Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Optimistas

Domingo Alberto Rangel: Optimistas

 

Hoy arranca otra etapa en la tragedia nacional que va para veinte años: Otro cono monetario sale a la luz prometiendo el gobierno como antes lo hiciera Hugo Chávez con el bolívar fuerte, que con ese nacimiento se acaban los males de nuestra economía.

Eso es mentira pero igual debemos ser optimistas los venezolanos y no solo porque no hay peor situación que unir los malos tiempos a cara patibularia sino porque la condición del ciudadano que desea mejoras obliga a dar esperanzas.

El gobierno ha dicho que con quitarle cinco ceros a la moneda se acaba la hiperinflación que ha llevado a la miseria a la población venezolana.

Son deseos pero al mismo tiempo que se anuncia la moneda soberana, el presidente Maduro ofrece nuevos bonos, destinados estos a paliar los efectos del vulgar robo que significa la venta de gasolina regalada por la demagogia irresponsable, a bandidos de países limítrofes que pagan el combustible de Pdvsa, en divisas y que forman mafias con delincuentes atornillados en la burocracia estatal bolivariana.

Es decir que tales bonos tramposamente razonados como humanitarios y que más tarde serán acompañados por otros bonos quien sabe si destinados a cualquier cosa como comprar urnas porque ni las fabricamos ni Pdvsa produce divisas para comprarlas afuera… lo que vendrá, con o sin guerra económica, es una escalada en la hiperinflación que ya para diciembre pondrá al gobierno a emitir nuevos billetes.

Pero como escribo… aun así hay que ser optimistas aunque a estas alturas habrá quien me pregunte con razonable sorna “¿y cómo se come ese optimismo?

Bien, apartando mi creencia en que mejor motiva a un pueblo un líder que no por opositor deje de ser optimista… hay pequeños pasos que incluso el gobierno ha dado en la dirección de la esperanza como la despenalización del cambio de divisas por bolívares y la rebaja a cero del impuesto sobre la renta para la actividad petrolera que es la única que puede frenar rápidamente la caída económica. Eso está bien.

Pero, mejor es el descalabro del liderato de la MUD y sus clones, que sin dudas es una acción que nos lleva al optimismo… es que sin una nueva oposición, distinta a estos maletas, habría que emigrar pero en masa.

@DomingoAlbertoR

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »