Inicio > Regional > San Cristóbal llena de basura

San Cristóbal llena de basura

 

La crisis que padece la capital tachirense en materia de recolección de los desechos ha llevado a que los ciudadanos dispongan de éstos de una manera poco cívica y han optado por lanzar en los espacios públicos, calles y avenidas, las bolsas con la basura, por lo que es recurrente apreciar en cualquier sitio de la ciudad promontorios y rellenos sanitarios a cielo abierto.

En la carrera 3, de La Ermita o mejor conocida como la Cuesta de Filisco, y en la zona industrial de Puente Real, la acumulación de montones de basura  es muy acentuada, pese a que en estos lugares recurrentemente el personal del ayuntamiento de San Cristóbal realiza jornadas de limpieza, pero tras unos días de la recolección nuevamente estos lugares son invadidos por grandes cantidades de bolsas que habitualmente suelen ser de desechos mal olientes.

En La Cuesta del Filisco, además de la basura allí lanzada, que no es nada desestimable pues se vierten grandes cantidades de bolsas, cuyo contenido es muy contaminante y mal oliente, son igualmente vertidos desechos de materiales de construcción, animales muertos y hasta armatostes de camas y hasta piezas mecánicas, lo que deja entrever que la ciudadanía no prioriza deshacerse sólo de los residuos sólidos, sino también de cualquier objeto o estructura que consideren ya inservible.

Esta zona de un alto valor histórico, pues por este sitio pasó el Libertador Simón Bolívar, es otro de los tantos lugares que posee San Cristóbal transformado en basurero público.

Igual acontece en la vía principal del pasaje Barcelona, en predios de la zona industrial de Puente Real, la cual ahora es un vertedero habitual de decenas de toneladas de basura, ya que allí por tratarse de un sector poco habitado y con la permanencia de galpones de uso comercial, es fácilmente usado para la disposición final de bolsas con residuos.

Periódicamente y como ocurre en La Cuesta del Filisco, en la zona industrial de Puente Real, el ayuntamiento suele efectuar labores de limpieza y recolección de las bazofias, pero sólo a horas de dichas actividades, nuevamente el área es invadida por las basuras.

La falta de sanciones para quienes lancen desechos en los espacios públicos, tal vez ha incentivado o propiciado para que esta práctica, sea habitual y se deteriore la calidad de vida de los sancristobalenses.

Lamentablemente las autoridades no han logrado solucionar tan delicado problema que afecta a todos.

La Nación del Táchira

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »