Inicio > Economía > Coro desplazó a Caracas como la ciudad más cara para hacer mercado

Coro desplazó a Caracas como la ciudad más cara para hacer mercado

Un puesto en el mercado municipal de Coro, estado Falcón, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19, mientras aumenta la inflación en Venezuela, que se encuentra en medio de la peor crisis económica de su historia después de siete años de recesión

La ciudad de Coro, capital del estado Falcón, superó la primera semana de septiembre a Caracas que se había mantenido por cinco semanas como la ciudad que tenía los precios más altos del país, de acuerdo con datos del Observatorio de la canasta alimentaria, una iniciativa de la fracción parlamentaria del partido Primero Justicia que salió en junio.

El 7 de septiembre el observatorio informó que en Coro una persona necesita 6,05 millones de bolívares equivalentes a poco más de 15 salarios mínimo para comprar los ocho productos que componen la sencilla canasta de PJ: carne, pollo, huevos, queso blanco, harina de maíz

En Caracas se requieren 5,94 millones de bolívares o casi 15 salarios mínimo, que se ubica desde abril en 400.000 bolívares.

«La tragedia es que mientras el salario mínimo se encuentra anclado, que no cambia, la canasta alimentaria sigue subiendo con el dólar», afirma el diputado José Guerra, economista y coordinador del observatorio. «Se ve la estrecha correlación entre la variación del dólar y el costo de la canasta, y eso está dominando la variación de la canasta».

La inflación en bolívares del promedio de las 21 canastas calculadas por el observatorio en la primera semana de septiembre fue de 7,71% mientras que la variación promedio del precio del dólar en los diferentes marcadores que cotizan la divisa en el país fue de 10%.

El estado más barato para alimentarse sigue siendo Apure, donde un venezolano necesita 4,45 millones de bolívares o 11 salarios mínimo para hacer un mercado de estos ocho productos que, según Alexis José Paparoni, coordinador de Primero Justicia en Mérida, no es suficiente para que una familia promedio -de cinco integrantes- para siquiera comer una semana.

«Son precios referenciales para mostrar lo que estamos viviendo en Venezuela. La canasta no incluye ni siquiera hortalizas, verduras ni frutas, por ejemplo. Lo que tenemos son sueldos de miseria. Maduro es hambre».

Talcualdigital.com

Traducción »