Inicio > Opinión > Gustavo Coronel: “De una madre venezolana para Nicolás Maduro”

Gustavo Coronel: “De una madre venezolana para Nicolás Maduro”

 

Leí su mensaje del día de las Madres, el cual dice:

“Puedes contar conmigo, madre de Venezuela. Con mi amor. Con mi protección. Siempre. Como un hijo. Me siento hijo de todas las madres de nuestro país. Hoy les quiero enviar, en este día tan especial, desde aquí, desde mi biblioteca, desde mi centro de reflexión y de vida, todo el agradecimiento a la madre que levanta a la familia. a la madre, que abraza a nuestra patria. Con la madre todo es posible. Por eso les digo, con Mario Benedetti, cuenta conmigo”.

Me he sentido muy mal leyendo este mensaje, por varias razones.

En primer lugar, porque soy diabética y la carga brutal de melaza y de cursilería que contiene me produjo una crisis glucémica.

En segundo lugar, porque recibí un ataque de un vecino quien me acusó de ser madre suya. Cuando yo le respondí que eso era falso me dijo que usted me había incluido entre sus madres, al decir que se sentía hijo de todas las madres de Venezuela. Si yo fuera madre suya estaría pidiendo perdón a todos los venezolanos por haberlo traído al mundo.

En tercer lugar me ha indignado oírlo decir que las madres de Venezuela pueden contar con usted. ¿Cómo pueden contar con usted las madres de los prisioneros de su narco-régimen, de los asesinados por su policía, las madres de los jóvenes venezolanos que se han visto obligados a emigrar en busca de un ingreso digno, las madres de los niños y adolescentes que hoy viven en las calles por culpa de la corrupción y miseria que usted ha sembrado en el país, las madres de los militares a quienes ustedes han prostituido, las madres de los niños enfermos que carecen de medicinas para sus aflicciones porque ustedes niegan la entrada a la ayuda humanitaria o se roban la poca que logra entrar al país?

En cuarto lugar, porque dice usted que da sus declaraciones “desde su biblioteca, su centro de reflexión y de vida”. ¿Quién podrá creer que usted tiene una biblioteca y, menos aún, un centro de reflexión? ¿Qué clase de biblioteca puede tener alguien tan ignorante como usted? Sus rebuznos públicos retratan a un semi-analfabeta. Me he enterado que ni siquiera fue usted un buen chofer del Metro sino un  reposero protegido por el fuero sindical, a quien no se podía despedir a pesar de su incompetencia y ausentismo.

La quinta razón por la cual me ofende lo que usted dice es que usted es un mentiroso contumaz. Usted se hizo pasar por abogado en su currículo como Director de  Petróleos de Venezuela cuando ni siquiera parece haber terminado el bachillerato. Si un hijo mío actuara así yo le quitaría el saludo de por vida.

La sexta razón tiene que ver con eso que usted dice sobre la “madre que abraza nuestra patria”. ¿De que patria habla usted? Será de Cuba porque usted no es venezolano. No solo no nació en mi patria sino que, debido al adoctrinamiento recibido en La Habana, se convirtió usted en un zombi creado por la prédica castrista. Mi patria es Venezuela, la Venezuela de gente cordial, amable, sencilla, con deseos de superación, esa Venezuela que usted ha contribuido a destruir, no la monstruosa Venezuela creada por La Habana a imagen y semejanza de a pandilla chavista.

La séptima razón es que usted dice que con la madre “todo es posible”. Yo le digo que no es posible destruir a un país y tener la aprobación de la madre. No es posible convertir a Venezuela en un centro de tráfico de drogas en el cual hasta su familia está involucrada y pretender que ello contará con la aprobación de las madres venezolanas. No es posible destruir la textura moral del pueblo venezolano con este narco-ejemplo y pretender que las madres venezolanas estén con usted.

Para terminar, déjeme decirle que eso de andar citando a poetas para tratar de sonar superior no le queda bien a todo el mundo, ciertamente no a usted. Estas citas melosas son  típicas de gente de medio pelo como Hugo Chávez y usted. Cuando un dictador cruel e ignorante cita a Benedetti ello constituye un atentado contra Benedetti.

María,

Madre de tres hijos, uno en la cárcel por pedir democracia para Venezuela y dos quienes andan hoy por tierras lejanas en búsqueda de la tranquilidad y bienestar que usted les robó.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »