Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Rafael A. Salazar: Despierta venezolano Venezuela es víctima de la guerra del petróleo

Rafael A. Salazar: Despierta venezolano Venezuela es víctima de la guerra del petróleo

Vivimos entre dos modelos de desarrollo histórico de interdependencia mundial: El de imposición colonialista de acumulación interna y externa de capital  en países y entre países de competencia de sometimiento y dominación en la acumulación delictiva de capital, atacándose las poblaciones en guerra permanente actualmente insostenible este esquema de producción y de poder llamado modernidad.  El otro modelo la post modernidad se está construyendo hacia la cooperación  fraternal histórica y ecológica es la propuesta en respuesta a la vida conflictiva de la modernidad en función del compartir de la  libertad soberana de autodeterminación de la humanidad.  Ante esta realidad los venezolanos estamos obligados a dejar de ser víctimas de la sintomatología de anomia de guerra terrorista asimétrica en las calles de este país producto de la escasez de petróleo de las compañías trasnacionales, multinacionales, optaron por desintegrar el estado venezolano como lo hicieron en Irak y Libia al robarse el petróleo de esos países asimismo lo quieren hacer en este país. Venezuela tiene las reservas petroleras más grandes del mundo, entre otros tesoros de gas, oro, coltán, uranio, bauxita, hierro, amianto, madera, agua dulce potable, entre otros. Deberíamos educar a la población venezolana conozca nuestra realidad histórica de nuestro proceso constituyente del 19 de Abril de 1810 cuando rompimos las cadenas de la imposición colonial y desde el 25 de julio de 1812 con el plan estratégico de la guerra de independencia y la unión de América Latina de Miranda y su equipo de gobierno no hemos dejado nos recolonicen los centros de poder del imperialismo internacional hasta el presente. Hemos luchado desarrollando la democracia ciudadana de consulta comunitaria participativa y protagonista cumpliendo nuestro estado de derecho de justicia social del buen compartir sin imposición es nuestro ideal.  Deberíamos administrar las riquezas del país científica y tecnológica, productivamente, en hacer feliz nuestros conciudadanos compatriotas a objeto no se destruyan entre ellos por la alienación de inconciencia de avaricia de acumular poder y riquezas egoístamente sin generosidad. Somos parte de esta sociedad y naturaleza si la dañamos nos destruimos a nosotros mismos. Las multinacionales controlaban por medio de la burocracia apátrida la faja mal llamada del betúmen y bituminosa hoy día llamada faja petrolera igualmente controlada en la presidencia de Chávez por el estado venezolano. No hay sustituto predominante energético del petróleo. Necesitamos diversificar la producción y enmendar la distribución y comercialización en Venezuela. La salvación metodológica democrática está en el proceso constituyente permanente se quede en el pueblo a objeto resolvamos nuestras diferencias, controversias, en debates y diálogos conciliatorios de justicia y paz, actualizando pacíficamente nuestros conocimientos científicos y coloquiales, nuestra abstracción de nuestra realidad concreta de totalidad histórica holística diversa, multilineal y dialéctica la modifiquemos de acuerdo a nuestros intereses soberanos, autónomos, de justicia social verdadera en autodeterminación independiente de los imperialismos de las potencias extranjeras en proceso del desarrollo histórico social de la humanidad en vivencia, convivencia y compartir la prosperidad, salud y felicidad de nuestro bienestar social en el desarrollo de este proceso concreto y cognitivo, de praxis con los pueblos del mundo. Así evitamos invasiones y nos destruyamos en guerra civil. En este presente parte del pasado en síntesis en el que construimos el futuro, donde estás fases sin estar separadas pero articuladas forman el desarrollo de nuestro devenir de nuestra totalidad histórica. La actual desestabilización en Venezuela es parte táctica de las estrategias de las empresas multinacionales del petróleo. Despierta venezolano rechacemos la violencia corrupta y autodestructiva de Venezuela. Superemos esta crisis  civilizatoria del proceso de transición de la interdependencia de la modernidad a la post modernidad, de la alienación a la libertad, de la guerra a la paz, del sometimiento colonizador a la libre autodeterminación soberana de ciudadanos, pueblos  y países. En esta transición de la modernidad de guerra colonizadora de las poblaciones dominantes al someter a dominadas a los diferentes sectores sociales mediante el terror para explotarlos y robarlos, o descolonizándonos nos liberamos en esta guerra transformando esta opresión fundamos la posmodernidad de justicia y paz respetando el derecho ajeno en valores ciudadanos aplicando la ley, el estado de derecho, en democracia. La libre convivencia del debate en democracia es mejor a la opresión de la imposición autoritaria colonizadora. Necesitamos superar los antivalores de egoísmo y autoritarismo originan la conducta violenta de los monstruos modernistas. Las libertades democráticas de expresión e ideas, las protestas y las constituyentes son derechos constitucionales legítimos deben realizarse lícita y pacíficamente en los correctivos de la patria para mejorarla por medio la visión y misión, metodología, de la denuncia y solución de su problemática histórica.

Atentamente.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »