Inicio > Economía > En default y sin un cambio de modelo “no se podrá recuperar Pdvsa”, dice Ramón Key

En default y sin un cambio de modelo “no se podrá recuperar Pdvsa”, dice Ramón Key

“O se cambia el modelo, o no podremos recuperar la industria petrolera“. La advertencia fue realizada por el economista Ramón Key, quien precisó que la menor disponibilidad financiera en Pdvsa ha complicado la operatividad de todo el Estado venezolano.

“El sector petrolero y el energético son los únicos que sostienen el modelo actual (sistema político). Pero ambos sectores colapsaron, incluso antes de la caída de los precios del petróleo”, dijo el consultor en un foro sobre la recuperación del sector de los hidrocarburos en Venezuela, organizado por el Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa).

A juicio del experto, las fisuras del actual sistema político comenzaron a verse en el año 2014, cuando se registraron los primeros signos de contracción económica. En ese año no solo se redujo la producción nacional en 1,5%, según el BCV, sino que Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la principal proveedora de divisas del país, vio su operatividad caer en 70% entre 2006 y 2014.

“Justo en 2014 se registraron los descensos en el precio del petróleo, y eso se tradujo en la caída en la inversión dentro de la industria“, explicó. Para Key, quien también dirige el Centro Internacional de Energía y Medio Ambiente del Iesa, esto llevó a resultados poco alentadores: un déficit financiero nunca antes visto en la historia del país; y el financiamiento monetario desde el BCV a todas las empresas del Estado.

Pdvsa retrasada en pagos a proveedores

El descenso de la producción ha generado que los ingresos de Pdvsa también se desplomen. Y, sumado a una deuda estimada de $150.000 millones, pone en jaque la capacidad del país de poder honrar sus compromisos externos.

El profesor Key insiste que haber caído en default es el signo “más evidente de estrés” en la compañía.

El origen de esta situación, detalló, radica en la expansión de la jurisdicción del Estado durante los períodos de altos precios del crudo. “Esto significa que tiende a evadir las competencias en un excesivo centralismo e invade los espacios de producción de bienes privados. Se genera una excesiva dependencia de todo el sector productivo al Estado”, dijo.

Y la consecuencia directa, según el economista, es que cuando el Estado se queda sin recursos, es incapaz de mantener la estructura que creó. “Se genera un colapso cuando se derrumban los precios petroleros. Y con ello cae toda la estructura estatista. Se genera la pérdida de productividad, se deteriora el ingreso fiscal y la calidad de vida de los venezolanos”, concluyó.

Recientemente los Gobiernos de China y Rusia, principales socios comerciales de Nicolás Maduro, se negaron a otorgar nuevo financiamiento a su homólogo venezolano. En cambio, el presidente de la petrolera rusa Rosneft, Igor Sechin, viajó a Venezuela para reunirse personalmente con el jefe de Estado y reclamarle por el incumplimiento en los envíos de petróleo para cancelar las deudas contraídas.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »