Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Ricardo Ríos a Nicolás Maduro; Hay cuarentena, pero también hay constitución

Ricardo Ríos a Nicolás Maduro; Hay cuarentena, pero también hay constitución

 

“Aquí hay cuarentena, pero también hay constitución. Ambas deben ser respetadas por todos”, así lo señaló el profesor Ricardo Ríos, miembro del Comité Ejecutivo Nacional de Avanzada Progresista (AP), refiriéndose a los “desafueros” que comete el gobierno nacional en materia de DDHH y sobre el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales “de garantizar el bienestar general del pueblo venezolano”.

Señala Ríos que “lo que tanto temíamos está aquí y solo puede empeorar si no actuamos como si fuésemos un país  de gente sensata, sin exclusiones y con mucha apertura de espíritu”. Agregó: “La salida es obvia. Salta a la vista. Acuerdos,  negociación y elecciones con nuevo CNE”.

El dirigente progresista señala que a pesar del manejo “sectario e inconsulto” de la pandemia que tiene el gobierno de Nicolás Maduro, “desde Avanzada Progresista hemos unido nuestras voces para que se respeten todas las medidas universales que ha girado la Organización Mundial de la Salud y la ONU, incluidas aquellas relativas a la creación de amplios órganos de consulta y coordinación nacional. En claro que, la cuarentena, el aislamiento social y las normas extremas de prevención sanitaria necesariamente deben ser atendidos por todos”.

Asegura Ricardo Ríos que cuando la OMS recomienda guardar la cuarentena, el aislamiento social, el lavado de las manos, la alimentación sana y balanceada, el uso de mascarillas y guantes, entre otras medidas sanitarias, lo hace pensando que en cualquier parte del mundo eso se puede hacer. “Pero, en Venezuela no es así”, aseguró.

La realidad, explica Ríos, es que hoy Venezuela es un país depauperado, con un sistema de salud colapsado, sin el correcto funcionamiento de los servicios públicos que permitan acatar la correcta recomendación de guardar la cuarentena, mantener el alejamiento social y cuidar las normas de salud. “No es un problema de estadísticas y de números. Es de la gente”, indicó.

Asegura el directivo de AP que el personal sanitario, “los auténticos héroes del momento”, están trabajando en condiciones materiales y psicológicas “deplorables”. Continua Ríos: “Muchos sitios del país llevan más de un mes sin servicio de agua potable, crisis sabida por un gobierno que en noviembre 2019 ya había negociado miles de camiones cisternas en México, ¿cómo lavar si no hay agua? se preguntan las madres cuando sus hijos salen a buscar cómo completar el ingreso familiar porque muchos viven de lo que consiguen en el día, aunque las cajas de alimentación ayuden a paliar las urgencias,  son repartidas con criterios partidistas, en la generalidad de los casos”.

Ricardo Ríos dijo que lejos del “clamor nacional”, de que se convocara  a todos los sectores y partidos,  para abordar la crisis, el gobierno “errático y represivo, persiguió insanamente  a los miembros de la Academia Nacional de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales por aplicar sus conocimientos en modelos epidemiológicos conocidos; con datos reales de la misma OMS”. Explica que “ese análisis alertó sobre los riegos de expansión, seguramente  por subregistros de casos en Venezuela, tal como lo señalara esta semana la ONU, con números diarios que comienzan a parecerse a lo estimado por los académicos”.

Considera el miembro del Comité Ejecutivo Nacional de Avanzada Progresista que “lo que vivimos nos tiene que obligar a encontrar mecanismos consensuados de soluciones. Todos sabemos que lo peor está por venir, que hay que deponer actitudes y crear un acuerdo nacional de salvación, nadie gana si todos perdemos diría Perogrullo”, expresó.

Finalmente, el profesor universitario Ricardo Ríos dijo que las soluciones intermedias a la crisis de los servicios están a sobre la mesa; “las conocemos;  podemos darle bonos sustanciales en divisas  a los venezolanos tanto en el país como los que están en el exilio. La voluntad política de la AN debe hacerse presente con hechos y no con críticas. Pongamos la prioridad en los niños, su educación, su alimentación y su salud en general. Son prioritarios los gastos para tener mejores centros de salud, pero también para que los maestros puedan desarrollar sus funciones y los productores garantizar el abastecimiento”.

NP

 

Traducción »