Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Trujillo: Arroz picado, yuca y cambur es lo que hay

Trujillo: Arroz picado, yuca y cambur es lo que hay

La papa está dura para los trujillanos a principios de este 2018.

El elevado precio de las verduras y la desaparición de la carne y el pollo, han obligado a los ciudadanos a sustituir sus alimentos por rubros más abundantes (aunque no menos económicos) como los granos, la yuca, los huevos y el pescado

La papa está dura para el trujillano. Los primeros días de este 2018, además de venir acompañados de la pelazón acostumbrada, son pocos los productos alimenticios que se consiguen a buen precio. En un recorrido por el centro de la ciudad, en el mercado informal de la calle 8, se corroboró la venta recurrente de yuca, cambur verde, huevos y ramas. De acuerdo a los entrevistados, no son los más economicos, pero sí los rubros más abundantes. No hay harina, no hay arroz, los granos están escondidos y las proteínas (carne y pollo) escasas. En consecuencia, optan por adquirir huevos, cuyo precio oscila entre 160 mil (en efectivo) y 240 mil (en los supermercados); pescado (en 170 mil el kilo) y queso (190 mil).

Otro de los productos que compran casi sin chistar es el arroz picado (30 mil el kilo) ofrecido por los comercios asiáticos, debido a que el arroz de primera tiene varias semanas ausente. Este cereal no es el preferido del paladar valerano, pero “es lo que hay” para combatir el hambre. “Me dicen que no es bueno” comentó una de las entrevistadas, “pero todo sea por darle de comer a los hijos”. Por otro lado está la yuca, a 6 mil bolívares el kilo y el plátano verde o maduro en 3 mil bolívares cada uno.

El rollo del efectivo

Para colmo, los habitantes de las Siete Colinas deben sacrificar su efectivo para comprar en la calle a “buenos precios”, pues en locales con punto, los alimentos tienen un costo mayor. Este es el caso de la panela de azúcar, que hasta hace poco se encontraba en 25 mil en efectivo y en 30 mil si se paga de modo electrónico. Esperan realmente que el aumento del salario, del 40%, ayude a palear la crisis, pero no son tan positivos. La inflación está bien alimentada, pues se come ese aumento y parte del siguiente.


Pocos productos regulados

Este 2018 también vino acompañado de pocas ventas de productos regulados en los supermercados de Valera. Parece que en diciembre vendieron todas las harinas de maíz, la pasta y el arroz, pues desde este 2 de enero no se han apreciado colas. La mayoría acepta el Bono del Niño Jesús, pero no hay qué comprar. Solamente se han observado colas en los establecimientos.

Los supermercados no han comenzado las ventas reguladas.

Deny Márquez: “compro y como lo que se encuentre. Yuca, plátanos y verduras aunque estén caras y se deban comprar con efectivo. No hay arroz, solamente picado. No es muy bueno, pero es lo que hay para comer. No hay harina”.

Laura Terán: “como lo que se pueda conseguir y comprar. Granos, especialmente caraotas en 80 mil el kilo y un arroz del bueno en 80 mil, porque no se consigue fácilmente. Además es en efectivo”.

Rafaela Bastidas: “lo que se encuentra. Pescado y huevos, por ejemplo, es lo que encontré, porque pollo y carne no hay. Yo no compro de ese arroz picado, por eso no tengo. El cartón de huevos me costó 160 mil y 300 gramos de pescado 55 mil”.

José Pacheco: “lo que se encuentra: cambures, yuca, todo muy costoso, pero es lo que uno ve. Está difícil la situación para los venezolanos en materia alimenticia. Esperemos mejore en los próximos días”.

El Diario de Los Andes

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »