Inicio > Cultura > Un libro es un universo por descubrir

Un libro es un universo por descubrir

 

Un libro es el medio de transporte que a más destinos puede llevarnos y que menos valoramos. Es esa oportunidad de encontrarnos con otras personas, conocer otras visiones y visitar otros mundos. Uno de los mejores regalos para todo aquel que sabe apreciarlo y el mejor compañero para cualquier circunstancia.

Leer es esa puerta que se abre a infinitas posibilidades: universos mágicos, historias del pasado y visiones futuristas. Es la llave que abre la cerradura de la incertidumbre, la inspiración que a veces nos golpea con fuerza y un potente evocador de emociones que nos recuerda página a página que estamos vivos.

Sumergirnos en un océano de letras es una experiencia que pocas veces deja indiferente. Un libro nos conmueve, nos sorprende, nos hace reflexionar y, en ocaciones, nos cambia la vida. 

“Los libros son los amigos más silenciosos y constantes; son los consejeros más accesibles y los maestros más pacientes”.

-Charles William Eliot-

Mujer leyendo un libro de ansiedad

Leer es crear, construir y comprender

Un libro nos nutre, nos cuestiona, nos ofrece otras perspectivas. Leer nos enriquece, sobre todo, si volcamos todos nuestros sentidos en ello. Porque no es lo mismo leer por encima, rápido y de pasada, que conectar con aquello que el autor ha plasmado en cada página.

Adentrarnos en la mente de los personajes, imaginar el contexto en el que sucede cada detalle, recrear las conversaciones con cierta vivacidaz o simplemente profundizar en esa teoría o concepto que nos pretenden transmitir… Leer de verdad implica eso y mucho más.

Leer es crear, imaginar, comprender, empatizar, pero sobre todo construir. Es un proceso dialéctico entre el autor y el lector, una conversación en la que uno da, otro recibe y este último a partir de ahí se convierte en gestor del libro.

Como afirman los psicólogos Paul Watzlawick y Marcelo Ceberio en su libro La construcción del universola lectura y sus reflexiones consecuentes se estructuran como un proceso de co-construcción entre autor y lector. Toda una obra de arte a partir de la cual se conocen ambos participantes con el objetivo de construir juntos el producto, que no es otro que un mensaje con valores.

“Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”.

-Emily Dickinson-

Beneficios psicológicos de leer

Leer es un placer, una puerta abierta al aprendizaje, que puede llevarnos a escenarios emocionantes y que seduce, enriquece y alimenta nuestro cerebro. De hecho, leer fortalece procesos mentales como la memoria, el razonamiento y la percepción. Además, también tiene el poder de “abrir los ojos”.

El psicólogo Ignacio Morgado, director del Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona, afirma que se activan determinadas áreas cerebrales cuando leemos. Por ejemplo, las cortezas occipital y temporal para reconocer el significado de las palabras; el hipocampo y el lóbulo temporal cuando al interpretar lo leído nos vienen recuerdos a la mente y la amígdala y otras zonas emocionales al leer textos sentimentales, independientemente si tienen que ver con la realidad o por el contrario son ficción. Por otro lado, la corteza prefrontal y la memoria de trabajo se activan cuando se intenta razonar sobre lo leído.

Chica leyendo libro sobre el placer al atardecer

Además, según un estudio de la Universidad de Toronto publicado en el revista Trends in Cognitive Science, leer ficción mejora la empatía y ciertas habilidades, ya que este tipo de género provoca en la mente del lector una simulación de diferentes mundos sociales y esto conlleva una mejor comprensión de la experiencia social y las relaciones.

No solo eso. Leer también reduce el estrés de manera significativa, si se lleva a cabo entre media hora o una hora antes de dormir, según un estudio realizado por The Sleep Council. Asimismo, la lectura es una actividad que distrae a la mente del las presiones y las preocupaciones del día a día, ya que le ofrece un refugio para liberarse y sentirse cómoda.

Otro beneficio que podemos obtener al leer es un mejor el vocabulario, sobre todo, si variamos entre géneros literarios, ya que se establecen conexiones entre las palabras que se emplean de forma oral y aquellas que leemos, enriqueciendo nuestro caudal léxico y de forma indirecta mejorando nuestra ortografía.

Tampoco podemos olvidar la influencia que puede tener la lectura en nuestra creatividad, imaginación y esfera emocional. Son muchos los beneficios que podemos obtener del acto de leer, además de diversión y entretenimiento.

Un libro es un compañero silencioso con el que construimos un vínculo en un determinada momento y como todo vínculo nos transforma de alguna u otra manera. Leer nos proporciona un refugio, nos traslada a otros mundos y expande nuestra mente. Por algo Gandhi dijo que si no se leía no pasa nada, pero que sí se hacía pasaba mucho. Porque leer es un continuo aprendizaje y el trampolín que nos impulsa a conocer otras miradas.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »