Inicio > Economía > Las sanciones aprietan y PDVSA con menos opciones busca contratar buques para productos refinados

Las sanciones aprietan y PDVSA con menos opciones busca contratar buques para productos refinados

 

PDVSA, de propiedad estatal venezolana, está tratando de extender los contratos de tres petroleros petroleros y contratar cinco petroleros adicionales para compensar la pérdida de embarcaciones debido a las sanciones de los EE. UU., según las fuentes y los informes de PDVSA.

Por S&P Global Platts | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

“PDVSA requiere lo antes posible tres buques para GLP, dos Aframaxes, dos Panamaxes y un buque de largo alcance [LR1]”, dijo a S&P Global Platts un funcionario de PDV Marina, la compañía naviera de PDVSA, en condición de anonimato.

Si bien PDVSA no puede trabajar con algunos armadores debido a las sanciones, “continuaremos trabajando con aquellos que se arriesgan a pesar de las sanciones de Estados Unidos”, agregó el funcionario.

El 28 de enero, EE. UU. reveló sanciones a PDVSA, imponiendo una prohibición inmediata a las exportaciones estadounidenses de petróleo a Venezuela y estableciendo una prohibición de facto a las importaciones estadounidenses de crudo de Venezuela.

Los Estados Unidos también han anunciado que las transacciones entre compañías no estadounidenses y PDVSA que involucren al sistema financiero de los Estados Unidos o los corredores de productos básicos de los Estados Unidos estarán prohibidas después del 28 de abril.

Buques de GLP

A principios de este mes, PDVSA solicitó al propietario del buque MT Queen Zenovia que prorrogara el contrato por un año. El Queen Zenovia es la única embarcación de GLP en servicio, de un total de cuatro, para cabotaje entre refinerías venezolanas y terminales marítimas para distribución en el mercado nacional, según un informe interno visto por Platts.

El contrato de un año vence en agosto de 2019 y requiere que PDVSA solicite un año adicional con seis meses de anticipación.

El estado de los otros tres buques para transportar GLP es el siguiente, según el informe: Los propietarios del Irmgard Schulte están esperando la confirmación del seguro de protección e indemnización para continuar con PDVSA debido a las sanciones. Los buques Navigator, el Virgo y Navigator Taurus esperan la autorización de la Oficina de Control de Activos Extranjeros OFAC para llevar a cabo operaciones comerciales con PDVSA.

Buques Panamax

PDVSA también está buscando volver a contratar por un año adicional, con bandera venezolana, los Panamax Felicity y Ice Energy. Ambos buques, contratados por PDVSA en 2015, se utilizaron para transportar petróleo entre el sistema de refinación de Venezuela y para el almacenamiento en el extranjero. Los contratos para los buques expiran en noviembre de 2019.

Ambos barcos son administrados por Dynacom Tankers Management, de acuerdo con cFlow, el software de flujo de comercio de Platts.

Los buques de la clase Panamax  son aquellos diseñados para ajustarse a las dimensiones máximas permitidas para el tránsito por las antiguas esclusas del canal de Panamá. El tamaño máximo está determinado por la dimensión de las cámaras de las esclusas y su calado. Los buques aptos para el tránsito por las nuevas esclusas son denominados Neopanamax .

En noviembre, PDVSA entregó el barco Felicity a su propietario, que mantiene un reclamo por el pago de deudas vencidas de $ 3,4 millones. Sin embargo, a fines de enero, a solicitud de PDVSA, Felicity regresó a Venezuela para transportar un cargamento de diluyente entre las refinerías de Amuay y Cardon.

Según el informe, el 1 de febrero, PDVSA decretó fuerza mayor parcial para contratos vigentes con compañías que mantienen operaciones en el mercado estadounidense.

“Las sanciones han aumentado el costo del flete a Venezuela, colocando a PDVSA en una posición de negociación desfavorable y débil”, señala el informe.

PDVSA también solicitó al propietario del barco Ice Energy que firme un nuevo contrato por un período de un año.

En noviembre, PDVSA intentó contratar este barco, pero el armador se negó y también reclamó deudas por $ 3,4 millones.

En busca de buques de Largo Alcance

PDVSA también decidió licitar en el mercado internacional la contratación de un buque cisterna de Largo Alcance 1 (LR1 en inglés) durante un período de un año, con una opción de renovación por un año.

PDVSA tenía 11 LR1 en operación para enviar productos refinados, pero después de las sanciones de EE. UU., La flota perdió cinco LR1.

Según el informe, cuatro embarcaciones – Samba, Balos, Horizon Theoni y St. James – finalizaron sus contratos de manera unilateral por parte de sus dueños, mientras que el Tajin navegó desde territorio venezolano siguiendo las instrucciones de sus dueños, pero sin finalizar el contrato.

Los buques de clase de largo alcance (LR) son los más comunes en la flota mundial de buques tanqueros o cisterna, ya que se utilizan para transportar productos refinados y petróleo crudo. Estos barcos pueden acceder a la mayoría de los puertos grandes que envían petróleo crudo y productos derivados del petróleo. Un petrolero LR1 puede transportar entre 345,000 barriles y 615,000 barriles de gasolina (14.5-25.8 millones de galones) o entre 310,000 barriles y 550,000 barriles de petróleo crudo dulce ligero.

De acuerdo con los datos de cFlow, los cuatro buques estaban activos en Venezuela desde 2015, con el Horizon Theoni visto en puertos o terminales de almacenamiento venezolanos en el área, como Willemstad.

El Balos estuvo activo en puertos venezolanos desde octubre de 2017 hasta febrero de 2019, y dejó St. Croix el 18 de febrero para ir a la costa del golfo de EE. UU.

El St. James se encuentra actualmente en ruta hacia Amsterdam-Rotterdam-Amberes, según datos de cFlow, que partió de Willemstad el 10 de marzo después de haber estado activo en puertos venezolanos desde octubre de 2017.

El Samba, un petrolero intermedio con un tonelaje de peso muerto de menos de 20.000 tm, se encuentra actualmente en camino a Galveston, según datos de cFlow, navegando desde Panamá a principios de marzo. El Samba estuvo activo en puertos venezolanos desde marzo de 2015 hasta febrero de 2019.

Aframaxes en mantenimiento

PDVSA también está abriendo una licitación para contratar dos barcos del tipo Aframax con un fletamento por un período de un año, con una opción de renovación por un año.

Un buque Aframax  es un petrolero de menos de 120.000 toneladas métricas y con una anchura no superior a 32,31 m, por lo que habría podido atravesar el canal de Panamá original. El término derivada del ingles Average Freight Rate Assessment  (AFRA), un sistema de tarifas de petroleros creado en 1954 por Shell Oil para estandarizar los términos de los contratos de embarque

“La contratación de dos buques no será suficiente, ya que para garantizar las operaciones de suministro al sistema nacional de refinación, el suministro de combustibles para la generación de electricidad y los compromisos comerciales con clientes internacionales en las operaciones de barco a barco, PDVSA requiere 16 buques de Aframax y solo tiene operativos nueve, “dice el informe.

De los nueve barcos disponibles, siete (Hero, Parnassus, Zeus, Eos, Nereo, Proteo y Tamanaco) están en espera de mantenimiento.

Otro Aframax no operacional es el Ícaro, actualmente anclado en la terminal de la refinería Amuay en Venezuela. El Ícaro fue retenido en Curazao por las deudas de PDVSA. El viernes, un tribunal de primera instancia de Curazao levantó la incautación que se impuso en febrero de 2019.

Suben las primas a Venezuela

Desde el anuncio de las sanciones de EE. UU. a PDVSA, la actividad en el mercado de tanqueros limpios en América descargando o cargando en Venezuela se ha detenido, con los armadores reticentes a llamar al puerto debido a la infraestructura y las preocupaciones legales.

Los participantes del mercado de tanqueros limpios de América no han visto productos de origen estadounidense en Venezuela desde la implementación de las sanciones, aunque dos embarcaciones de Torm han llevado productos de petróleo limpio a Venezuela desde las Bahamas.

Las fuentes de envío en las Américas han dicho que los dispositivos que impliquen la descarga o la carga en Venezuela tendrán una prima para los dispositivos que realizan llamadas a puertos del Caribe no venezolano.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »