Inicio > Interés > Plus Ultra, la aerolínea vinculada al chavismo de Cilia – Delcy

Plus Ultra, la aerolínea vinculada al chavismo de Cilia – Delcy

Quiénes son los verdaderos dueños de Plus Ultra. Esa es una de las preguntas que se repiten estos días tras conocer que el Gobierno rescatará a esta aerolínea con 53 millones de euros al considerarla “estratégica”, pese a que su peso en el tráfico aéreo español apenas era del 0,03% antes de la crisis y la empresa acumulaba números rojos desde su creación. De hecho, sorteó su disolución gracias al préstamo de un banco panameño, como reveló Vozpópuli.

Este periódico también destapó que gran parte del accionariado de la compañía se encontraba en manos de empresarios venezolanos vinculados empresarialmente con Camilo Ibrahim, un magnate venezolano-libanés próximo a la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y la esposa de Nicolás Maduro, Cilia Flores. Éstos llegaron a la aerolínea en 2017, poco después de que despegara.

Se trata de Rodolfo José Reyes Rojas, Raif El Arigie Harbie y Roberto Roselli Mieles, empresarios que, según los últimos datos del registro mercantil, participan en Plus Ultra a través de dos sociedades (Snip Aviation y FlySpain) que controlan el 56,8% de las acciones de la compañía. También ocupan puestos en el consejo de administración. De hecho, Roberto Roselli es el consejero delegado de la aerolínea.

Camilo Ibrahim Issa no figura en el complejo entramado societario de los dueños de Plus Ultra, pero sí comparte al menos dos sociedades con los tres empresarios antes mencionados, como publicó Vozpópuli. Además, estas empresas, dedicadas a “exportar café” y registradas en España, tienen el domicilio social en el mismo edificio en el que Plus Ultra tuvo su sede durante varios años, en la calle Torregalindo 1 de Madrid. La aerolínea cambió de domicilio social hace sólo un año, en marzo de 2020.

Además, otro de los nexos entre Reyes Rojas y Camilo Ibrahim es que ambos fueron citados en 2018 por la Asamblea Nacional Venezolana por “presunta corrupción” dentro de programas de ayuda social, de la mano del colombiano-libanés Alex Saab, a quien el Gobierno estadounidense ha señalado como principal “testaferro” de Maduro.

Además, hay otros dos inversores venezolanos involucrados en el accionariado de Plus Ultra. Se trata de Flavio Pedro Antonio Borquez Tarff y Héctor Antonio Tobías Roye, empresarios que aparecen en los conocidos como ‘Papeles de Panamá’ y en los ‘Papeles del Paraíso’, vinculados a sociedades domiciliadas en paraísos fiscales. Según avanzó este medio, inyectaron cada uno de ellos 1,2 millones de euros en el capital de la aerolínea a mediados de 2018; aunque se desconoce qué porcentaje mantienen en la aerolínea.

Los propietarios y los directivos de la compañía nunca han escondido sus buenas relaciones con el Gobierno venezolano. Durante un discurso en 2018, el actual presidente de la aerolínea, el español Fernando García Manso, daba las “gracias” públicamente a Nicolás Maduro tras la inauguración de la ruta directa entre Madrid y Caracas. “Sin su ayuda hubiese sido casi imposible realizar el proyecto”, aseguró entonces.

La parte española de Plus Ultra

Plus Ultra es una aerolínea fundada en España en el año 2011, aunque no empieza a operar hasta 2015, por Julio Martínez Sola y Fernando González Enfedaque, dos ejecutivos españoles que, antes de impulsar esta aerolínea, formaron parte de la quebrada Air Madrid. El último fue condenado en febrero de 2020 a once meses de prisión y a una sanción de 1,5 millones por delitos fiscales, según publicó El Correo.

Actualmente, ambos siguen presentes en el consejo de administración de Plus Ultra como representantes de sociedades accionistas. Según consta en las últimas cuentas consultadas por este periódico y firmadas el 31 de julio de 2020, Enfedaque representa a Welcoming International, una sociedad de la que hasta hace poco dependía FlySpain, con la que el venezolano Reyes participa ahora en Plus Ultra.

Otra de las sociedades que figura como propietaria es FGM Geoanalisis System, administrada por el presidente de Plus Ultra, Fernando García Manso. El vicepresidente y fundador, Julio Martínez Sola, está presente en el capital de la aerolínea con Sky Solutions, aunque se desconoce qué porcentaje del total de Plus Ultra poseen estas empresas.

La sociedad Alva Skies and Wings, administrada por Antonio Caldeiro Téllez, también figura como “dueña” de Plus Ultra. Esta empresa acudió a la ampliación de capital que realizó la aerolínea en 2018 por nueve millones de euros, en la que también participaron los venezolanos Flavio Pedro Antonio Borquez Tarff y Héctor Antonio Tobías Roye.

Además, según ha podido saber Vozpópuli, otras cuatro empresas registradas en España acudieron a esta ampliación de capital. La primera es K Hablas, una empresa de telefonía móvil que tiene al frente a José Carlos Oya, presidente de la teleco Grupo Ahí+. Éste adquirió acciones por 138.000 euros. Las sociedades Tower Valley y Patrifin también entraron en la aerolínea con 100.000 y 146.000 euros, respectivamente.

Finalmente, Saudade Flavia es otra de las sociedades que acudió a la ampliación de capital de Plus Ultra, según consta en la documentación consultada por este periódico. El administrador de esta compañía es Hugo Castaño Vega, hijo del periodista Pepe Domingo Castaño, quien a su vez controla el 70% de las acciones de la empresa, según consta en las cuentas de la compañía del ejercicio 2018.

Hugo Castaño es piloto comercial, además de apoderado y consejero de Plus Ultra. Éste invirtió 20.000 euros en Plus Ultra a título personal en la ampliación de capital de 2018, mientras que la sociedad Saudade Flavia adquirió títulos por valor de 30.000 euros.

Vozpópuli

Traducción »