Inicio > Cultura > 3 leyendas cortas para niños

3 leyendas cortas para niños

 

Las leyendas contienen a menudo fantásticos ejemplos para enseñar valores a nuestros pequeños. Así, las leyendas cortas para niños puedan convertirse en maravillosas herramientas para que, a la vez que sueñan y se imaginan protagonizando sus propias historias, se convierten en mejores personas: más responsables, autónomas y empáticas.

A lo largo de la historia, la tradición de la leyenda oral ha pasado de padres a hijos sin que las historias que se cuenten varíen en exceso. Eso sí, algunas se han adaptado a los tiempos que corren, otras se han dulcificado, como ha sucedido con las utilizadas por Disney para sus películas, y muchas se han transformado.

Sin embargo, todas guardan buena parte de sus elementos culturales y su finalidad pedagógica, que es el aprendizaje de valores, ideales, intereses, etc.

Las mejores leyendas cortas para niños

No debemos confundir la leyenda con el mito o la fábula. En general, la leyenda es ejemplarizante, extraída de una supuesta realidad ancestral enraizada en la historia, pero mezclada con lo fantástico, lo sobrenatural y lo imaginado.

La fábula suele tener como protagonista a un animal. Además, su fin siempre es más ejemplarizante. Ofrece una enseñanza, una moraleja como se decía antaño. En oposición, una leyenda suele o puede contener elementos de la fábula y también del mito: pese a contener elementos sobrenaturales, narra acontecimientos sociales que pueden tener algo de verdad en origen, pero que se han ido distorsionando con el paso de los años y las generaciones y el boca a boca.

Como muestra, el mejor ejemplo siempre es ver la realidad. Por eso, a continuación, conoceremos una serie de leyendas cortas que pueden ser muy útiles para los más pequeños de la casa.

Barco entre tinieblas

El holandés errante

Dentro del mundo de las leyendas cortas, llama la atención la del holandés errante. Se remonta al siglo XVII y narra la historia del capitán Hendrik Van Der Decken, cuyo barco con rumbo a la India es azotado por una tormenta que superó gracias a la determinación del marino, quien fue capaz de desafiar la autoridad de Dios.

Por ello, la deidad le condenó a vagar junto a su barco sin rumbo por los océanos del mundo. Desde entonces, el fantasma de su embarcación aparece por las noches junto a otras almas en pena, siendo su visualización un mal augurio.

Más allá de interpretaciones religiosas, esta leyenda se usa con niños para que aprendan a respetar la autoridad. Es decir, es interesante que sean ellos mismos, tengan personalidad y se afirmen en sus convicciones, pero siempre desde el respeto a sus padres, cuidadores, profesores, tutores, compañeros, etc.

Krampus

Un detalle curioso que encontramos en algunas leyendas es un singular toque sórdido, a veces casi terrorífico. Ese podría ser el caso de Krampus, un ser europeo popular mitad cabra mitad demonio, con cuernos gigantes y cuerpo peludo.

Krampus es el típico personaje que aparece cada navidad para castigar a los niños que no se han portado bien, cuyo origen es anterior al cristianismo. Recordemos que antaño era habitual realizar ese refuerzo negativo con los pequeños con personajes como Krampus o el famoso hombre del saco.

No obstante, la leyenda de Krampus se puede dulcificar usando personajes de la tradición navideña como Santa Claus o San Nicolás o los propios Reyes Magos, que son quienes premian a los niños por su buena actitud.

Robin Hood

Vamos a acabar con una leyenda que habla de justicia e igualdad. Sin duda, el personaje medieval inglés de Robin Hood, decenas de veces adaptado a cine, libros, cómics, etc., da forma a una de las historias más bonitas para niños.

Basado en ciertos personajes reales y sus andanzas, como Ghino di Tacco, Hood era un príncipe entre ladrones. Un noble caído en desgracia que repartía justicia entre los pobres robándole a los ricos, sobre todo, a Juan Sin Tierra, que se apropió del trono inglés en ausencia de su hermano, el apreciado Ricardo Corazón de León.

Niño vestido de Robin Hood

La popularidad de Robin Hood nació en el siglo XV, aunque los hechos históricos se ubicarían en el siglo XIII. Sea como fuere, puede ser un buen ejemplo de justicia social, de lucha contra la tiranía que pueden ejercer ciertos sectores con poder y de personas que relegan parte de sus intereses más egoístas por ayudar a los más necesitados.

Cualquiera de estas leyendas cortas para niños, adaptadas a los tiempos actuales, pueden ser bonitos escenarios para el educación, el debate y, por qué no, el disfrute.

“La tiranía solo lleva al fracaso”.

-Robin Hood-

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »