Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Guillermo García N.: ¿Inflación en dólares en Venezuela?

Guillermo García N.: ¿Inflación en dólares en Venezuela?

 

En las últimas semanas hemos oído declaraciones incluso de economistas que expresan que la hiperinflación en Venezuela es de tal agresividad en el crecimiento de los precios, que en los dos últimos meses la inflación ahora es en dólares. ¿Es esto correcto en términos económicos y de concepto para calificar la hiperinflación registrada en el país como inflación en dólares? La respuesta es no.

¿Por qué está sucediendo esto y se percibe ésta situación? Desde el pasado mes de agosto el poder adquisitivo o poder de compra en dólares parece reducirse y se ha comenzado a hablar que existe inflación en dólares, debido a que cada vez son necesarios más dólares para adquirir un mismo bien. La causa de ésta situación, es que la inflación ha aumentado de manera más acelerada que la devaluación del tipo de cambio nominal en el mercado paralelo. Hasta septiembre, el nivel de precios de la economía había aumentado a un ritmo más acelerado que el precio del dólar en el mercado paralelo. Esta situación, ha hecho que cada vez se necesiten más dólares para adquirir los mismos bienes. Hay una fuerte correlación entre la emisión de monedas y billetes como a nivel de liquidez monetaria en relación con el índice de inflación. La emisión de monedas y billetes es el componente primario de los medios de pago de la gente, y un componente secundario en forma de cuentas corrientes, los depósitos de ahorro a corto y largo plazo (M2). La cantidad de liquidez monetaria es un concepto y un indicador económico importante por cuanto se le supone íntimamente relacionado con otras variables económicas relevantes (nivel de consumo, tipo de cambio). Una mayor emisión de dinero que no está respaldado en nuestro caso el bolívar con reservas en dólares y que ese mayor volumen de dinero sin respaldo no está acompañado de incrementos de producción en la misma proporción, generan presión sobre los precios. (Muchos bolívares persiguiendo pocos artículos)

¿Qué pudo afectar el rezago de ajuste del tipo de cambio? En mi opinión, hay 4 factores que han incidido en el comportamiento de la distorsión cambiaria y en el rezago en el ajuste del tipo de cambio a los niveles de inflación que se venían registrando antes del mes de agosto. 1) el anuncio de la reconversión monetaria, 2) el aumento salarial en los porcentajes tan elevados que llevo a las empresas a reservar flujo de caja para honrar compromisos de pago de salarios, 3) el pago de anticipos de impuestos y 4) el aumento del encaje legal a la banca. Todos estos cuatro factores en mi opinión han restado disponibilidad de efectivo y crédito que en un gran porcentaje iba dirigido al mercado cambiario. Si a estos factores señalados le agregamos la caída en las ventas como resultado de la depresión económica los saldos netos y pocos excedentes estarían restando demanda efectiva al mercado paralelo.

Estadísticas para evaluar. Para el año 2017 el crecimiento del M2 fue de 1112,95% y el crecimiento del dólar fue de 3227,39%. Hasta el mes de julio de 2018 antes que se tomaran las medidas el M2 alcanzo 2307,62%; y el dólar un 3089,04%. En el período Agosto –Nov 2018, luego que se tomaron las medidas, el M2 alcanza un crecimiento de 748.60% y el dólar un crecimiento de 663,41%. Para lo que va de 2018 el M2 asciende a 20328,60% y el dólar alcanza un 24245,45%.

La paridad de poder adquisitivo (PPA) “purchasing power parity (PPP)” Es una manera de expresar la equivalencia en términos de poder de compra de monedas de diferentes países. Es la cantidad necesaria requerida de moneda de un país para adquirir una misma canasta equivalente de bienes y servicios de otro país. El tipo de conversión a PPP es diferente del tipo de cambio, ya que éste último está influido no solo por las transacciones de bienes y servicios, sino también por la percepción de confianza y riesgo como reserva de valor en los mercados financieros internacionales. En términos analíticos la PPP es el cociente entre la cantidad de moneda nacional y la cantidad de moneda extranjera requerida para comprar o vender una misma cantidad de bienes o servicios. En cierto modo la PPP relaciona el costo de vida de un país en relación con la de otro. En una economía global, unificada y sin costos de transporte, los bienes y servicios idénticos deberían tener un mismo precio, en un mismo tiempo y en cualquier lugar.

Esto conlleva a que la hiperinflación que en los últimos meses ha venido acelerando a un ritmo mayor al del ajuste de devaluación del tipo de cambio, está generando que los costos de los productos en el país en bolívares expresados en dólares sean mayores que en el exterior y por ello se requieran ahora más dólares para comprar los mismos bienes en Venezuela. Esas diferencias de precios en el tiempo son compensadas por una mayor demanda de dólares, ya que se hace un bien barato relativamente y para equiparar el poder de compra del dólar en el extranjero para adquirir los mismos bienes que en Venezuela son más costosos. El dólar a su paridad de poder de compra debería situarse cerca de 650 soberanos.

[email protected]

@asesorfinaciero

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »