Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Carlos Guillermo Cárdenas: Voces de batas y uniformes blancos

Carlos Guillermo Cárdenas: Voces de batas y uniformes blancos

 

Una voz comienza a bullir  desde el silencio hospitalario. No es el grito del paciente que reclama la medicina para el dolor que tuerce su cuerpo inerme y debilitado. No es el fuelle del ventilador que alimenta el oxígeno del paciente grave. No es el rodillo de la camilla que transita por el pasillo.

Es el ruido a trastienda que fluye desde los rincones y paredes del hospital. Son las voces de las batas y uniformes blancos. El blanco impoluto del médico y la enfermera que alzan sus voces por aquellos que no tienen voz. Voces que vibran los muros y paredes de los hospitales venezolanos. La voz del estudiante de las clínicas médicas y quirúrgicas que vuela con escepticismo el hospital en mengua. Todos esos ruidos y voces comienzan a sentirse fuera de los muros hospitalarios, en la puerta de la emergencia y en la puerta grande del hospital.

Es la voz del jefe de servicio y departamento clínico-quirúrgico demandando recursos para la atención del paciente que toca las puertas del hospital. Es la voz del director o directora del hospital que reclama al ministro la atención que el hospital merece para aliviar el sufrimiento humano. Nunca la voz del ministro que afirmó: “sólo me comunico con el gobernador”.

Voces que se  elevan como gritos a los cuatro vientos, a los más apartados rincones de los pueblos y caminos del oriente, del centro, de los llanos, del occidente y de las montañas andinas. Son las voces que a grito reclaman el derecho más elemental del hombre y la mujer, el derecho a la salud.

Son las voces por las medicinas, los exámenes clínicos y para clínicos, la radiografía, el ultrasonido, la tomografía, la resonancia, el cateterismo, la cirugía de emergencia y electiva, la rehabilitación. Son voces que a gritos, como fuelle, emergen  de la garganta, por una atención médica digna y a tiempo, de calidad y oportuna, humana y comprensiva. ¡El grito de todos que reclama el derecho constitucional a la salud.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »