Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Aníbal Sánchez: Tengo claro que se busca “Un Cambio y la Superación de la Crisis”

Aníbal Sánchez: Tengo claro que se busca “Un Cambio y la Superación de la Crisis”

 

Mientras, Guaidó se manifiesta a favor de una salida a la crisis venezolana que tenga el menor costo social, aunque evalúa todas las opciones, incluida una salida de fuerza. Para el Analista y Consultor Aníbal Sánchez “hay distintas opciones para salir de la crisis, pero un sector está interesado es en el cambio político” una elección luego de las etapas que planteadas por la Asamblea Nacional nos llevaría a una transición sui generis, otra opciones podrían conducir a estaciones intermedias como caso de la Junta del 58; y hasta una salida de fuerza, donde habría de inmediato un cambio, pero podría acrecentar la crisis.

“¿Cuál es la mejor opción? La que a la vez de producir un cambio con el menor costo social, deje la mayor posibilidad de gobernabilidad y estabilidad para un nuevo grupo ‘en el poder’ de manera que puedan atender la crisis y promocionar unas elecciones libres, creíbles y que recojan la voluntad del soberano; en el menor tiempo posible” esto parece ser el reto para la opción que representa Guaidó.

En cuanto al otro bando el de “Maduro” comente su principal error al no reconocer que su permanecía en el poder es al costo político de su llamada revolución socialista; “No tiene la posibilidad de garantizar la gobernabilidad y sustentabilidad de un proceso que lleve al país a un estado de desarrollo” su supervivencia en los momentos es producto de la persecución y amenazas.  A medida que crecen las esperanzas lo hacen las expectativas por un cambio; en todos los sectores lo que conducirá al país a una lucha “por el poder, eso que algunos llaman el Game Of Thrones y que nuestros profesores enseñaban cómo la lucha por la repartición de la renta”.

Sánchez en su entrevista agregó “El cerco judicial a alrededor de dirigentes claves en el sector opositor ‘orgánico’ ha marcado su actuar” el presidente de la Asamblea se ha visto obligado a sortear diversos obstáculos, incluso en sus giras por el país y recurre a las tácticas evasivas para burlar la persecución; “el mismo tiene claro que para avanzar en su ruta es necesario la movilización de masas, de forma organizada por lo que invierte tiempo y esfuerzo en lo que llaman la operación libertad”  la cual incluso encuentra distractores en las mismas filas de la oposición, por lo que no se deben subestimar esas críticas cuando se llama a un acto de juramentación de comandos o a alguna acción de protesta tipo marcha.

Al dicho del presidente de Estados Unidos, del 23 de enero de 2019 “todas las opciones en cuanto a Venezuela están sobre la mesa, no descartando una intervención militar en el país sudamericano” le han dado varias interpretaciones, incluso es utilizado por los laboratorios comunicacionales para disuadir y desmovilizar. Mientras las estrategia para lograr el cambio por parte de Guaido pareciera ser sólida, podrían surgir diferencias en la táctica, sobre todo al momento de pensar en la posibilidad de un quiebre institucional dentro de las Fuerzas Armadas. El analista consultado; es de la opinión que cualquier decisión del cuerpo sería de manera corporativa; y para propiciarla es necesario una propuesta atractiva que no solo garantice la seguridad jurídica”.

Pese al aumento de la presión del gobierno de Maduro, y de sectores que no competen la estrategia, “Guaidó convertido en un fenómeno político, gracias a su identificación y conectividad con el pueblo; marca diferencia de otros al ser reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países, y si a estos les suman los que opinan sobre la necesidad de repetir unas elecciones esta cuenta superar las 60 naciones”.

¿Qué puede decir sobre las otras opciones?    Ante el desgaste natural e inducido de las protestas o movilizaciones anti Maduro  y la abierta negativa de la oposición de no reconocer o aprobar el escenario de un diálogo con sus distintas variantes de mediación o arbitraje; la opción de una eventual intervención en Venezuela ha cobrado fuerza, incluso en  sectores internacionales como el de Washington; por lo que se habla de la construcción de un expediente que avale la intervención “no debe sorprender que surjan nuevas denuncias, más sanciones en contra de personas o instituciones que han facilitado el actuar del régimen; así como la calificación de riesgos o amenazas”.

“Venezuela atraviesa la peor crisis humanitaria en este hemisferio, provocando una crisis migratoria” el fracaso de un régimen va de manos al de un modelo, pues esto ocurre a pesar de haber contado con unas de las mayores riquezas del continente a costa de sus reservas petroleras; en la actualidad en medio de una crisis económica, existe una severa escasez de bienes básicos, una hiperinflación evaluada por organismos trasnacionales y el colapso de los servicios públicos; una realidad de la que no escapa ningún venezolano dentro país.-

A esto los defensores de la gestión de Maduro reaccionan sin ceder ante la compleja situación financiera que enfrentan; respondiendo que la situación se ha agravado por las sanciones económicas desde Washington. Mientras Guaidó pide apoyo a países aliados apoyo para evitar que puedan ser empleados recursos del país; sobre todo en la compra de armamento y financiamiento de grupos irregulares.

La actuación de naciones que aún mantienen cierto grado de relación con Maduro tiene que ser evaluada en forma particular; para Cuba y Nicaragua parecen cuestión de sobrevivencia de un modelo político; En cuanto a Rusia, China y Turquía existen intereses económicos que podrían privar al momento de sostener la relación; y otros países americanos como  México y Uruguay, parecieran preparada lo que se califica como una huida hacia adelante preparando un escenario de negociación.

Al respecto, Sánchez como analista político y consultor en temas electorales es de la tesis que se deben explorar todos los escenarios; en un principio no descarta el de una elección para propiciar la transición, en el entendido que la misma sería bajo unas condiciones no perfectas o de semi competitividad parecidas al 2015 donde los actores o candidatos marcaría el proceso y resultado. Aunque no deja de observar los pasos de Guaidó para lograr el acercamiento con las estructuras de sostén del actual régimen; y que su resultado dependerá de los apoyos que consiga en función de un cambio que nos lleve a superar la crisis que agobia a todos.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »