Inicio > Interés > Disturbios e incendios en París mientras Macron está en el G20

Disturbios e incendios en París mientras Macron está en el G20

Por tercer sábado consecutivo se extendieron las protestas en en los Campos Eliseos, llegando a forzar las barreras de protección del Arco del Triunfo, donde los manifestantes escribieron “los chalecos amarillos triunfarán”.

EFE

El primer ministro francés Édouard Philippe señaló que “el hecho de que el Arco del Triunfo haya sido marcado, de que alrededor de la tumba del soldado desconocido pudiera tener lugar una manifestación. No estoy contento con estas imágenes, me sorprenden”.

Los enfrentamientos con los antidisturbios volvieron a marcar este sábado 30 de noviembre la manifestación, cuando medio millar de manifestantes – algunos encapuchados – comenzaron a levantar barricadas y a forzar los accesos a la avenida llevando a las autoridades a responder con gases lacrimógenos y cañones de agua.

“200 manifestantes pacíficos en los Campos Elíseos. 1.500 alborotadores en el exterior del perímetro con la intención de deshacerlo. Nuestras fuerzas del orden responden frenando a los violentos: 39 detenciones por el momento”, declaró en Twitter el ministro francés del Interior, Christophe Castaner.

Mientras que las escenas de caos se repiten en torno a la Place Étoile, donde se encuentra el Arco del Triunfo que corona los Campos Elíseos, con el incendio de terrazas, lanzamiento de adoquines, y lanzamiento de agua mediante cañones o gases lacrimógenos por parte de los antidisturbios, medio millar de manifestantes protestan de forma pacífica a lo largo de la avenida.

En el grupo de manifestantes existen otros más radicales que muestran las divisiones existentes “Quiero que la tensión suba porque si seguimos siendo amables nadie va a hacernos caso”, argumentó un manifestante en la emisora “BFM TV”.

Philippe insistió en la voluntad del Gobierno de dialogar con los que deseen transmitir su mensaje junto a organizaciones sindicales o políticas y defendió el derecho de reunión y expresión pero se mostró firme en “no dejar pasar” ninguna acción violenta.

Las movilizaciones de los “chalecos amarillos” se producen contra el alza de los impuestos al carburante estimada para el mes de enero próximo y la pérdida de poder adquisitivo, según han señalado.

Entre reivindicaciones de diverso calado, pidieron una subida del salario mínimo, reducción de los alquileres e incluso la dimisión del presidente, Emmanuel Macron.

Los alrededores de los Campos Elíseos se han convertido en un escenario de guerra, cubierto por una masa de gases lacrimógenos y humo por los numerosos incendios de coches, contenedores y terrazas en numerosas avenidas del centro de París, según información de la agencia de noticias

La zona más asociada al poder político, donde residen embajadores y diplomáticos y se localizan buena parte de las instituciones públicas, es el foco de estos enfrentamientos, en los que 158 personas han sido detenidas según cifras del ministerio del Interior.

Fotos: EFE

Esta nueva manifestación en París era observada con preocupación por el ejecutivo de Macron, que accedió a la presidencia francesa hace solamente 18 meses y cuya popularidad cae de forma imparable. El presidente francés asiste este sábado en Buenos Aires a una cumbre del G20.

La primera jornada nacional de los “chalecos amarillos”, el 17 de noviembre, había congregado en toda Francia a 282.000 personas, y la segunda a 106.000, 8.000 de ellas en París.

Este movimiento de cólera y protesta se extendió el viernes a Bélgica, donde un centenar de “chalecos amarillos” se manifestaron en Bruselas.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »