Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Datanalisis Al Día: ¿Bonos “Sociales” igual a Hiperinflación?

Datanalisis Al Día: ¿Bonos “Sociales” igual a Hiperinflación?

 

Desde noviembre de 2017, el gobierno venezolano ha recurrido a la transferencia de dinero en efectivo a simpatizantes, llamados bonos, como política social. Estos bonos son otorgados generalmente en feriados, con el objetivo, como el gobierno explica, de combatir la “guerra económica”. Estas transferencias son concedidas a personas con el Carnet de la Patria y, al igual que las cajas de comida CLAP, han sido usadas, según detractores, como otro método de control social. En promedio, ocho millones de personas han sido beneficiadas con estos bonos, según fuentes oficiales.

El gobierno ha otorgado un total de diez bonos desde el pasado diciembre (sin contar los bonos por parte de los existentes programas sociales, como Madres del Barrio, José Gregorio Hernández, etc., ni las pensiones a los adultos mayores). El monto per cápita entregado en los bonos comenzó en Bs. 500.000 con el Bono Navideño, entregado en noviembre. En febrero de 2018, aumentaron a Bs. 700.000 con el Bono de Carnaval, en abril llegó a Bs. 1.000.000 con el Bono de Independencia (19 de abril) y, en el último bono, del Día de las Madres, adjudicaron Bs. 1.500.000.

En total, el gobierno ha entregado más de 54 billones de bolívares desde que se inició esta práctica. Una persona, de haber sido beneficiado por todos los bonos contabilizados en este análisis, habría recibido Bs. 8.300.000, lo que equivale a $36,38 (si se toma el tipo de cambio paralelo del día de la adjudicación del bono, por cada bono). Esto equivaldría a repartir $211 millones, en siete meses, por concepto de transferencias en efectivo.

La liquidez en los últimos siete meses ha crecido exponencialmente, y coincide con el inicio de la entrega de bonos. Durante este período, el promedio mensual de crecimiento de la liquidez ha sido 51,1%, y la liquidez en abril de 2018 es siete veces más que la de noviembre de 2017; mes de la entrega del primer bono. Este alarmante incremento de la liquidez es el factor principal que empuja la inflación.

En Datanalisis estamos conscientes del impacto que esto genera en la inflación. Repartir más de $200 millones en transferencias en efectivo, en un contexto de ingresos decrecientes por la caída de la producción petrolera, genera una severa restricción en el presupuesto de la nación. El total repartido, en bolívares, es el 70,9% del total de ingresos fiscales de enero a abril de 2018. Este gasto, sumado a las otras transferencias por concepto de misiones y el resto de los planes sociales del gobierno, ha ayudado al crecimiento de la brecha entre ingresos y gastos, que ha sido financiado a través de la emisión de dinero. El financiamiento monetario del déficit fiscal ha sido el principal factor de la inflación en Venezuela en las últimas dos décadas. La Asamblea Nacional calculó la inflación anualizada de abril en 13.948%, la más alta registrada en la historia de nuestro país.

Una política de transferencia efectiva, para ayudar a las personas económicamente más necesitadas, debe estar correspondida con unos ingresos, bien sean fiscales o por concepto de renta. De continuar con estas transferencias y con el gasto sin sus correspondientes ingresos en divisa, estimamos que la inflación siga creciendo aceleradamente. El Fondo Monetario Internacional ya estimó la inflación venezolana para este año en 14.000%, la más alta del mundo. Sin embargo, si la inflación mensual promedio se mantiene hasta finales del 2018 con el promedio mensual actual (77,8% entre enero y abril), Venezuela podría llegar a presentar niveles inflacionarios cercanos al 100.000%.

José Antonio Gil Yepes: Socio Director

Arturo Villegas: Economista

Javier Hernández: Economista

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »