Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Beatriz De Rittigstein: En el umbral de la guerra

Beatriz De Rittigstein: En el umbral de la guerra

 

Hamás y la Jihad Islámica pretenden un protagonismo que perjudique las actividades y acontecimientos de los israelíes durante la celebración de Yom Haatzmaut, el Día de la Independencia de Israel

Desde que Netta Barzilai ganó el Festival de la Canción Eurovisión 2018 y, por esa razón, Israel es el anfitrión de la edición 2019, los grupos judeofobos adscritos al nefasto BDS, no descansan buscando el modo de emboscar la realización de tan magno evento a realizarse en Tel Aviv, del 14 al 18 de mayo.

Entre algunas muestras de rechazo que exponen un doble rasero hacia Israel e incoherencia ante los numerosos y trágicos problemas en el mundo, tenemos que, a fines de enero, 50 artistas británicos firmaron una carta dirigida a la BBC, manifestando su repulsa a que el Estado judío organice el próximo festival. También está la irrupción de manifestantes durante la preselección francesa para el mismo espectáculo. Y, los reparos de las precandidatas españolas a viajar a Israel en caso de ser seleccionadas. Todos estos incidentes y otros más no fueron espontáneos, sino promovidos por conocidos odiadores que aprovecharon la ingenuidad de algunos.

Este último fin de semana, comenzando mayo, próximos a la celebración del Festival de Eurovisión, los terroristas palestinos de Gaza, Hamás y Jihad Islámica, en el transcurso de 40 horas, lanzaron casi 700 misiles contra ciudades del sur de Israel, con el insano propósito de lograr la cancelación del concurso musical. Incluso, la Jihad Islámica amenazó con una guerra; horas antes, emitió un video señalando que atacaría lugares sensibles como la instalación nuclear de Dimona y el aeropuerto Ben Gurión.

De forma semejante, días previos a las elecciones en Israel, llevadas a cabo el 9 de abril, también Hamas generó una escalada de violencia con la idea de enrarecer el clima electoral.

En la presente ocasión, la intención es interrumpir el festival y, simultáneamente, la celebración de Yom Haatzmaut, el Día de la Independencia de Israel. Hamás y la Jihad Islámica pretenden un protagonismo que perjudique las actividades y acontecimientos de los israelíes. Sin embargo, ninguno de estos movimientos terroristas está dispuesto a trabajar por el bienestar de la población palestina, de allí la difícil situación económica de la Franja de Gaza; no les interesa construir, sus esfuerzos son para destruir. Saben perfectamente que, si los militantes del terror no inician las acciones bélicas, habría una paz de facto.

bea.rwz@gmail.com

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »