Inicio > Economía > ¿Y cuál es el misterio del Banco Central de Venezuela?

¿Y cuál es el misterio del Banco Central de Venezuela?

 

¿Qué pasa en el BCV? El primero en hacer la denuncia fue el diputado José Guerra. El BCV está cerrado. El edificio del Banco Central de Venezuela lleva cerrado 3 semanas. Lo insólito. Y como dice el analista Orlando Zamora, colaborador de KonZapata, esta es la primera vez en la historia que ocurre un hecho así. Y no se justifica.

Juan Carlos Zapata

En efecto, los apagones no justifican el cierre del BCV. Se supone que la electricidad llegó por zonas en Caracas. Se supone que el BCV es de las instalaciones prioritarias para que sea asistido con el servicio. Pero aún más. Zamora que, al igual que José Guerra, se desempeñó como funcionario del instituto emisor, recuerda “que el BCV dispone de fuentes de agua propia en su subsuelo”. Y cuando se construyó el edificio, todo fue previsto, dado el carácter estratégico del conjunto que conforman la Torre Financiera y el Edificio Sede. Es así como el BCV también “instaló plantas de emergencia totalmente autónomas”, recuerda Zamora.

También José Manuel Rotondaro, colaborador de KonZapata, advertía la semana pasada de la situación en las dependencias públicas, a donde los empleados no pueden acudir porque faltan el agua, la luz, los ascensores. Sin embargo, alguna actividad, escasa, pero alguna se registra, a pesar de que esos edificios no cuentan con las condiciones especiales del BCV.

Chávez decía que en abril de 2002 había perdido la virginidad política. Y que más nunca lo cogerían por sorpresa eventos como la marcha del 11 de abril. Esta lección es la que ha aprendido Maduro. De allí que cada vez que la oposición convoca una marcha en Caracas, Maduro convoca la suya. Es conocido este esquema. El uso de las masas como muro de defensa del poder. ¿Y eso es todo? Dado el escenario, cuyas implicaciones escapan al ámbito nacional, el régimen puede estar ejecutando operaciones más allá de lo normal. ¿Dispositivos militares? ¿Es esto lo que está pasando en el BCV?

Tan cerrado se encuentran los edificios del BCV que, incluso, el operativo de venta de productos alimenticos subsidiados por parte del régimen de Nicolás Maduro a los empleados del BCV, fue realizado en otro lugar. El país pudo ser testigo de ello. También el diputado Guerra informó de este operativo. Se observaron las colas de vehículos de los empleados que se extendía desde el barrio Chapellín hasta el colegio La Salle en la Cota Mil. Era, lo que se llama en lenguaje coloquial, una cola kilométrica. Al menos cinco horas de cola era lo que requería un empleado para llegar a la meta donde lo esperaba un combo de pollo, aceite y cereales, según señala Zamora.

¿Es normal que ocurra esto en el BCV? ¿Es normal teniendo en cuenta las características del conjunto? Entonces surgen las conjeturas. Las dudas. Las preguntas. ¿Qué pasa en el BCV? Lo primero en lo que se piensa es en el oro. Las reservas de oro. Ya hay antecedentes del oro movilizado de manera furtiva. No obstante, si el régimen lo ha hecho, ¿por qué ampararse bajo la situación extraordinaria? ¿Para qué cerrar los edificios? Lo segundo en lo que se piensa es que también destruyeron las máquinas y las plantas que permiten el suministro autónomo de agua y luz al conjunto del BCV. ¿Será posible? Es posible.

Pero en lo tercero que se piensa es que el BCV es una especie de bunker. Un bunker ubicado cerca del Palacio de Miraflores. Un bunker en la ruta al Palacio. Un bunker estratégico. Con ubicación estratégica. Hubo un tiempo que se conjeturó, también, que varios edificios públicos, y varios edificios expropiados, fueron “habilitados”, “acondicionados” o “preparados” con dispositivos de seguridad, previendo disturbios, marchas, e inclusive un estado de insurrección general que ponga en peligro el poder, el poder instalado en el Palacio de Miraflores. Todo esto se pensó luego de los sucesos de abril de 2002 que echaron a Hugo Chávez del poder, de aquella insurrección popular que movilizó, tal vez, un millón de personas.

¿Cabe pensar en ello? ¿Cabe la conjetura hoy? Precisamente cuando Juan Guaidó acaba de poner en marcha la Operación Libertad. El sábado se registró la primera movilización. Este miércoles habrá otra. Y el plan de Guaidó es ir sumando capacidades y fuerza. Que las movilizaciones se hagan cada vez más grandes. Se recordará que también se ha hablado de la gran marcha de Caracas, de una jornada que incluirá el desplazamiento de gente del interior del país hacia la capital de la República, asiento del poder central, sede del Palacio de Miraflores.

Chávez decía que en abril de 2002 había perdido la virginidad política. Y que más nunca lo cogerían por sorpresa eventos como la marcha del 11 de abril. Esta lección es la que ha aprendido Maduro. De allí que cada vez que la oposición convoca una marcha en Caracas, Maduro convoca la suya. Es conocido este esquema. El uso de las masas como muro de defensa del poder. ¿Y eso es todo? Dado el escenario, cuyas implicaciones escapan al ámbito nacional, el régimen puede estar ejecutando operaciones más allá de lo normal. ¿Dispositivos militares? ¿Es esto lo que está pasando en el BCV?

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »