Inicio > Regional > Bazar de plantas eléctricas ‘se mudó’ a Maracaibo

Bazar de plantas eléctricas ‘se mudó’ a Maracaibo

 

Calor, picaduras de mosquitos, rostros desgastados, ojeras y agotamiento  son solo algunas de las secuelas que ha dejado la crisis eléctrica en la capital zuliana, que lleva varios años,  pero con una agudización sin precedentes que se desató en marzo.

“Es una pesadilla vivir así”  expresan ciudadanos consultados en el casco central de Maracaibo, mientras transitaban por comercios que, para reinventarse ante la crisis, ahora venden novísimas plantas eléctricas.

Ya son incontables las plantas eléctricas que están “a la venta” en diversos sectores de la capital del Zulia, reposando junto a sus cajas en el frente de los comercios, aceras y esquinas. Sus precios varían según su capacidad de encender artefactos eléctricos, es decir, su capacidad para generar voltaje.

Los precios de las plantas eléctricas van desde 350 hasta 1.600 dólares “la más cara” como lo expresó un vendedor de artefactos eléctricos en el casco central y según los comerciantes, la mayoría prefiere no venderlas en moneda nacional debido a que las plantas eléctricas son distribuidas en moneda extranjera.

Sin duda estos equipos vienen a paliar el problema fundamental, que en la región petrolera del país la energía eléctrica es un servicio inestable.

Las máquinas generadoras de energía tienen diferentes modelos y su capacidad para encender artefactos eléctricos varía, “Si es de 1.300v, 3.500v o es de 6.500v, hasta 7.000v” como lo señaló un vendedor, quien explicó que para surtir de electricidad a un hogar “en su total normalidad” se necesita una planta eléctrica de 7.000v y tiene un costo de 1.600 dólares”.

Los vendedores urbanos explican que con una planta eléctrica de 3.500v se puede prender una nevera, un televisor, un aire acondicionado de 12.000Btu y unos 5 bombillos para un hogar y que el suministro de combustible para la planta eléctrica debe ser de 25 litros de gasolina “eso te podría durar unas 6 horas o 8 horas” agregó el vendedor.

“Claro, tener la nevera prendida para que no se dañe la comida, el aire prendido para evitar el calor y que los mosquitos no molesten a mis nietos, mientras no hay electricidad en el sector, claro sería perfecto, pero no todos podemos costearla” explicó Teresa Bracho de 62 años.

Según los vendedores, el suministro de combustible que necesita una planta eléctrica depende del “tamaño”, es decir, una planta eléctrica “pequeña” es de 1.200v y necesita al menos 12 litros de gasolina, mientras que, una de 7.000v necesita 30 litros.

Las plantas eléctricas que utilizan el gasoil como combustible tienen mayor durabilidad y son la opción ideal para quienes viven en apartamentos o lugares estrechos, ya que, dichas plantas son llamadas “anti ruido” y en comparación a los modelos de plantas que trabajan con gasolina producen menos molestias.

El consumo de gasolina en las estaciones de servicio zulianas se intensificó después del apagón nacional registrado el pasado jueves 7 de marzo y, además de la gran demanda de vehículos en las estaciones, los zulianos han tenido que acudir con sus plantas eléctricas, a hacer largas colas en las bombas, para surtirlas de gasolina.

De modo progresivo, la rutina comercial mutó a la oferta de productos nunca antes vistos, como estos aparatos y todos aquellos vinculados con la vida sin energía eléctrica, como bombillos a batería, de carga solar o ventiladores recargables, insumos que ya entraron en la listas de prioridades domésticas de los zulianos.

Panorama

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »