Inicio > Regional > Con mangos alimentan a pacientes de hospital en Maturín, Estado Monagas

Con mangos alimentan a pacientes de hospital en Maturín, Estado Monagas

 

Las camareras repartieron mangos por la emergencia pediátrica del hospital. Los empleados de la cocina del centro hospitalario, agregaron esta fruta para complementar los pocos alimentos que reciben los pacientes

El mango fue incluido en la dieta de los pacientes en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar, en Maturín. En el área de la emergencia pediátrica, las camareras entregaron una arepa “viuda” -es decir, sin relleno-, acompañada de un mango.

El personal de la cocina incluyó esta fruta en el menú de la semana para complementar la escasa alimentación que le ofrecen a los pacientes, hecho que motivo a los familiares a insistir en que la dieta de los enfermos que se encuentran en dicho centro, sigue siendo deficiente y que no sacia ni siquiera a un niño.

“Las arepas no están rellenas y parecen una moneda de 5 bolívares de los de antes. A veces entregan agua de arroz o de bollo, ni en la cárcel comen así”, dijo Anaís Blanco, madre de un niño recluido en la emergencia pediátricam quien tiene cinco días con su hijo en este servicio y asegura que el mango fue entregado este lunes para calmar el hambre.

Pero la fruta no alcanzó para todos los servicios, por lo que El Pitazo subió hasta el quinto piso del centro asistencial y allí nadie recibió mangos; lo mismo ocurrió en el cuarto piso, donde los enfermos aseguraron que deben costear su propia alimentación porque la comida del hospital es mala y las porciones son pequeñas.

Betania Campos acompaña desde hace un mes a su esposo en el área de traumatología y asegura que en las mañanas les entregan cuatro arepas pequeñas sin relleno, en el mediodía sirven tres cucharadas de arroz y con suerte sirven las mismas cuatro arepas en la cena. “Aquí se olvidaron de las proteínas”, manifestó Campos.

Lea también Ambulatorio de pueblo rural en Lara carece de insumos y agua

Luis Leal, paciente del quinto piso, afirmó que su familia se encarga de llevarle las tres comidas del día porque es la única forma de alimentarse y aguantar el tratamiento que le indicaron los médicos después de su cirugía.

Leal tiene dos meses hospitalizado y en este tiempo afirma que las camareras no le han llevado ni carne ni pollo. Les piden envases grandes, pero no los llenan; “realmente es deprimente lo que se vive en el hospital, aquí se le van millones a uno no solo en comida sino en medicinas”, expresó.

Entre el 8 y el 12 de marzo de este 2018, los pacientes no recibieron bocado alguno porque la cocina del Hospital Manuel Núñez Tovar se quedó sin proteínas, carbohidratos, verduras, frutas y hortalizas, mientras que unos 15 pacientes se quedaron sin comer porque no tenían dinero para comprar alimentos.

El Pitazo

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »