Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Maryclen Stelling: Voto, razón y emoción

Maryclen Stelling: Voto, razón y emoción

 

Imposible obviar el carácter crítico de las elecciones del 20-M de 2018 y sus implicaciones para el país, la región y el mundo. En ese sentido, Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia, destaca la importancia que este proceso electoral tiene para América Latina y recuerda que, de igual forma, hace 200 años Venezuela desempeñó un papel importante en la lucha de los pueblos latinoamericanos por su emancipación.

En un contexto de crisis multidimensional y a pesar de la importancia de estas elecciones, las campañas en general se han caracterizado por una pobreza programática y argumental en cuanto a logros de la gestión de Gobierno, aunado a las propuestas “generalistas” de los candidatos que compiten con Maduro por la presidencia de la República.

En su lugar, con miras a activar motivaciones, predisposiciones y lograr una mayor eficacia persuasiva, se han prestigiado las campañas fundamentadas en mensajes de contenido altamente afectivo. Imperaron los símbolos, las alegorías, las imágenes, la retórica y las emociones. Campañas profundamente emotivas dirigidas a movilizar convicciones para evitar perder el poder o ganarlo.

Con miras la captura del voto y la conservación o conquista del poder, se ha prestado especial atención a “la percepción” de la crítica situación económica y política del país, sometiendo al electorado a campañas del miedo y del peligro que supone uno u otro candidato.

Dado que el voto duro se mantendrá fiel a su partido y candidato, los mensajes del “peligro” y del “miedo” pretendían incidir en el voto “circunstancial”, de carácter emocional y afectivo, propio de electores que probablemente decidirán a partir sucesos y campañas mediáticas coyunturales.

Imposible obviar el apetecido sector que ha sucumbido a la estrategia altamente emotiva del “elogio a la abstención”, orquestada desde ciertos sectores de la oposición. El país resintió una cruzada por “la esperanza”.

Dadas las condiciones objetivas, las campañas desarrolladas por los candidatos y la eficacia persuasiva de los mensajes, más la conflictiva tensión entre factores emotivos, ideológicos y de evaluación racional ante las elecciones, la interrogante con la que el país se despierta hoy domingo es: ¿Qué evaluará la ciudadanía al momento de votar?

@maryclens

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »