Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Arturo Molina: Día del Maestro

Arturo Molina: Día del Maestro

Me adelanto a la fecha de la celebración del día del maestro el 15 de enero, pero es innegable que en un país que valora al educador aclamaría todos los días a los profesionales de la docencia, porque en esencia es allí donde reposa el quehacer para reproducir, modificar e incrementar los saberes que han de desarrollar la sociedad en su conjunto, y es la socialización la vía para cristalizar la sana convivencia ciudadana con base al respeto y reconocimiento del otro. La complejidad del pensamiento no debe ser restringida por unos cuantos aderezados en su jauría ideológica, para ello es fundamental la pluralidad, el debate constructivo y propositivo en pro del éxito.

Quienes apuestan al oscurantismo de las personas, lo hacen con fervor a favor de la debacle, y en la educación son la representación de la miseria y la ignorancia. El desarrollo de la inteligencia y el cuestionamiento constructivo les desagrada, por ello apuntan al control social en todas sus dimensiones, e incluso, la de mayor peso, la intervención del pensamiento. La vía que accionan para tal aberración es la desesperanza, y registran con disimulo el empobrecimiento de los educadores e instituciones educativas en todos sus niveles y modalidades, al igual que al país entero, para arrodillarlos ante el tirano. Los beneficios de Ley y los devenidos de las Contrataciones Colectivas a través de largos años de lucha reivindicativa, los fragmentan con el propósito de espantar al educador reflexivo y comprometido con sus semejantes, degradando su familia y con ello a la sociedad. Desde largas jornadas ideológicas hasta pruebas netamente partidistas les impusieron a los docentes, tanto para ingresar como para ascender. Apuestan a suplantar al profesional de la docencia por arrogantes simpatizantes de su mezquina ideología política.

La educación entró en la inopia desde que llegó al poder la revolución siglo XXI. La descentralización administrativa de la educación resiste la embestida del régimen colectivista. El gobierno central ha intentado cercenar la educación regional y municipal. La Asamblea Nacional electa en 2005 aprobó Ley de educación que atenta contra los méritos de los profesionales de la educación. El Instituto de Previsión de Asistencia Social del Ministerio de Educación en beneficio del docente y su familia (IPASME), lo desdibujaron y convirtieron en un mercado persa. Se desvió la práctica educativa hacia la nada. Todo es yerba mala que crece en terreno inhóspito.

El día del maestro pasó a ser un recuerdo que marca diferencia entre las garantías del respeto y estabilidad en la profesionalización de la docencia, y el permanente abuso y atropello que reina en las huestes de los actuales gobernantes nacionales durante más de 21 años contra la educación plural y los educadores. Una conclusión sencilla de ese proceso degradante, es que el régimen colectivista es aún más dañino que el virus chino (Covid19) implantado para sembrar la muerte de los seres humanos en el mundo.

@jarturoms1 – jarturomolina@gmail.com – www.jarturomolina.blogspot.com

Traducción »