Inicio > Política > Colombia controla a Monómeros porque el interinato falló al manejarla, dijo Francisco Rodríguez

Colombia controla a Monómeros porque el interinato falló al manejarla, dijo Francisco Rodríguez

La decisión de la Superintendencia de Sociedades de Colombia, de tomar el control de la empresa colombo-venezolana Monómeros, puede traducirse directamente en que el gobierno interino de Juan Guaidó ha tenido defectos en el manejo de esa compañía.

Así lo explicó el economista (phD Harvard) y director de la organización Oil for Venezuela, Francisco Rodríguez, quien en declaraciones exclusivas a ND, indicó que la autoridad neogranadina “está tomando el control de la empresa, está asumiendo la mayor figura de supervisión, lo que le da un amplio poder para ordenar decisiones de la compañía”.

“Claro, es una medida temporal, que tiene premisa en situaciones específicas que buscan que se corrijan, pero lo que es curioso es que ocurre justo bajo la administración del gobierno interino. La razón alegada tiene que ver con defectos en el manejo de la empresa, estamos hablando de defectos en el manejo del gobierno interino”, señaló.

También, expresó, es razonable pensar que haya una motivación política, por parte del Estado colombiano, de impedir que el control efectivo de la empresa vuelva a manos del gobierno de Maduro, algo que si ocurre, advierte el experto, “sería resultado de la negociación de México”.

“Habría que hacerse la pregunta de si el gobierno de Colombia debe intentar interferir con los acuerdos de México. Si la plataforma unitaria y el gobierno de Maduro acuerdan una medida y en el contexto de esa negociación hay una devolución de activos, presuntamente porque el gobierno de Maduro hace otras concesiones valiosas para la oposición, entonces lo deseable es que Colombia no interfiriese”, apuntó.Ayer se conoció que la Superintendencia de Sociedades de Colombia (SSC) tomó el control de la empresa colombo-venezolana Monómeros, de acuerdo a una resolución emitida el viernes y a la que tuvo acceso la revista Semana.

Acuerdos parciales

Consultamos a Rodríguez sobre los acuerdos parciales anunciados la noche del lunes por parte de las delegaciones del chavismo y la oposición en México.

Más precisamente y sobre el tema de la protección social, recordó que fueron creadas dos comisiones, sin que eso suponga el tratamiento a los activos de la República en el extranjero.

“Se creó una comisión para evaluar la atención social y para evaluar los problemas de sobrecumplimiento financiero”, señaló.

“Crear una comisión es aceptar que se va a estudiar más un tema, no es una medida concreta, con implicaciones reales o específicas, y por lo tanto, son avances muy limitados”, sostuvo.

Y sobre el sobrecumplimiento, explicó, “no es un problema que se resuelva en la mesa de negociación, porque tiene que ver con las decisiones tomadas por las entidades bancarias para disminuir riesgo reputacional y regulatorio, y eso tiene que ver con la relación entre las entidades bancarias y el gobierno de Estados Unidos”.

“Y ni siquiera con el tema de las sanciones. Si se estuviesen negociando sería otra cosa, pero por ello, las empresas evalúan que hay riesgos de incumplimiento de las sanciones”, comentó.

“Este es un problema regulatorio, sistémico, que se puede abordar a través de reformas y procedimientos de la OFAC. No es un tema que tenga que ver con la negociación venezolana”, explicó.

Sobre el regreso de activos, y en particular, sobre el acceso a los recursos que reposan en el Fondo Monetario Internacional (FMI), valorados en 5 mil millones de dólares; señaló que son fondos a los que la nación tiene acceso y que “técnicamente es un financiamiento a un costo ínfimo”.

“Son recursos que permiten expandir las reservas internacionales y que efectivamente se podrían utilizar”, dijo.

Pero para acceder a ellos, aclara Rodríguez, “primero hay que solventar la aceptación por parte del FMI, de un interlocutor”, pues el Fondo se ha negado a tener interlocución con ninguno de los dos gobiernos de Venezuela, “y si eso se puede resolver, se podría destrancar ese acceso”.

“El gobierno de Maduro, por supuesto, quiere que se devuelvan activos, como Monómeros, Citgo, las cuentas de empresas mixtas en el exterior, el oro en Inglaterra, estimados en 20 mil millones de dólares, a los cuales Venezuela no tiene acceso por una serie de problemas pero que son todos derivados de la crisis política venezolana: sanciones, reconocimiento”, indicó.

Francisco Rodríguez insistió en que una forma de acceder a los distintos fondos es a través del nombramiento de un directorio del Banco Central de Venezuela (BCV) por consenso, “que debería estar integrado por personas competentes, reconocidas, de alto nivel técnico y que sean aceptables para las partes”.

“Y eso lo que quiere decir es que podemos avanzar en la constitución de una institucionalidad transparente que aborde los problemas clave del país y que permita que esos recursos se utilicen con transparencia y no para beneficio de una de las dos partes del conflicto político”, sostuvo.

“De cualquier forma, se requieren acuerdos políticos, que tienen que estar hilvanados con la disposición de esos países donde están los activos, de colaborar con la implementación de esos acuerdos”, finalizó.

Noticiero Digital – @jherreraprensa

Traducción »