Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Estas navidades pudieran ser las más negras

Gerónimo Figueroa Figuera: Estas navidades pudieran ser las más negras

 

Tal como Nicolás Maduro presenta el panorama económico y social, las próximas navidades pudieran ser las más negras que hayamos vivido los venezolanos en toda nuestra historia. La escasez, la inflación y la hambruna se pudiera multiplicar todos, los niveles sociales. La economía no se puede manejar a fuerza de decretos y mucho menos a lo que un gobernante con acciones autoritarias a trocha y mocha   pretenda imponer a como de lugar. No es con un discurso altisonante y amenazador que los precios van a bajar sino con reglas claras en la materia económica para que haya ajustes progresivos en la materia

No debe quedar ninguna duda que las medidas anunciadas con bombos y platillos por Nicolás Maduro el viernes rojo 17 de agosto 2018, son una burla mas a la inmensa mayoría del pueblo venezolano y un plan macabro cuyo único fin es seguir atornillándose en el poder sin que le importe la terrible crisis humanitaria de millones de seres  humanos que están comiendo basura y muriendo por desnutrición y falta de medicamentos, especialmente los niños recién nacidos por falta de las fórmulas lácteas que no hay en los hospitales venezolanos. Tampoco esa vaina detendrá la diáspora sino que la profundizará.

Si vemos un aumento del 6000% en el salario mínimo y el resto de las tablas de todas las nóminas de Venezuela, pudiéramos decir que la vaina no está mal para los trabajadores porque podrán comprar más alimentos y otros bienes necesarios para vivir. Si vemos que al mismo tiempo suben el IVA de 12 a 16% sin afectar los rubros alimenticios y al mismo tiempo dicen que disciplinarán las finanzas públicas, también pudiéramos decir que es necesario para fortalecer las finanzas públicas. Hasta allí la vaina va bien, pero si al mismo tiempo vemos que paga un bono de 600 bolívares soberanos que representan 600 millones del llamado bolívar fuerte, concluimos que no hay tal seriedad para sanear las finanzas.

Cuando vemos que Maduro dice que hará tres subastas semanales públicas de dólares a través del Dicon durante dos meses, y que incluso, pudieran convertirse en cinco semanales, para que durante ese tiempo los industriales puedan comprar divisas para traer materia prima para desarrollar la producción nacional, tampoco pareciera descabellado. Pero cuando vamos a la realidad es que el gobierno tiene deuda vencida por mas de 5 mil millones de dólares que no ha podido pagar por no tener como y por eso le trancaron las líneas de créditos externas, también concluimos que lo de las subastas es mentira porque no hay dólares para hacerlo.

En ese sentido ya Ely Méndez, presidente de la comisión económica de la fraudulenta constituyente y otros voceros del régimen dijeron que en las subastas del Dicon el estado no venderá ni un dólar, que todas las transacciones deben ser a través de los privados. Eso indica que desde ya esa vaina está condenada al fracaso porque nadie que tenga dólares los va a vender tan fácilmente. Por otro lado, las pocas divisas que entran al país es por la venta de petróleo y esas las monopoliza el gobierno a través del control de cambio. Es otra razón para que ese plan llegue boqueando al mes de diciembre con las navidades más negras que hayamos vivido en Venezuela.

Promete pagar la diferencia del salario de la pequeña y mediana empresa durante tres meses y los trabajadores podrán medio comprar alimento durante ese tiempo que es lo que le interesa a Maduro porque en diciembre son las elecciones de concejales y con ellas quiere demostrar al mundo que el pueblo está contento y por eso salió a votar, pero como eso está ligado a la producción nacional, esa vaina no será posible por cuanto como ya hemos dicho que no hay dólares para subastar en el mercado, ni tampoco vendrán inversiones extranjeras porque no hay confianza en un gobierno maula que no paga lo que debe, es un pelo difícil que llegue dólares frescos.

Finalizados los tres meses y no haya mas subsidio para los salarios por parte del estado, todas las pequeñas y medianas empresas quebrarán porque no podrán asumir esos costos, los emprendedores no podrán desarrollar sus sueños y miles de venezolanos pasaran a formar parte del inmenso ejército de desempleados que ya existe en Venezuela. De esa forma Maduro acusará a sus dueños de anti-obreros para expropiarlas y durante cierto tiempo seguirá pagando esos salarios con dinero inorgánico para después paralizarla como ha ocurrido como miles de grandes y pequeñas empresas que fueron expropiadas y hoy están convertidas en chatarras. Es más, ya comenzaron los despidos por “paquetes”

Después de la borrachera la hiperinflación continuará su carrera ascendente y desbocada porque la economía no se mueve al estilo de ningún dictador por decretos de controles y precios quiera que se mueva. Es una ciencia que se mueve de acuerdo a sus propias reglas… Ahora bien. Mientras vemos ese panorama muy gris para nuestro país y sus habitantes, en la otra acera, la que dice representar la oposición, no vemos nada que pueda producir luces de esperanzas en la población. Pareciera que la tan necesitada UNIDAD con mayúsculas para enfrentar al régimen, no asoma la nariz por ningún lado. Consideramos que un país que quiere cambio no se para, sino que se moviliza.

www.lodicetodo.com

@lodicetodo

[email protected]

[email protected]

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »