Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Manuel Taibo: ¿Venezuela la “amenaza” para los Estados Unidos?

Manuel Taibo: ¿Venezuela la “amenaza” para los Estados Unidos?

 

La declaración del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama afirmando que Venezuela es un “Amenaza” para la seguridad nacional de Estados Unidos, no puede generar sorpresas, porque si algo caracteriza la política internacional de Estados Unidos es su continuidad en la política exterior, la cual tiene, como sustento los principios establecidos en la “Doctrina Monroe” y el “Destino Manifiesto”.

La diplomacia estadounidense ha venido plateando, desde la Asamblea General de la OEA, realizada en Guatemala en el año 1999, la tesis de adoptar la “Diplomacia Preventiva”, supuestamente, para reforzar las políticas vigentes en el hemisferio en el campo de la defensa de la “democracia”. Violan y manipulan el sentido que Naciones Unidas le confiere a dicho término.

“La Diplomacia Preventiva es una Intervención Temprana, en los asuntos domésticos de los Estados”.

George Bush, en su primer mandato, fue quien puso en ejecución lo que llamó “Política de Seguridad Nacional”, la cual estipulada, entre sus principios fundamentales, el concepto de “Ataque Preventivo”, doctrina político-militar, a partir de la cual se pretendía justificar contra cualquier otro país. Esta doctrina sirvió de fundamento para las invasiones de Afganistán, Irak y Libia, donde por cierto aún se conservan las tropas.

La declaración de guerra contra Venezuela de la administración Obama, nos recuerda también el caso de Nicaragua en 1958, cuando aquel país fue igualmente declarado por el entonces presidente Ronald Reagan como una peligrosa “Amenaza” para la seguridad de los Estados Unidos”.

Bahía de la Habana hizo estallar el crucero estadounidense Maine, enviando a la tumba a las dos terceras partes de su tripulación y provocando la indignación de la opinión pública norteamericana que impulsó a Washington a declararle la guerra a España. Lo repitió en Pearl Harbor, en diciembre de 1941, sacrificando en esa infame maniobra 2.043 marineros norteamericanos hiriendo a otros 1.148. Reincidió cuando urdió el incidente en del Golfo de Tonkín para “vender” su guerra en Indonesia; la supuesta agresión de Vietnam del Norte a dos cruceros norteamericanos, luego desenmascarada como una operación de la CIA, hizo que el presidente Lyndon B. Johnson declara la Emergencia Nacional y poco después, la Guerra a Vietnam de Norte. Maurice Bishop, en la pequeña isla de Granada, fue considerado también como una “amenaza” a la Seguridad Nacional norteamericana en 1983, y derrocado y liquidado (asesinado) por una invasión de Marines. Sin incluir el sospechoso atentado del 11-S para lanzar la “guerra contra el terrorismo”.

La medida ayudaría a proteger el sistema financiero de Estados Unidos, de los flujos ilícitos de la corrupción Pública de Venezuela; de allí que los funcionarios tienen prohibida tanto la entrada como la realización de cualquier Transacción en el país norteamericano. Estas sanciones anunciadas no estarían dirigidas a la población venezolana, ni a “su economía”. Según aclarado el director principal del Consejo de Seguridad Nacional para del Hemisferio Occidental, en llamada de conferencia de la Casa Blanca, estas apuntan a “personas específicas que han actuado en contra de los derechos humanos del país”. Por otro lado según reseña del corresponsal de ABB Mundo en Washington, Thomas Sparrow, “cuando el presidente firma una orden ejecutiva en la que declara un estado de emergencia, obtiene poderes excepcionales que le permiten, por ejemplo, imponer ciertas sanciones”, aplicándose en este caso la congelación de bienes y prohibición de entrada al país estadounidense.

El imperio busca una insurrección armada, apoyada por la infiltración militar y mercenarios, a los que llamarán “rebeldes”. Generar caos y enfrentamientos, para luego acudir al envío de “Fuerzas de Paz” con el visto bueno de las Naciones Unidas. Una posible invasión a Venezuela, fue prevista por cuatro administradores de la Casa Blanca. Desde el segundo mandato de Bill Clinton. La presidencia de Georges W. Bush; las dos gestiones. Del “pacifista” Barack Obama, se ha contemplado en los planes geoestratégicos de Estados Unidos, apoderarse del petróleo… Y de manera sistemática, se dieron los pasos para eventualmente realizar este objetivo. Así tenemos, la reactivación de la IV Flota, el 1 de julio de 2008, inactiva desde 1950. La instalación de 7 bases militares en Colombiagranadina; la instalación de la base militar de Cayena, en la Guayana Francesa; la repotenciación de las instalaciones militares de los países aliados de OTAN, en Aruba, Curazao y otras excolonias…

Según los cálculos imperiales, parece que ha llegado el momento para cumplir su propósito de recuperar la hegemonía política, militar y economica en nuestra América. Se trata de la lucha por el control de los recursos energéticos planetarios. Y aquí tenemos la mayor reserva del petróleo del mundo. Esa es la verdadera razón… La campaña mediática sin precedentes en contra de la figura del presidente Nicolás Maduro, es sólo comparable a la que le hicieron a Saddam Hussein en Irak, y el líder libio Muamar Gadafi, antes de la intervención militar a ambos países… Saddam y Gadafi, fueron acusados y juzgados mediáticamente, por “asesinar, civiles indefensos” “torturar” “masacrar” ser “dictadores”… La invasión a Irak ha dejado más de un millón de muertos, y más de dos millones de desplazados, sin contar la crisis humanitaria y la destrucción de la infraestructura y la anemia del país.

—Este artículo infiltrado, guerra contra Venezuela.

¡La Lucha sigue!

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »