Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Si no lo hacen este año, después no podrán

Gerónimo Figueroa Figuera: Si no lo hacen este año, después no podrán

 

No hay ninguna duda que este año es crucial para que las fuerzas democráticas venezolanas desde las direcciones de los partidos políticos y en la Asamblea Nacional se pongan de acuerdo para echar del poder a la dictadura de Nicolás Maduro. No hay más tiempo ni más espacios para seguir vacilando con reuniones y “diálogos” que solo han servido para que el régimen gane tiempo y se haya atornillado más en el poder. Es fundamental para el país que la Asamblea Nacional, la que elegimos el 6 de diciembre de 2015 declare la usurpación de poder y nombre un gobierno de transición y UN IDAD Nacional.

El dialogo solo es posible para quienes creen en la democracia y en la alternancia de poder, y está más que comprobado que Nicolás y su régimen no son demócratas ni creen en la alternancia de poder. En estos 20 años su único objetivo ha sido mantenerse en el poder como sea, sin que les importe el terrible daño que le han ocasionado al pueblo venezolano, quien ya no aguanta más engaños ni más burlas con falsas parodias de diálogos y falsas electorales diciendo que ahora si es verdad. Llegó la hora de que la Asamblea Nacional con Juan Guaidó a la cabeza agarren el toro por los cachos y le den su buena sacudida.

No hay que olvidar que después de las elecciones parlamentarias de 2015 que ganamos con más de ocho millones de votos para un resultado de una mayoría calificada de 112 diputados, Nicolás Maduro maniobró para inhabilitarla con trampas a través del tsj, sino que en cadena nacional dijo que más nunca realizaría elecciones para perder, y es a partir de ese momento cuando desde el CNE capitaneado por Tibisay Lucena multiplicaron el ventajismo para asegurarse de no perder las elecciones de gobernadores y alcaldes en 2017, y la parodia de las presidenciales de mayo en 2018, con los resultados ya conocidos.

Juan Guaidó y la Asamblea Nacional sin que les tiemble el pulso y sin mirar para los lados, deben cumplir y hacer cumplir el artículo 233 de nuestra Carta Magna. Si cumplen con ese mandato no solo estarían demostrando que rectificar es de sabios, sino que estarían recuperando la democracia y la libertad para el pueblo venezolano que tanto ha sufrido en estos 20 años de infierno al que ha sido sometido, pero al mismo tiempo la Asamblea Nacional y los partidos políticos democráticos automáticamente recobrarían la confianza de la ciudadanía venezolana, y se haría justicia sobre los caídos en todas las manifestaciones pacíficas.

Pero si dejan pasar 2019 como ocurrió con 2016, 2017 y 2018 que fueron prácticamente sin penas ni glorias, apenas con algunas burbujitas de gestión con poca importancia para resolver la crisis, y no se atreven a dar ese paso que la historia pone en su camino, y empiezan con el guabineo a buscar 20 patas al gato cuando saben que solo tiene cuatro, a menos que sea mocho, la factura que pagaran será bastante cara. No solo se hundirán en el basurero de la historia, sino que perderán para siempre el respaldo y la confianza del pueblo venezolano y de la Comunidad Internacional.

En ese sentido no deben pararle a las amenazas de cierre por parte del fraude constituyente, pero también es bueno recordar que si la vaina sigue igual como en los últimos tres años, y siguen creyendo en las parodias de diálogos y dejando correr el tiempo, entonces las próximas elecciones parlamentarias de acuerdo a la Constitución Nacional deben realizarse en el 2020, donde no tengo dudas que algunos come flores y de otras características, decidan participar argumentando no dejar perder los espacios, y es allí donde dificulto que el pueblo venezolano salga a votar masivamente como lo hicimos el 6 de diciembre de 2015. Entonces Maduro y su camarilla recobrará la Asamblea Nacional y la oposición venezolana habría perdido una gran oportunidad en 2019.

En este momento crucial cuando soplan ventarrones de libertad para nuestro país, es necesario que nos pongamos de acuerdo para echar del poder al enemigo que tenemos en común y fortalezcamos la lucha junto a la Asamblea Nacional para consolidar el gobierno de transición y UNIDAD Nacional que nos conduzca en un futuro no muy lejano a elecciones libres donde participemos todos como queramos, pero en este momento es importante que uno de los nuestros asuma el liderazgo para recuperar el país. En ese sentido recordamos como diría ese gran líder y estadista, Carlos Andrés Pérez: MANOS A LA OBRA.

@lodicetodo

[email protected]

[email protected]

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »