Inicio > Política > Diosdado Cabello está en todas las opciones del poder (Y tiene un plan)

Diosdado Cabello está en todas las opciones del poder (Y tiene un plan)

 

Diosdado Cabello está en todas. Quiere estar en todas. Se está moviendo. Aparece en TV. Aparece en la Asamblea Nacional Constituyente. Aparece en un mitin. Suena en la radio. Aparece en La Habana. Cabello quiere demostrar que es factor de poder. Clave y confiable.

Juan Carlos Zapata

Fue a Cuba. Y desde el aeropuerto de La Habana, flanqueado por Adán Chávez y Darío Vivas, sentó línea: “No estamos en situación de complacer a ningún sector de la oposición que quiera pasar por encima de la ley, ni a ningún poder extranjero que mire a nuestro país como una colonia”. Esto lo dijo cuando fue preguntado sobre la negociación en Oslo, Noruega, y en caso de que se pactara el adelanto de unas elecciones presidenciales. A Cabello no le han gustado los diálogos ni las negociaciones. Ni antes ni ahora. Cabello es de la opinión de que a la oposición se le da, se le ofrece, y sin embargo, va a seguir conspirando. Para Cabello, las elecciones presidenciales son para el 2024. Las únicas elecciones previstas en el cronograma electoral son las parlamentarias. Para Cabello este es el “peor momento político” de la oposición. Y en su programa de TV se hizo eco de las palabras del secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, quien habló de lo difícil de mantener unida a la oposición venezolana. “Ojalá se organicen y lleguen a un consenso”, dijo Cabello. “Para sentarnos a dialogar sobre el futuro de nuestro país”.

Cabello envía otro mensaje desde La Habana con la foto que se tomó con Raúl Castro, General del Ejército y Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido. La foto no ofrece elementos ni adornos. Son cuatro individuos sentados en una sala casi vacía. Pero es una forma de Cabello de reconocer que el factor cubano juega como poder. Y que él también juega como poder. Se están reconociendo de manera mutua. La foto cobra importancia en el contexto actual. Luego de los hechos del 30 de abril en los que Cabello y la inteligencia cubana jugaron un rol de primer orden para desbaratar el plan que intentaba sacar a Nicolás Maduro del poder. Maduro es el factor cubano en el régimen chavista. El general Vladimir Padrino López es el factor ruso. ¿Y Cabello? Es él. Juega para sí mismo. Y juega en todos los terrenos. Con civiles y militares. Dentro y fuera del Palacio de Miraflores. Juega en la Constituyente. Juega en el PSUV. Y juega en la calle, con la militancia del PSUV, donde se muestra, porque algo busca Cabello.

Cabello envía otro mensaje desde La Habana con la foto que se tomó con Raúl Castro, General del Ejército y Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido. La foto no ofrece elementos ni adornos. Son cuatro individuos sentados en una sala casi vacía. Pero es una forma de Cabello de reconocer que el factor cubano juega como poder. Y que él también juega como poder. Se están reconociendo de manera mutua. La foto cobra importancia en el contexto actual. Luego de los hechos del 30 de abril en los que Cabello y la inteligencia cubana jugaron un rol de primer orden para desbaratar el plan que intentaba sacar a Nicolás Maduro del poder.

A Cabello no le hace ilusiones que Canadá diga que Cuba tiene mucho que jugar en la solución de la crisis política en Venezuela, ni que el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez solicite a Canadá respaldo al diálogo en Venezuela. Para Cabello, Canadá es un gobierno hostil. Como se sabe, Canadá forma parte del Grupo de Lima, y el Grupo de Lima reconoce a Juan Guaidó como Presidente Encargado. Para Cabello, Canadá hace lo que le diga los Estados Unidos. Cabello habla y es como si le llevara la contraria a Cuba. Es una forma también de mostrar que actúa como factor de poder propio que debe ser tomado en cuenta. Ya pasó, cuando Hugo Chávez estaba moribundo. Lo querían dejar por fuera de los pactos, y jugó sus cartas. Hoy, el régimen de Maduro no existiría sin el respaldo de Cabello. “No nos sacó la alfombra”, dijo una fuente madurista. “De haber sacado la alfombra, Maduro no hubiera sobrevivido”. Cabello ha estado con Maduro en todas las crisis, desoyendo a quienes le han dicho que dé el paso, y deje solo a Maduro.

Cabello quiere hoy que se le descubra una nueva faceta. La de ideólogo. Pretende un barniz de teoría e ideología. Pretende que se le ubique de manera definitiva del lado de la izquierda, que quede bien atrás aquello que le endilgaron: que era el líder de la derecha endógena, más inclinado a los negocios y al capital. Y como viene cambiando, asumiendo el discurso antimperialista y socialista, va a La Habana y se hace la fotografía, va a La Habana, y se anuncia que fue en misión de trabajo, va a La Habana y se señala que “durante el fraternal intercambio (con Castro, con Díaz-Canel y Machado) se pusieron de manifiesto las excelentes relaciones de amistad entre ambos pueblos, partidos y gobiernos. Además se abordaron los preparativos para la realización del XXV Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo, en Caracas, el próximo mes de julio”. Eso es. Aquí está Cabello en plan de protagonista del Foro de Sao Paulo. Así que este es el barniz que le falta como dirigente del poder chavista. Ya se verá con qué tesis irá al evento. Qué expondrá. Con qué teoría aparecerá. El que no es dado a discursos de fondo. A quien no se le ha conocido una idea de fondo, aparecerá en el Foro, ¿diciendo qué? Cabello es más dado a la movilización. A la agitación. A la pegada dura. A las palabras ásperas. Al que golpea, y goza golpeando a la dirigencia opositora. No le importan que le digan esbirro. ¿Qué Cabello emergerá del Foro de Sao Paulo?

De modo que Cabello quiere estar en todas. Y ya está en todas. ¿Qué busca? Aunque dice que no habrá elecciones presidenciales hasta 2024, ¿quién puede asegurarlo? Quién cuando la crisis aprieta contra Maduro y el régimen, y hay diversas agendas en el tablero. Si Cabello no descarta ninguna opción, tampoco puede descartar la opción de las presidenciales. ¿Se dejará imponer a Héctor Rodríguez como candidato presidencial? Cabello le ha entregado todo a Maduro, dirá. Y es lo que dicen los amigos de Cabello. Que inclusive el 30 de abril tuvo la posibilidad de hacerse con el poder y no lo hizo. Es el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente que el chavismo militar y civil reconocen y pudo actuar en consecuencia en vista de la mega conspiración en marcha. Pero volvió a ubicarse del lado de Maduro, y ganó, más poder ganó. Ahora quizá esté pensando que llegó el momento de su propio juego. El juego electoral. Su candidatura. Y es por ello que se muestra en todos los tableros. Y a los cubanos les dice, lo dice la foto: Yo soy un tipo confiable. Y lo he demostrado.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »