, muchas veces con presuntos sobreprecios para exigir jugosas comisiones, y para cancelar una nómina quince y ultimo a mas 200 mil personas que no le prestan ningún beneficio a la sociedad venezolana. Ese dinero también es utilizado para realizar supuestas maniobras militares que cuando vemos los resultados por televisión dejan mucho que pensar al no estar en sintonía con lo que debe ser una fuerza militar con el modernismo.

En ese sentido si en los próximos días la fuerza armada sigue aceptando que en Venezuela los niños recién nacidos continúen muriendo por desnutrición y falta de medicinas, que miles de venezolanos sigan comiendo de la basura y que millones de compatriotas incrementen la diáspora hacia otros países en busca de oportunidades que en nuestra Venezuela no la tienen, entonces esa fuerza armada no tendría ninguna razón de existir cuando recuperemos la democracia y la libertad. Habría que reducirla al máximo o eliminarlas, y utilizar esos recursos millonarios en otras áreas para recuperar y poner en marcha a nuestro país.

En ese sentido hay que copiar lo bueno. El 1 de diciembre de 1948 la republica de Costa Rica, durante el gobierno del presidente don José Figueres Ferrer, tomaron la decisión de eliminar a las fuerzas armadas porque representaban un gasto muy grande para el presupuesto de ese país y en su lugar crearon una policía nacional con entrenamiento para prestar seguridad personal y a la propiedad privada. Hoy esa nación centroamericana a pesar de la poca fortaleza en recursos naturales, tiene un nivel de vida muy importante. Inclusive mejor que la que hay en este momento en Venezuela. Japón es otro país que no tiene ejército y su economía es del primer mundo.

Así como se debe consider que debe estudiarse la posibilidad de eliminar a la fuerza armada si no cumple con la obligación de proteger a la población venezolana como lo establece nuestra constitución nacional, en ese mismo orden debe hacerse un inventario de todo ese armamento de guerra integrado por aviones, barcos, tanques, tanquetas y todo aquello que no necesite una fuerza policial nacional para su funcionamiento, sacarlo a la venta y todo ese dinero recaudado asignárselo a las universidades y a las investigaciones para el desarrollo de las industrias alimenticia, medicinas y la eléctrica para ayudar a recuperar a nuestro país.

De ese modo Nuestra Venezuela se lanzaría a la conquista del siglo 21 y salir del siglo 19 a donde nos retrocedieron la peste roja del mal llamado socialismo del siglo 21, a pesar que por venta de nuestro petróleo, el de todos los venezolanos y no de un grupito que lo único que ha hecho es saquear y empobrecernos, entraron mas de un millón de millardos de dólares en las últimas dos décadas. Como diría ese gran estadista: “manos a la obra”.

@lodicetodo

[email protected]

[email protected]

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »