Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Eumenes Fuguet: Submarino Mosquito P-01

Eumenes Fuguet: Submarino Mosquito P-01

La historia naval venezolana registra la construcción del prototipo del Primer Submarino. El autor del proyecto y fabricación, estuvo a cargo del Teniente de Navío  Fausto Críspulo Palmieri Cuello.

El 24 de junio de 1944, durante la celebración en Puerto Cabello de la gloriosa Batalla de Carabobo y del Día de las Fuerzas Armadas de Venezuela, fecha cuando se realizaba un sólo acto, por cuánto la Armada estaba adscrita al Ejercito hasta 1946.

En el Desfile Naval se presentó y fue bautizado, el submarino monoplaza, denominado por su constructor como El Mosquito. La prensa nacional reseñó dos días después esta sorpresiva  presencia del primer submarino venezolano.

La permanencia del pequeño navío construido en el dique  cercano al castillo San Felipe, fue muy corta, al ser desmantelado por medidas de seguridad.

El teniente de navío Palmieri, nacido en Puerto Cabello el 10 de junio de 1899, realizó estudios navales en Punta Brava – Puerto Cabello. Se inició como aceitero.

Recibió varios reconocimientos, entre ellos: Insignia del Submarinista Honorario, otorgada en 1968 por el vice almirante Jesús Bertorelli Moreno, Primer Comandante del Escuadrón de Submarinos y Comandante General de la Armada.  Palmieri, es considerado como: El Primer Submarinista de Venezuela,  también es conocido como: “El Quijote Marino”.

Fausto Críspulo Palmieri Cuello

El vicealmirante Wolfang Larrazábal lo visitaba y disfrutaba de las amenas conversaciones. Mantuvo estrecha amistad con Don Miguel Elías Dao, quien fue Cronista Oficial de Puerto Cabello.

En dos matrimonios procreó diecisiete hijos, varios residenciados en el estado Carabobo. Vivió en Mariara, aficionado a la música, a la mecánica en general y a la escultura. Hablaba: inglés, italiano, portugués y el papiamento de Curazao.

En la Plaza Bolívar de la Vela de Coro, se colocó el primer monumento a nuestro Libertador, autoría de Fausto Palmieri. Igualmente elaboró y donó un Busto del ilustre prócer Diego Ibarra, colocado en la Plaza 19 de abril de Mariara.

Falleció en el Hospital Militar de Maracay el 20 de junio de 1979, a los ochenta años, a causa de una Afección Cardíaca. La Alcaldía de Mariara, le otorgó un reconocimiento Post Morten por su legado como escultor.

Honor a quien honor merece.

Referencias importantes para este escrito:

“Los Peces de Acero”, obra del almirante Eladio Jiménez Rattia.

Doctor José “Pepe” Sabatino.

Daniel Palmieri.

eumenes7@gmail.com – @historiaytradicion

Traducción »