Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Pedro Morales: ¿Y el Táchira para cuándo?” o #YElTáchíraPaCuándo

Pedro Morales: ¿Y el Táchira para cuándo?” o #YElTáchíraPaCuándo

 

El pasado martes 20 de noviembre de 2018, la etiqueta #YElTáchíraPaCuándo logró posicionarse como tendencia nacional, esto como resultado de la invlauable labor siempre resposanble, relevante y pertinente por parte de un disntinguido grupo de profesionales de la información y comunicación del estado Táchira, que se hizo evidente concretamente  a traves de  una campaña a favor de la concientización, sinceración y potencial resolución de la problemática  compleja existente que padece nuestra sociedad, y que debe ser efectivamente gestionada con alto compromiso civico e institucional por parte de todas las personas, entes e instancias gubernamentes con competencia y responsabilidad contistucional: tanto a nivel local, regional y nacional.

En base a esta excepcional actividad comunicacional se pudo estructurar un conjunto de dimensiones y categorias las cuales algunas de ellas se presentan en este breve informe: vacio de autoridad; laberinto de la gestión pública; discriminación regional; descapitalización e infraestructura; bienestar social en involución; servicios públicos en decadencia. (Hacer click para ver base del reporte: https://bit.ly/2r5oKe2 )

Vacío de autoridad:

Internauta 1: “…anomía total de dirigencia política y social…”.

Internauta 3: “Pero esa indolencia también es del gobierno central”.

Internauta 7:“…sin que haya respuesta o actuar municipal, regional o nacional…”.

“…Cómo se explica que tengamos un enlace del gobierno nacional en Táchira, con buenas relaciones con los gobernantes regionales y municipales y sigamos viviendo en estas terribles condiciones”.

Internauta 40: “…parece que no existe ni alcaldía, ni gobernación, ni mucho menos representación del gobierno nacional para atender responsabilidades…”.

Internauta 43: “La calle Los Sauces del sector polígono de tiro fue cerrada abrupta e inconstitucionalmente, impidiendo con ello la libre circulación peatonal y vehicular”.

“Todo ello  ante la impotencia de una parte significativa de los vecinos, sin interceder o poder impedirlo las respectivas autoridades. No hay gobierno definitivamente”.

Laberinto de la gestión pública:

Internauta 8: “Gobernantes unos dicen que trabajan y otros que no tienen dinero, pero a ninguno se le ve gestión”.

Internauta 9: “Que buenos son haciendo contracampañas, pero que malos respondiéndole al Táchira que requiere acciones”.

Internauta 14: “Gobernar en tiempo de crisis requiere menos excusas y más inventiva”.

Internauta 35: “Las excusas reinan en los diferentes entes gubernamentales, todos se culpan nadie resuelve”.

Internauta 42: “…no quiero caos, quiero una solución…”.

Discriminación regional:

Internauta 3: “…indolencia oficial, la dejadez, la complicidad con contrabando, las medidas timoratas contra el desmadre en la frontera…”.

Internauta 7: “Ha sido suficiente de tanto abandono a los tachirenses, como si no fuésemos parte de Venezuela”.

Internauta 8: “…y aun así dice que este estado es importantísimo para los gobernantes”; “este estado de importante y estratégico pasó a ser el que tiene más de 7 plagas. Los habitantes no viven sobreviven”.

Internauta 22: “Nuestro estado era el refugio de todo aquel que quería tranquilidad, orden y gentileza…”; “Es muy triste que las malas políticas, el populismo y la indiferencia de sus dirigentes hayan hecho tanto daño…”.

“Y no solo es San Cristóbal es todo el Táchira… sí todito”.

Internauta 30: “Posiblemente al Táchira le estén pasando factura por ser uno de los estados que más se destacó en las protestas”.

Internauta 39: “Táchira no aguanta más tanta desidia…”

Descapitalización de la infraestructura:

Internauta 18: “…y las infraestructuras destruidas como el centro cívico, cotatur, el edificio de la carrera 8 frente a las cabañas, entre otros, que aparte de representar riesgos afean la ciudad”.

Internauta| 26: “Mientras en otros países las noticias son la inauguración de laboratorios de investigación de alta tecnología, acá en mi amada ULA Táchira, la noticia de la semana es la colocación de uno que otro bombillo…”.

Internauta 28: “Las vías principales de los municipios a punto de colapsar”.

Internauta 31: “Entrar al Táchira por la carretera de los llanos es una experiencia aterradora. Es como entrar a una zona bombardeada, la vía totalmente destruida que a su vez destruyen carros y vidas (y familias). A nadie le duele. Sólo a las víctimas (y sus familias)”.

Bienestar social en involución:

Internauta 8: “Además de las colas para comprar productos, de los altos costo de la vida, la gente debe caminar entre mugre, y zamuros…”.

“El Táchira está feo, huele feo, se ve feo…”; “El Táchira a punto de que se desate una epidemia por basura…”.

Internauta 10: “Dejamos de trabajar, de descansar, de vivir por estar en una cola de gasolina”.

Internauta 29: “La canasta alimentaria familiar en Octubre tuvo un costo de BsS. 52.322,32. Una familia honesta venezolana necesita 29 salarios mínimos al mes para comer, es decir casi un salario mínimo diario para alimentarse”.

Internauta 37: “Transitar de noche es un atentado, vivimos en total oscuridad”

Internauta 38: “Por cierto ¿cómo se acaba con la plaga de moscas?”.

Servicios públicos en decadencia:

Internauta 1: “… padecimientos por gas, agua, gasolina, energía, internet, vialidad, comida, medicinas y empleos dignos”.

Internauta 7: “…Tenemos montañas de basura en las calles, ratas, cucarachas y se ha pedido la declaración de emergencia sanitaria…”.

“Vivimos en condiciones terribles, ningún servicio público funciona…”.

Internauta 32: “Un Estado en el que no hay agua, luz, gasolina, alimentos, alumbrado público, vías llenas de huecos y en el que la basura adorna las calles, sus gobernantes solo están pendientes de la “foto”.

Internauta 39: “Táchira quiere gas doméstico, gasolina, agua, seguridad, asfaltado, recolección de basura, electricidad y mejor vialidad”.

Internauta 41: “No creo en discursos baratos si nos humillan por falta de gas doméstico”.

Parte de las conclusiones emergentes que se derivan:

I) El problema venezolano con rango de “emergencia compleja humanitaria”, tiene graves daños en sus raíces y sus pilares estructurales. Muestra de ello es el vacio de poder y la falta de presencia eficaz y efectiva del gobierno en todas sus instancias y niveles.

II) El incumplimiento sistemático de la plataforma constitucional por parte de los mismos entes e integrantes del Estado venezolano y la distorsión del sistema de valores morales y eticos, representan en conjunto factores eenciales del proceso desintegración y agravamiento sistematico de la sociedad venezolana.

III) La anomia, la anarquia y el libertanije se han convertido en las alternativas de gestión para los diferentes actores sociales, economicos y politicos.

IV) En contra de la economía real que fundamenta el bienestar verdadero y duradero, existe un conjunto de factores que convergen a un denominador común en todo este caos y complejidad. Estos guardan correspondencia con la economía del regalo, el silencio y la complicidad institucional, el accionar antieconómico, la maniobra antiética y la inefectividad del sector público entre otros.

V) En un país como Venezuela que está en quiebra sostenida como resultado de una ineficaz e ineficiente gestión gubernamental, el hecho cierto que hayan venezolanos con “riqueza creciente” y “poder adquisitivo positivo agravante”, solo significa que nuestra realidad es absolutamente desastrosa en su sistema de valores.

VI) La “ignorancia como una de las peores enfermedades”, la apatía, la indolencia, la negligencia, la solidaridad mal concebida y la complicidad por acción u omisión sostienen la perenne decadencia en todo el sistema…con signos muy graves de irreversibilidad…

VII) Todo este padecimiento agónico es deliberado e inducido, que se ha desarrollado en el país con complicidades internas y externas, con el proposito inmoral y criminal de construir un escenario caótico, inestable e infrahumano.

VIII) La fortaleza espiritual es de trascendental importancia para los creyentes de Dios y su suprema misericordia, sobre todo en estos momentos de confusión e intriga.

El primer paso hacia el cambio es la conciencia. El segundo paso es la aceptación”. Nathaniel Branden (1930-2014)

[email protected]

@tipsaldia

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »