Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Luis Bravo / Editorial: Revista 705 Memoria Educativa Venezolana, paso a paso

Luis Bravo / Editorial: Revista 705 Memoria Educativa Venezolana, paso a paso

 

Si algo merece el calificativo de bíblico son las proporciones del terremoto económico que causó el Presidente con su cara muy lavada. Nuevo apretón  de estómago y bolsillo para quienes nunca se bebieron las mieles del ciclo de incremento de los ingresos fiscales de origen petrolero más largo y alto que conoce la historia económica del país.

La antesala al año escolar 2018-2018 está profundamente impactada por la nueva vuelta de tuerca presidencial de cara a la imposición del llamado plan de la patria, por intermedio del ya célebre Madurazo. Cuestión que amenaza seriamente la normalidad de la apertura del ciclo escolar que viene, tanto en la iniciativa privada como la oficial, como se refleja en lo que se va sabiendo de la dinámica sustantiva de los actores que definen el funcionamiento real del Sistema Educativo Escolar Venezolano. De ello nos ocupamos  en esta edición Nº 705 de la Memoria Educativa Venezolana, bajo el título: Antesala del año escolar 2018-2019 en hiperinflación mayor. Los tiempos pedagógicos del Madurazo

Un paquetazo en toda ley. Confuso, despiadado con el trabajo productivo. Malo para el emprendimiento y peor, como siempre, para los asalariados. Miserable máquina de producir miseria.

El ajuste tipo Madurazo  no tiene nada que ver con la pretensión de reanimar la economía real en beneficio del colectivo social, sea la producción, el salario o cualquiera de los objetivos que suelen tener los ajustes bienintencionados. No es un “Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad económica”, como rimbombantemente se titula el paquetazo o madurazo. Busca reanimar (por abatido al calor de la ola de protesta social y gremial que ya se siente) el control social del Gobierno para seguir gobernando.

Como conjunto,  lo del viernes 17-08-2018 es expresión de un modelo de desarrollo que eleva aún más la pobreza a miseria,  como estímulo  para el incremento de la dependencia de la población respecto a la beneficencia pública,  politiquera. Y lo único que se ajusta en términos económicos, vía aumentos del IVA, la gasolina y los servicios que presta, es el ingreso del gobierno para que siga la fiesta… en los paraísos fiscales. Poco más.

Nadie sabe exactamente hacia dónde vamos, más allá de la agudización del desastre que sufrimos, que pasa por la disolución del salario en el caldo diabólico de la hiperinflación y el juego macabro que el gobierno llama malamente Socialismo. Lo que hace presagiar aterradores tiempos para la apertura del año escolar tal cual se vislumbra en el balance del año escolar 2017-2018 que se hace en: https://app.box.com/s/rbxyfl0tmcwn795b9gkr392fy14bt8hk

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »