Inicio > Regional > Los trujillanos ven los supermercados llenos pero los estómagos siguen vacíos

Los trujillanos ven los supermercados llenos pero los estómagos siguen vacíos

La mayor inflación del mundo que devalúa sin freno la moneda nacional, el bolívar, ha hecho que la calidad de vida de la gran mayoría de los trujillanos descienda violentamente, dejándolos en una gran vulnerabilidad. El hambre terrible que se padece en Venezuela ha llegado a niveles de desesperación.

Así lo aseveró la licenciada Moreira Negrón, coordinadora de Justicia de Calle del Movimiento Primero Justicia en el municipio San Rafael de Carvajal del estado Trujillo, quién mencionó que el pueblo de más escasos recursos hace mucho tiempo dejo de comer carne, pollo, pescado, queso, entre otros rubros alimenticios de primera necesidad. Nunca se pensó que se pasaría hambre. De este régimen “socialista” ya no se espera nada bueno, siempre todo es peor.

La dirigente de la tolda amarilla explicó que con la reactivación del Observatorio Semanal de fecha 9 de enero que realiza PJ de la Canasta de Supervivencia en la entidad indica la imposibilidad que tienen los carvajalenses de comprar alimentos por la devaluación del bolívar y la dolarización de facto por culpa de las políticas erráticas de Maduro. Esto se suma a la falta de luz, medicinas, gas, agua, efectivo y gasolina que hace más difícil la cuarentena por la pandemia del Coronavirus.

Negrón puntualizó que el año 2021 de la canasta mínima alimentaria de solo 8 productos comienza con la tragedia de que se requieren 28 millones 310 mil bolívares, es decir, 18.10 dolares para adquirirlos pero el salario mínimo de 1.200.000 (0.76 $) no alcanza ni para comprar 1 kilo de arroz que cuesta 1.480.000. Según la ONU una persona que gane menos de 1 dólar al día está en pobreza extrema, mientras que en el país no se llega ni a un dólar al mes.

Destacó que la hiperinflación se ha encargado de pulverizar el salario y la capacidad de compra. Las constantes devaluaciones lo han llevado a convertirse en un sueldo de miseria y hambre. Lo más triste es que la alimentación de muchas familias depende exclusivamente de las cajas de comida que reparte el Estado, y estas cajas llegan muy de vez en cuando o simplemente no llegan.

Ante esto, Moreira Negrón finalizó expresando que el país se encuentra en el caos total y la situación que vive es la triste consecuencia de la política económica y social completamente alocada puesta en práctica por el régimen de Maduro, con un dólar paralelo que cerró en 1.559.524 está semana. Los trujillanos y carvajalenses ven a diario como los supermercados, bodegas y comercios están repletos de comida pero los estómagos siguen vacíos. Definitivamente esto no lo aguanta nadie, enfatizó.

El Tiempo de Valera

Traducción »