Inicio > Cultura > ¿Cómo calmar el ardor de las quemaduras? 5 remedios que te ayudan

¿Cómo calmar el ardor de las quemaduras? 5 remedios que te ayudan

 

La mayoría de las personas han sufrido, por lo menos una vez, quemaduras en la piel. Estas pueden ocurrir debido al contacto con una fuente de calor, sobreexposición al sol, productos químicos o electricidad. ¿Cómo calmar el ardor de las quemaduras con remedios naturales?

Aunque el tratamiento de este tipo de lesiones varía en función de su nivel de gravedad, las más superficiales pueden aliviarse rápidamente con ingredientes naturales. A continuación queremos compartir 5 opciones para que no dudes en aplicarlas cuando te enfrentes a este problema.

Remedios naturales para calmar el ardor de las quemaduras

Las quemaduras involucran daños en la dermis que suelen manifestarse a través del enrojecimiento, hinchazón y ardor. Asimismo, si son más graves, producen ampollas, piel brillante y blanca o daños en los huesos y las articulaciones. En este caso, ofreceremos algunos remedios para calmar el ardor de las quemaduras leves.

Los casos de quemaduras graves deben ser atendidos por un médico. No hay que ignorar que su manejo debe ser profesional, ya que acarrean un alto riesgo de infecciones, pérdida de líquidos y otras complicaciones potencialmente fatales. ¿No es tu caso? Prueba lo siguiente:

1. Miel de abejas

miel de abejas para calmar el ardor de las quemaduras
Por su alto contenido de antioxidantes y nutrientes, la miel de abejas es uno de los mejores remedios caseros para calmar las quemaduras.

Sin lugar a dudas, la miel de abejas es uno de los mejores aliados para calmar el ardor de las quemaduras. Debido a sus propiedades antiinflamatorias e hidratantes, favorece el alivio de este tipo de lesionescuando son superficiales. Asimismo, tiene propiedades antifúngicas y antimicrobianas que reducen el riesgo de infección.

¿Cómo utilizarla?

  • Extiende una fina capa de miel de abejas sobre la zona afectada.
  • Si te es posible, cúbrela cuidadosamente con una gasa.
  • Deja que actúe por lo menos 3 horas y cambíala.
  • Repite el remedio hasta notar una mejoría.

2. Tomate

La aplicación tópica de pulpa de tomate produce un efecto refrescante que calma el ardor de las quemaduras. Además, gracias a su contenido de licopeno, vitamina A y C y agua, es un excelente aliado para estimular la regeneración de la piel dañada.

¿Cómo utilizarla?

  • Primero, tritura un tomate maduro.
  • Luego, llévalo al refrigerador unos 15 o 20 minutos.
  • Cuando esté bien frío, extiéndelo sobre la piel con mucho cuidado.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso todos los días hasta aliviar la quemadura.

3. Aceite esencial de lavanda

aceite de lavanda
Una pequeña cantidad de aceite esencial de lavanda ayuda a refrescar la piel para disminuir el ardor que producen las quemaduras.

El aceite esencial de lavanda es muy beneficioso para la salud de la piel. Si bien suele emplearse por su efecto aromático, también es útil para lesiones como las quemaduras y heridas superficiales. Sus propiedades calmantes y analgésicas aumentan la sensación de alivio ante síntomas como el ardor e hinchazón.

¿Cómo utilizarlo?

  • Combina 3 o 4 gotas de aceite esencial de lavanda con una cucharada de aceite portador (oliva o coco).
  • Seguidamente, aplícalo sobre la quemadura con un suave masaje.
  • Cubre la quemadura con una gasa y deja actuar el remedio 3 horas.
  • Luego, repite su aplicación y cubre nuevamente.
  • Repite el tratamiento todos los días, hasta notar una mejoría.

4. Harina de avena

La harina de avena es uno de los mejores productos naturales para calmar el ardor de las quemaduras. De hecho, debido a su efecto hidratante y restaurador, es idóneo para acelerar la recuperación de la piel ante las lesiones. Su aplicación tópica ayuda a mantener la dermis hidratada y libre de molestias como la picazón y descamación.

¿Cómo utilizarla?

  • Primero, sumerge media taza de harina de avena en una taza de agua fría.
  • Posteriormente, empapa un paño de algodón en el líquido y frótalo sobre la quemadura.
  • De modo opcional, aplica la avena a modo de mascarilla o en baños.

5. Té negro

Té negro.
El té negro contiene antioxidantes y ácidos naturales que ayudan a reparar la piel lesionada por las quemaduras. Además es refrescante.

Por su contenido de ácido tánico, las bolsitas de té negro resultan útiles para el manejo de las quemaduras menores. Su aplicación externa calma la sensación de ardor y estimula la regeneración de la piel afectada. Incluso, disminuye la hinchazón y las cicatrices.

¿Cómo utilizarlo?

  • Para empezar, sumerge una o dos bolsitas de té negro en una taza con agua fría.
  • Déjalas reposar unos minutos y, posteriormente, exprímelas y aplícalas sobre las quemaduras.
  • Si deseas, envuélvelas con un trozo de gasa.
  • Pasadas 2 o 3 horas, cambia el té.
  • Repite su aplicación hasta sentir una mejoría.

¿Cuándo debes acudir al médico?

Es importante aprender a reconocer cuándo es posible tratar una quemadura en casa y cuándo es necesaria la atención profesional. Por eso, para facilitarlo, ten en cuenta que debes ir al médico si:

  • La quemadura afecta un área extendida de más de tres pulgadas de diámetro.
  • Afecta zonas como el rostro, las manos o el área de la ingle.
  • Es dolorosa y adquiere un mal olor.
  • Es lo suficientemente grave como para ser una quemadura de tercer grado.
  • La quemadura fue causada por una descarga eléctrica.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »