Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Einstein Millán Arcia: PetroCedeño; El peor negocio del siglo

Einstein Millán Arcia: PetroCedeño; El peor negocio del siglo

Recientemente el ministro de petróleo T. Aissami anunció, que Petróleos de Venezuela asumió el 100% de la participación en Petrocedeño, luego de un proceso de negociación con la petrolera noruega Equinor y la francesa Total Energies [https://elpitazo.net/economia/empresas-total-energies-y-equinor-ceden-a-pdvsa-sus-acciones-en-petrocedeno/]. Aissami se refirió a dicha negociación como extraordinaria, sumamente exitosa y soberana [https://twitter.com/TareckPSUV/status/1420726312394711041].

Petrocedeño ha sido y es actualmente, victima predilecta de la más rancia corrupción [https://elcooperante.com/petrocedeno-la-empresa-mixta-que-no-se-salvo-de-la-gigantesca-corrupcion-el-faja-petrolifera-del-orinoco/]. Originalmente era una asociación estratégica entre PDVSA con 60%, Total con 30.33% y Equinor (antigua Maersk) con 9.67%, que producía, transportaba y mejoraba crudos del bloque Junín de la FPO, transformándolos de unos 7 a 8 grados API y 3% a 4% de azufre, a crudo sintético de unos 32 API y menor contenido de azufre.

Según la directiva de Total, la transacción fue aprobada hacia finales de Mayo’2021, significando para ellos una perdida contable de unos $1.380 millones. Justificaban públicamente la misma como impulsada por una nueva orientación estratégica, más enfocada en generación de energías de baja intensidad en emisión de carbonos (low carbon intensity), para lo cual dicen ellos, los crudos de la FPO no se corresponden. El monto real del acuerdo se desconoce.

Hechos:

En realidad fue un acto conocido en las empresas publicas como “divestment” (desinvertir), propiciado con el fin ulterior de “eliminar/borrar” de sus registros contables, renglones financieros que significan pérdidas sostenidas y cuyo pronostico operativo/financiero es poco halagador [https://www.equinor.com/en/news/equinor-second-quarter-2021-result.html], bien por razones financieras, políticas o bien, hasta por razones de índole social. Estos socios extranjeros ven (outlook) las operaciones integradas de la FPO, como de pronostico reservado, poco rentables y/o altamente riesgosas para su portafolio de negocios.

Por un lado, una empresa experimentada en transacciones de esta naturaleza como Total Energies, espera el momento de mayor nivel del barril desde el derrumbe de precios de 2014, para iniciar dicha negociación. Por el otro lado, una PDVSA financieramente contra la pared, sin talento y sin experticia acuerda negociar o asumir el control de un negocio altamente comprometido en el peor momento posible.

De existir valoración, esta se hace entre otros elementos, por expectativas de reservas a producir, además del valor real de sus activos, luego de la depreciación expuesta y su percepción de utilización futura. Como veremos en lo adelante, era el momento del vendedor; no del comprador.

Total energies aun mantiene 30% de interes en Yucal-placer-Ypergas y 49% en Plataforma Deltana bloque 4. El primero es un campo de gas no asociado y el segundo, un campo de gas condensado. Desde 2015-16, en ninguno de dichos proyectos dicha empresa ha expuesto suficiente capital para apalancar, ni acelerar su desarrollo.

Aunque Total proyecta invertir unos $23.000 millones en energías renovables entre 2021 y 2026 y a pesar de haber hecho otros acuerdos similares al de PetroCedeño (divestments) en activos de tierra y costa afuera en EEUU y UK, mantiene un fuerte crecimiento y expansión en activos de Angola que incluyen aguas profundas, crudos pesados-ácidos, livianos y gas-LNG. Total ha estado en Angola desde 1953 y casualmente permanece en varios de estos desarrollos junto a Equinor, Exxon y BP [https://www.nasdaq.com/press-release/angola%3A-total-starts-production-from-zinia-phase-2-successful-short-cycle-development].

Total parece tener planes de vender algunos activos de baja jerarquización del bloque 14 en Angola; más no aquellos del Bloque 17 correspondientes a pesado extrapesado [https://brazilenergyinsight.com/2020/11/04/total-looking-to-sell-stakes-in-several-offshore-oil-fields-in-angola/]. En 2015 Total vende sus intereses en Fort Hills para enfocarse como socio no operativo, en la producción de las arenas bituminosas de Surmont.

De manera que la justificación de empresa verde contrasta con su creciente presencia en Angola y Canadá, donde por cierto, ninguno de los proyectos de pesados/extrapesados/bitumen compite ni en costo, ni en calidad con los crudos de la FPO. En realidad, es práctica común de Total y Equinor el deshacerse de activos riesgosos y poco rentables, particularmente ante la incertidumbre de un explosivo clima político y social. Activos de elevado costo de reposición y baja rentabilidad una vez mejorado, particularmente ante la presencia de oportunidades con menor riesgo geopolítico y social como Suriname, Guyana o Brasil.

Ustedes se preguntaran, porque aun mantienen las manos en Yucal Placer y Plataforma Deltana? La respuesta es sencilla; el bajo nivel de exposición financiera y elevado nivel de despegue relativo.

Mal negocio:

De acuerdo al comunicado de prensa, PDVSA se estaría preparando para reactivar la producción de la FPO y la recuperación del “mejorador”. Asegura erróneamente dicha nota de prensa que el valor del proceso integrado de producción, transporte y mejoramiento supera los $10.000 millones. De esos supuestos $10.000 millones, un 25% a 30% correspondería al mejorador, mientras que un 35% a pozos e infraestructura de campo, el resto se diluye entre inventarios, C & A, y red de oleoductos. La eventual reactivación de Petrocedeño es ilusa dado que PDVSA no posee brazo financiero para ello.

En consecuencia, dicha la cifra de $10.000 millones está lejos de ser real, dado que se refiere a la valoración cuando dicho proceso integrado permanecía 100% operativo y aun sin depreciar, cuestión que dista mucho de ser el caso actual, donde la cadena de valor está literalmente “atrofiada”, con  más del 70% (~650 pozos) de esos 930 pozos inactivos o abandonados. Con una infraestructura deteriorada, mutilada y saqueada. Con una producción menor a 60.000 BPD, de los 202.000 llegó a producir y donde el mejorador requiere de una fuerte inversión para ser adecuadamente reactivado.

Pero la peor amenaza vista por Total pero obviada por PDVSA, es la expectativa cierta que seguramente tenia la primera, de la imposición de medidas restrictivas para procesos de mejoramiento o para cualquier proceso altamente contaminante en áreas de producción de fósiles, en cuyo caso se habría expuesto a perdida total de sus intereses en Petrocedeño, riesgo hoy asumido en su totalidad por PDVSA.

Aun en ausencia del eventual riesgo antes expuesto, PDVSA parece haber adquirido más pasivos que activos con dicha transacción y no la negociación exitosa que pretende hacer creer T. Aissami, considerando el avanzado estado de deterioro y abandono. Al valor actual, el costo de reposición de los elementos medulares en la cadena de valor pudiera ser prohibitivo, haciendo antieconómico el proyecto integrado al no ser rentable ni competitivo el barril mejorado.

Pero lo más delicado es que el propio presidente Maduro y el ministro de petróleo Aissami exponen innecesariamente a nuestra nación, al reconocer públicamente un valor que no es real, dando pie a su contraparte, a reclamar una indemnización proporcional en caso de un eventual litigio.

Tal y como expresamos tan pronto se hizo pública dicha supuesta negociación, la motivación principal estaría particularmente centrada en la aspiración “ilusa” de PDVSA, [https://twitter.com/einsteinmillan/status/1420748308239110154?s=11], de utilizar subprocesos en dichas plantas de mejoramiento para apalancar la alicaída producción doméstica de cortes, en una acción desesperada ante la permanente escasez interna de gasolinas y la comprobada incapacidad de la directiva de PDVSA, de reactivar de manera sostenida y confiable ninguna de las refinerías del país.

El rendimiento unitario del barril mejorado podría ubicarse entre un 8% a 11%, con un 30% a 35% de cortes de gasoil, en función de la eficiencia del proceso, significando solo unos 6.000 BPD de gasolinas a la producción actual de Junin. Lo que nunca se ha informado al país, ni antes, ni ahora, es el verdadero impacto ambiental del proceso de mejoramiento, ya que estos poseen el potencial cierto de generar entre 8.000 y hasta 14.000 tonne por día de CO2 al medio ambiente, equivalentes a >4 megatones de CO2 por año.

No por casualidad, ni en Angola, ni en Canadá [https://www.cbc.ca/news/canada/edmonton/total-shelves-plans-to-build-upgrader-1.869351], Total o Equinor poseen actualmente intereses en procesos de mejoramiento de crudos/bitumen. El mejoramiento ha dejado de ser un proceso rentable para la FPO, para convertirse en un proceso de elevado riesgo. Es hora de pensar en rentabilidad.

El bolsa:

No hemos conocido empresa francesa alguna y menos petrolera, que no haya explotado hasta el ultimo centavo a las naciones tercermundistas donde operan. Menos, que ceda voluntariamente sus activos perdiendo dinero, sin tener una razón de fondo. Muy probablemente, Total/Equinor están al tanto de futuros planes de endurecimiento y sanciones a nivel global, contra procesos de generación intensiva de gases tóxicos, particularmente los de efecto invernadero (GHG) como los derivados de procesos de mejoramiento, donde además se generan ingentes volúmenes de coque y azufre.

Hábilmente Total y Equinor decidieron jugar la carta del inocente con PDVSA y MENPET, haciéndoles creer que eran hábiles negociadores, mientras les entregaban activos que potencialmente se convertirán en corto plazo en seguros pasivos, en una carga financiera, cuando la idea era por el contrario, era explorar contractualmente opciones para hacerlos cumplir con los acuerdos de asociación; a invertir y producir o indemnizar a la nación.

Einstein Millán Arcia: Asesor Petróleo y Gas “Upstream”/Estudios de Especialización a nivel de doctorado en flujo de fluido en medios porosos – The University of Oklahoma, 1991 / Master of Science Petroleum Engineering – The University of Oklahoma, 1990 / Ingeniero de Petróleo Universidad de Oriente, 1979. Ha publicado y presentado en diversas revistas y conferencias internacionales más de 12 trabajos especializados en materia de Petróleo y Gas. Ha escrito más de 300 artículos de opinión y sido citado en materia de petróleo y gas en: spglobal.com, aporrea.org, NoticiasVenezuela.org, Plattsblog, Oilpro.com, las armas de coronel, Vanguardia de España, segurosybanca.com, The Slush Pit (Oklahoma Oil & Gas News), Energy Economist, Kaieteur-news & Stabroeknews Guyana, Sputnik-news y Los Ángeles Times.

@EinsteinMillan

Traducción »