Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Y las becas Gran Mariscal de Ayacucho ¿qué?  

Y las becas Gran Mariscal de Ayacucho ¿qué?  

Desde hace 6 meses la  “Funda Ayacucho se burla de jóvenes Becarios y del Presidente Maduro”. Esta premisa parece que se está cumpliendo, con alevosía maquiavélica, por algunos funcionarios del gobierno, empecinados en que el Presidente incumpla una vez más.

Tristemente, un grupo de profesionales y jóvenes ven sus esfuerzos traicionados- Todos los días, en más de un año o en más de seis meses, madrugaron para enfrentarse a un tutor ruso, francés, chino o italiano, pagado por el Ministerio de educación de estos países. El asunto de enfrentarse a sus profesores, al reto del idioma, fue lo de menos, porque la motivación les hacía vencer las dudas y dificultades mayúsculas. Su lucha primordial fue hacerse de equipos de computación de alta tecnología, internet con antenas de buen alcance, baterías especiales por si se les iba la Luz. Con sacrificio lo hicieron, otros se quedaron en el intento; allí la Fundación Mariscal Ayacucho no prestó ninguna ayuda, asumieron que todos eran carajitos de plata y que no trabajaban.

Pasado lo que parecía difícil, se enfrentaron a lo insuperable, a los burócratas de la Mariscal de Ayacucho, los cuales en una anarquía bien sincronizada se ocuparon de pedirle documentos certificados, pasaportes al día; la mañana que se paraban descontentos por sus calamitosos y sufridos sueldos, los volvían a pedir.

Pasó un año para los jóvenes seleccionados en el 2020, han pasado más de seis meses para el grupo 2021. Lo invertido en los primeros pasaportes, ya no califica, porque los meses de prorroga no da los tiempos válidos. Meses atrás, habilitan el SAIME de la noche a la mañana y les piden que tienen que estar al otro día en SAIME-Caraca. Este tipo de convocatoria parte de la hipótesis de que todos los jóvenes seleccionados viven en Catia o en la Candelaria. Se sorprendieron cuando los muchachos llegaron. Los y las jóvenes, luego de recorrer parte del territorio nacional, de pasar por el matraqueo de la Guardia Nacional Bolivariana, se presentaron en el SAIME a esa eventual jornada especial y entonces los burócratas buscaron la jugada, para que el SAIME no les renovara los pasaportes. El día que llegaron se les negó esa posibilidad. Los jóvenes con sueños de doctores y magísteres, vieron como el ciudadano Vizcaíno se paseaba por entre sus burócratas y rechazaba o no daba pie a lo ofrecido.

Cuando alguno o alguna joven reclamaba sus derechos violentados, el ciudadano Orlando Melo, vocero de Funda Ayacucho, se hacía el desentendido. Él, quien es el responsable de comunicarse con estos jóvenes, para incentivarles, informarles como caminan las becas, de cumplir con las políticas trazadas por presidente Nicolás Maduro, en cuanto a: “Cursarán estudios en las mejores universidades del mundo en diferentes áreas del conocimiento, con el objeto de sustituir el modelo económico rentista por un modelo económico-productivo para el desarrollo del país”. “Este grupo de venezolanos se formarán para fortalecer la economía nacional, a través de los 15 Motores Productivos que conforman la Agenda Económica Bolivariana, puestos en marcha ante la guerra económica que la oligarquía nacional e internacional ha desatado contra el pueblo”.

Con dejadez burocrática, pero con movimientos de ajedrez, Melo y Vizcaíno se pasan por donde les conté las decisiones del presidente Maduro, en vez de estar mostrándole al país, con platillos y repiques de iglesia, esta sabia política.

Es posible que, entre el silencio de Melo y el incumplimiento de Vizcaíno, se guarde el silencio de la complicidad, para con ello, concretar argumentos para decirles a una gran mayoría, “ustedes no cumplieron con los documentos exigidos, ustedes no van pal baile”, dejando truncadas la esperanza de ellos y del Presidente.

Por ahora en estos días de septiembre 2021, la Federación Rusa, China, Francia, esperan pronto, para ayer, a más de 200 jóvenes para cursar estudios, pero la dedocracia y el silencio del Presidente, ha puesto la tilde de desesperanza a estos jóvenes.

Señor Presidente, su dedo nos tiene jodidos de tanta dedocracia. Señor Presidente, no basta con eliminar Protectores de las regiones, la falta de democracia en las instituciones, parece ser un mal mayor. Ojalá la luz de las Valquirias ilumine la esperanza de estos jóvenes y no los tome como caídos en Batalla, y en pronto vuelo de Conviasa despeguen con sonrisa de vida, hacia los países asignados. A pesar de los maltratos recibidos, en una larga y agónica jornada.

Traducción »