Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Luis Barragán: Demuestren que María Corina Machado sabotea a Juan Guaidó

Luis Barragán: Demuestren que María Corina Machado sabotea a Juan Guaidó

 

Luis Barragán (Vente): Retamos a que demuestren que María Corina Machado sabotea a Guaidó

Especial Enrique Meléndez / 9 abr 2019.- El diputado y miembro de la Dirección Nacional de Vente Venezuela, Luis Barragán, rechaza las criticas que han surgido en las redes sociales en las que se acusa al partido y a su líder, María Corina Machado, de sabotear a Juan Guaidó.

A continuación nuestras entrevista

¿Cuál es su balance de la jornada del pasado sábado 6 de abril?

-Los venezolanos honramos el compromiso que hemos contraído con la causa de la libertad y de la democracia en todas las oportunidades posibles. Obramos de buena fe en un común esfuerzo por quebrar a la dictadura y alcanzar la transición democrática.

– Y hemos depositado nuestra confianza en el diputado Juan Guaidó, presidente encargado de la República. La sola movilización, masiva y espontánea, independientemente de las actividades ideadas por uno o diferentes partidos es una señal concreta de la determinación de un pueblo que, en su ascenso ciudadano, espera por iniciativas cada vez más específicas y concretas que, sin dudas, respaldará.

¿Cómo están las relaciones de Vente Venezuela con Juan Guaidó?

– Vente Venezuela participa en todas las movilizaciones de calle, sabiendo que el protagonismo es el de la institucionalidad parlamentaria en claro respaldo al presidente encargado.

– Lo deseable es que no confundamos el rol institucional, que hemos conquistado, con las tareas que cada partido adelanta para respaldarlo. No es posible confundir el llamado Frente Amplio con la propia Asamblea Nacional siendo ésta una herramienta fundamentalmente ciudadana, expresión de lo que queda del Estado hoy. Sostenemos una relación de respeto y consideración con el presidente Guaidó y valga recordar que fue el único votado por la Fracción Parlamentaria 16 de Julio, al elegirse la junta directiva de la cámara.

Hay cierto sector de la opinión pública que considera que María Corina Machado desentona con esos emplazamientos que le hace a Juan Guaidó, sobre todo, a partir del reclamo de la no aprobación del 187-11 de la Constitución. ¿Sabotea la estrategia de Guaidó?

-Incentivado por la dictadura existe un sector minoritario que ha adelantado una campaña pretendiendo hacer ver que María Corina desea destruir el liderazgo del presidente encargado Guaidó, prestándole un flaco servicio a éste y al país.

– La Fracción 16 de Julio ha coincidido con ella en la necesidad de tramitar y autorizar una misión de paz de acuerdo con el artículo 187, numeral 11 constitucional, planteándolo en forma leal y transparente respecto al país. Consignamos esa propuesta ante la Presidencia / Secretaría de la Asamblea Nacional a principios del febrero del presente año, apegados al Reglamento Interior y de Debates, y hemos la solicitud de manera reiterada cada semana pero desde entonces, increíblemente, ni siquiera se ha discutido en la cámara.

– Más allá de la citada campaña hay una natural polémica. Unos a favor y, otros, en contra. El problema reside en que el escenario natural para discutir la materia y decidirla no es otro que la Asamblea Nacional. Entonces, ¿por qué no dar el debate para aceptar o rechazar la propuesta?

– ¿Qué clase de lección democrática nos dan quienes, a falta de argumentos y de un debate reglado, prefieren disparar por las redes sociales, orquestando una campaña de estigmatización? ¿Quién asegura que podemos solos afrontando los retos que faltan tras agredirnos y matarnos día por día?

-Que sepamos, nadie ha desmentido cada uno de los alegatos esgrimidos por la Fracción 16 de Julio en su proyecto de Acuerdo. Y otros que surgen del debate político que ha de contar con la debida fundamentación jurídica. No hay ni habrá intención alguna de sabotaje al presidente Guaidó. Retamos a que lo demuestren, además, en un debate necesario que el país espera y, con mayor razón, una decisión histórica. ¿O es que debemos esperar sentados a ver quién nos ofrece ayuda y, si lo hace, debe hacerlo poniéndole un timbre fiscal de Bs. 0,75, complicando el aporte ad infinitum? ¿Puede diligenciarse y gestionarse esa específica y concreta ayuda sin autorización previa? ¿Por qué no buscan las actas de 1999 para que, al menos, constaten que no se requiere solicitud alguna del Ejecutivo Nacional de acuerdo a la voluntad del constituyente?

María Corina Machado dijo en entrevista para el semanario La Razón que estamos a punto de perder el Esequibo. ¿En qué se fundamenta la líder de su partido para hacer tal advertencia?

– Este es un régimen al que, año tras año, hemos denunciado por su subordinación a los intereses de la Cuba, que nunca ha dejado de respaldar a Guyana.

-María Corina ha sido una extraordinaria defensora de la causa esequibana; conociendo muy bien el curso que lamentablemente ha tomado un caso que tan injustamente ahora se encuentra en la Corte Internacional de La Haya.

– Ésta sola y única circunstancia apunta al fracaso definitivo de Maduro Moros o, mejor, al deliberado fracaso en el que ha incurrido. Hay errores garrafales, tan inexplicables como sorprendentes, los cuales también ha denunciado Vente Venezuela y la Fracción 16 de Julio. Avisamos con suficientemente tiempo lo que podía ocurrir y ocurrió con la remisión del caso a La Haya y el papel del mediador Nylander; pero Miraflores siguió de fiesta y hasta cambió de embajador en las Naciones Unidas, por la pugna de sus camarillas, importándole un bledo cada diligencia que merecía el problema del Esequibo.

¿Cuál es su análisis de la presencia de tropas rusas en Venezuela?

– Regímenes como el de Maduro Moros lucen tentadores para la incursión también temeraria de intereses geopolíticos y geoestratégicos extraños, obscuros y lesivos al país.

– Una dictadura en proceso de descomposición puede atraer y atrae a aquellos países que necesitan mantener o alcanzar un determinado prestigio, atreviéndose con piezas en el tablero internacional que pueden servir a la postre para el chantaje. No otra cosa ocurrió con la crisis de 1962, utilizada por la Unión Soviética que retiró los cohetes de Cuba en una jugada peligrosa y propia de la Guerra Fría.

– Dándole una fundamental continuidad a esa política exterior, Rusia envía personal y aeronaves militares con la pretensión de contar con una base en territorio venezolano, convirtiéndonos en objeto de una vulgar maniobra de penetración que, no obstante, puede ascender como una iniciativa de insospechable aliento estratégico. Difícil obviar otras dos circunstancias: la opacidad de las grandes negociaciones de material bélico que ha hecho esta dictadura socialista; y, la otra, que se trata de una misión no autorizada por la Asamblea Nacional, como expresa e inequívocamente lo ordena la Constitución de 1999.

ND

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »