Inicio > Regional > Transporte en Venezuela es un caos

Transporte en Venezuela es un caos

 

La situación del transporte público en todas las ciudades de Venezuela y a es un caos, no hay capacidad de solución por parte de los gobierno, Nacionales, Regionales o Municipales. En esta noticia le entregamos la situación en varias regiones del país en materia de transporte automotor para movilización de pasajeros en rutas Urbanas y Suburbanas.

Costa del sol

Transportistas: “Ni con un pasaje en Bs. 5.000 aparecerán las unidades en Maturín”

Algunos choferes están de acuerdo con que los usuarios reclamen por sus derechos, incluso están en contra de los abusos, pero recuerdan que las tarifas no pueden ser fijas con una inflación que crece todos los días. Las paradas del centro de Maturín pasan el día abarrotadas de pasajeros esperando por una unidad.

Tras la protesta por transporte público, Maturín amaneció como si nada hubiese pasado. Los pasajeros siguen esperando hasta tres horas para subirse en un autobús y los conductores defendiéndose de la falta de unidades. Muchos alegan que la solución al problema ni siquiera se encuentra llevando el pasaje a 5.000 bolívares.

Ismael Marcano conduce una unidad que carga pasajeros desde una parada improvisada en el este de la ciudad hacia Sabana Grande, uno de los sectores populares más grande de la parroquia Las Cocuizas. Afirma que dejó de cubrir la ruat completa, que incluye el centro y parte de la parroquia Los Godos, porque implica más desgaste del vehículo.

“Tengo que cuidar la buseta porque de aquí comen mis hijos, si se me vuelve a dañar no tendré como repararlo”, dijo mientras esperaba que los pasajeros se subieran al vehículo. Considera que la solución al déficit de transporte está en manos del Gobierno nacional y no de las autoridades regionales o municipales.

A su juicio es el propio Ministerio de Transporte  debe hacerle frente a la situación. Piensa que de nada sirve hacer revisiones tras revisiones, pues no llevan a nada. Hace dos meses volvieron a levantar un censo con las necesidades de los choferes y asegura que aún está esperando aunque sea un pote de aceite.

Domingo Leal, chofer, apunta lo mismo. De seis vueltas en el día pasó a cuatro y a veces dos, cuando no tiene el dinero para completar el servicio de su autobús que va hacia la zona sur de Maturín.

Explica que para que un chofer “medio pueda solucionar”, el pasaje tiene que valer como mínimo 10.000 bolívares. “Nosotros comemos todos los días, tenemos que educar a nuestros hijos, pagar servicios y comprar los insumos para mantener los autobuses, son compromisos que no costeamos ni siquiera con los 5.000 bolívares del pasaje”, mencionó.

Leal señala que las tarifas por recorrido no pueden mantenerse fijas en un país donde la inflación crece a diario. Está de acuerdo con que los pasajeros reclamen sus derechos, pues así la situación se hace mucho más visible ante la vista del Gobierno nacional.

Idania Mirabal, usuaria, piensa que hace falta voluntad para solventar el problema. Criticó la inspección que hizo la Alcaldía de Maturín este jueves 24 de mayo en las paradas del casco central. La municipalidad desplegó fiscales para velar que los pocos autobuses tuviesen la placa que los identifica y que hicieran el recorrido completo.

“Aquí tienen que habilitar unidades pagándole a los choferes como lo hicieron el día de las elecciones”, dijo. Durante la mañana había gastado 10.000 bolívares en dos pasajes, algo que no fue controlado por los fiscales en el operativo.

En Maturín solo funcionan 175 unidades para movilizar a casi 500.000 mil personas que dependen del transporte público. Directivos de la Federación Bolivariana de Transporte del estado Monagas declaró recientemente que las llamadas “perreras” no movilizan ni al 50 % de los usuarios

Transportistas en Zulia reportan salida de circulación de más de 1.000 unidades

Un ciudadano que gana un millón de bolívares como sueldo mínimo gasta 800.000 bolívares mensuales en transporte sólo para ir a su trabajo. Gremio de transporte aumentó el pasaje y el Gobierno discute una nueva tarifa. Unas mil unidades de transporte salieron de circulación en Zulia debido a la crisis nacional.

Debido a la acentuada crisis económica nacional un aproximado de 1.050 unidades del transporte público en el Sur del Lago de Maracaibo, estado Zulia, dejaron de laborar debido al difícil acceso a insumos automotrices.

Así lo denunció David González, presidente del Sindicato Regional de Transporte en la subregión zuliana, quien lamenta que en las proveedurías de repuestos dejaron de despachar kits para el transporte público. Esperan a su vez el arribo de 220 cauchos que cancelaron por adelantado desde diciembre del pasado año.

Durante el último trimestre de 2017 contabilizaron 1.800 unidades de transporte circulando entre las 56 asociaciones de transporte afiliadas a este gremio.

González apuntó que un estimado de 750 unidades están circulando y muchos conductores están “pariendo” para conseguir cauchos, aceite, repuestos y cancelar el alto costo de la mano de obra.

“Estamos buscando repuestos y todo lo que podamos en chiveras en Colombia para seguir trabajando y mantener a nuestras familias, esta situación cada vez se hace más insostenible; queremos que las autoridades salgan a controlar la inflación”.

En la línea de transporte San Carlos circunvalación uno había 49 automóviles habilitados. Hasta esta semana sólo circulan 13 unidades, lo que representa el 26,53% de la capacidad operativa.

Nuevo aumento

La semana pasada las asociaciones de transporte decidieron incrementar 150% el pasaje. De 4.000 y 5.000 mil bolívares, hasta 10.000 y 15.000. “Esto es una necesidad que debimos hacer porque el pollo está demasiado caro y nadie pone control a los precios de los supermercados ni a las ventas de repuestos”, denunció Williberto Barrios, conductor de la línea La Gloria.

Un litro de aceite para motor cuesta 9 millones de bolívares, el equivalente a nueve salarios mínimos según el último decreto de la Presidencia de la República. Un litro de aceite dura sólo una semana. Es decir los transportistas deben abordar a 900 pasajeros sólo para poder costear el vital líquido motor.

Darío Borrego, presidente del Instituto Municipal de Transporte en la zona, sin embargo cuestionó el aumento a su juicio inconsulto por parte del gremio de transporte.

La población del Sur del Lago cancela 10.000 bolívares en traslados cortos. (Foto Cortesía Víctor Carrasquero)

“Nosotros hemos retomado las conversaciones porque ese aumento no se consultó ni con el pueblo ni con el Gobierno Municipal ni la cámara municipal, estamos elevando una serie de propuestas para que los ciudadanos no se vean afectados”.

A diario un ciudadano invierte 40.000 bolívares en llegar a sus puestos de trabajado, es decir 200.000 bolívares cada semana y se calculan que sean 800.000 bolívares mensualmente.

“Prácticamente si una persona gana un millón de bolívares sólo está trabajando para cancelar sus pasajes, si y sólo si se traslada en carritos por puesto o busetas, debido a que el servicio de mototaxi cuesta entre 30.000 y 50.000 bolívares”, agregó González.

En las próximas semanas fijarán en una gaceta municipal el nuevo ajuste de la tarifa del pasaje urbano en el municipio Colón del estado Zulia. A inicios de año, era el pasaje urbano más costoso de Venezuela, en relación al trayecto que recorren otras asociaciones de transporte en las ciudades capitales del país.

Multan a 15 choferes en Charallave Estado miranda por cobrar pasaje con sobreprecio

La sanción, que es de 25 Unidades Tributarias, fue rechazada por el Bloque Unido de Transporte del municipio Cristóbal Rojas. Los funcionarios locales desplegaron un operativo sorpresa.

15 transportistas fueron multados con 25 Unidades Tributarias (UT) por cobrar con sobreprecio los pasajes urbano, suburbano y extra urbano en el terminal de pasajeros de Charallave, estado Miranda.

Martín Rodríguez, titular de la Dirección de Transporte Municipal de Cristóbal Rojas, puntualizó que se hizo un operativo sorpresa ante las reiteradas denuncias de los usuarios en cuanto a la tarifa que se les está aplicando, la cual superaba el monto establecido.

Reiteró que el pasaje urbano es de 3.000 bolívares (lo que será 3 bolívares cuando entre en vigencia el nuevo cono monetario); Bs. 5.000 para Cúa y Ocumare y Bs. 16.000 para Caracas.

Conductores rechazan acción

Representantes del Bloque Unido de Transporte del municipio Cristóbal Rojas, en reunión con las 23 líneas urbanas, rechazaron las acciones del Gobierno local. “A la salida del terminal desplegaron funcionarios que se dedicaron a amedrentarnos y nos obligaban a cobrar un pasaje irrisorio”, dijo un chofer.

José Quintero, secretario de organización del bloque unido de esta entidad, reconoció que están cobrando por encima del precio establecido, pero argumentó que a eso lo han llevado las autoridades locales del municipio Cristóbal Rojas por no asumir su responsabilidad y sentarse en la mesa de diálogo, para darle el visto bueno al incremento del pasaje.

“Nosotros no estamos escondiendo nuestras unidades, la verdad es que 80% está paralizada por falta de repuestos e insumos. Esta situación se le escapó de las manos al Gobierno nacional y también a nosotros, ya que no tenemos recursos para reparar los vehículos”, dijo Quintero.

Le pusieron las esposas

Los conductores rechazaron el arresto de un fiscal de la línea Los Rapiditos La Cabrera, porque las unidades estaban cargando a las afueras del terminal de Charallave. Según dijeron lo esposaron. “Reiteramos que las organizaciones de transporte de los Valles del Tuy no estamos de paro, simplemente no contamos con las unidades suficientes para trasladar a los usuarios”, finalizó diciendo Quintero.

El Pitazo

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »