Inicio > Cultura > 10 frases inesperadas del impactante Francisco de Miranda

10 frases inesperadas del impactante Francisco de Miranda

 

Francisco de Miranda era un hombre tan impactante, que quienes no le admiraban le temían. Toda Europa sabía quién era.

Por Juancho Garrido/NalgasyLibros

Los españoles trataron de mil modos de que no volviera a su natal Venezuela. Sus capacidades para la guerra y su verbo podían detonar revoluciones irrevocablesque podrían cambiar el derrotero del planeta. Y así fue.

Basta con revisar su biografía para darse cuenta de que fue parte de la Independencia de Estados Unidos, de la Revolución Francesa y de la Independencia de América Latina.

Su proyecto era hacer de toda América una gigantesca nación, desde Alaska a la Patagonia. Su bien más preciado, sus libros. Su herencia, un proyecto que no se cumplió pero que inspiró a todas las causas de libertad e independencia posibles.

En su contra llegó a escribir el mismísimo Napoleón. Miranda era indetenible. Un buen día se quedó sin dinero y pidió un préstamo que usó por completo para comprar un traje de gala y pedir una cita ante la zarina rusa, a la que hizo su amante. Esa fue la última vez que se preocupó por lo material. Sus ideas iban más allá de conceptos tan básicos.

Pero dejemos que sean algunas frases, de las muchas que escribió, las que nos cuenten sobre el contenido de su cerebro.

1. “Yo soy y seré perpetuamente, acérrimo defensor de los derechos, libertades e independencia de nuestra América, cuya honrosa causa defiendo y defenderé toda mi vida; tanto porque es justa y necesaria para la salvación de sus desgraciados habitantes, como porque interesa además en el día a todo el genero humano.”

2. “Mis únicos objetivos son y serán siempre promover la felicidad y la prosperidad de mi propio país excesivamente oprimido.”

3. “El trabajo y la moral son las bases fundamentales sobre las que reposa el sólido sistema de la libertad.”

4. “… Nunca reconoceremos por gobierno legitimo de nuestra patria, sino aquel que sea elegido por la libre y espontánea voluntad del pueblo; y siendo el sistema republicano el mas adaptable al gobierno de las Américas, propondremos, por cuantos medios estén a nuestro alcance, a que los pueblos se decidan por él….”

5. “El verdadero carácter de un patriota consiste en ser obediente a las leyes de su país y miembro útil de la sociedad a la que pertenece.”

6. “Entre las diversas maneras de matar la libertad, no hay ninguna más homicida para la república que la impunidad del crimen o la proscripción de la virtud.”

7. “Las Colonias hispanoamericanas, habiendo resuelto en su mayor parte proclamar su independencia y asentar su libertad sobre bases inquebrantables, se dirigirá con confianza a La Gran Bretaña, invitándola a apoyarlas en una empresa tan justa como honorable. En efecto, si en estado de paz, y sin ninguna provocación Francia y España han favorecido y proclamado la independencia de las colonias angloamericanas, cuya opresión seguramente no era tan vergonzosa como la de las colonias españolas, Inglaterra no vacilará en colaborar con la Independencia de las colonias de América Meridional, en momentos en que se encuentra empeñada violentamente en una guerra contra Francia. Y ésta ultima mientras alardea de reconocer la soberanía y libertad de los pueblos, no se avergüenza de consagrar, por los Art. II y XV del Tratado de Alianza ofensiva y defensiva con España, la esclavitud mas absoluta de casi 14 millones de habitantes; y esto con un espíritu de exclusión tanto mas odioso, cuanto que afecta proclamar para todos los demás pueblos de la tierra, el derecho incontestable de darse las formas de gobierno que les parezca.”

8. “A ese hombre le arde en el pecho el fuego sagrado del amor a la libertad.”

9. “¡Bochinche, bochinche! Esta gente no es capaz de hacer sino bochinche.”

10. “El tamaño de tu éxito será del tamaño de tu esfuerzo.”

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »