Inicio > Opinión > Gustavo Coronel: Carta a Vladimir Padrino López, quien dice “intentaron comprarme”

Gustavo Coronel: Carta a Vladimir Padrino López, quien dice “intentaron comprarme”

 

“Gracias COMANDANTE!. Seguiremos aferrados a las ideas y a las causas más nobles de la humanidad. ¡Hasta la Victoria!”, escribió en su cuenta, @VladimirPadrino el 5 sept de 2015

 

Sr. Vladimir Padrino López
Vergonzoso miembro de la Fuerza Armada venezolana:

Su propia madre le ha dicho públicamente que cese en su empeño de apoyar al ilegítimo usurpador que se sienta en Miraflores. Su familia entera se lo ha pedido. El 90% + de los venezolanos desea ver el régimen de Nicolás Maduro que usted apoya fuera del poder, sus miembros en la cárcel, a fin de que paguen por la mayor acumulación de crímenes que el pueblo venezolano haya tenido jamás que sufrir. Ni Boves causó tanta muerte y desolación entre los venezolanos como este régimen que usted defiende y del cual forma parte protagónica.

Al pedido conciliador del gobierno legítimo de Juan Guaidó de dejar de apoyar al cachorro cubano que se sienta en Miraflores, usted ha respondido: “Intentaron Comprarme”. Y ha agregado: “Da mucha indignación por dentro que me vengan a comprar con una oferta engañosa, estúpida, ridícula, con esas ofertas que andan haciendo de la boca para afuera”.

Por lo que usted dice, arriba citado, es evidente que si usted no hubiera considerado la oferta “engañosa” la habría aceptado. Lo que usted admite con su declaración es que no le ofrecieron lo suficiente.

La verdad es, Sr. traidor, que usted ha estado en subasta. Hasta ahora Maduro le ha hecho una oferta que no ha podido rehusar. Le mantiene de ministro, le ha dado en control a lo que queda de PDVSA, tiene usted la exclusiva del contrabando de gasolina en el país, no hay alimento que se importe o se distribuya en Venezuela que no esté en manos de sus cómplices militares y civiles. Su lealtad a los Castro es bien conocida, hasta el punto de haberse arrodillado frente al carnicero Fidel Castro.

“Intentaron Comprarme”, dice usted. Lo que trató Guaidó fue apelar a su sentido de decencia y al escaso remanente de su lealtad institucional para que hiciera lo correcto. Ya sabemos que usted no tiene ni lo uno ni lo otro. No es posible comprar a quien ya está vendido. Desde que el chavismo y el madurismo se instalaron en el poder en Venezuela usted se ha mostrado como codicioso incondicional de esas dictaduras, ha aceptado la tutela de Cuba en la Fuerza Armada que usted dirige y ha atado su futuro profesional al indigno carromato de la usurpación y el delito.

¿Cómo pedirle un gesto digno a un cobarde traidor como usted? En la historia de Venezuela su nombre será maldito para siempre, junto a los nombres de Chávez, Maduro, El Aissami, Cabello y la legión de narcos y criminales que ha mantenido a Venezuela rehén de sus tropelías por 20 años. Unos primero, otros después, todos ustedes, miembros de la pandilla que arruinó a Venezuela, serán objeto de la justicia, internacional o doméstica, terrena o divina. Hay miles, millones de venezolanos quienes se encargarán de presionar para lograr que toda la gentuza de la cual usted forma parte reciba su justo merecido. No habrá lugar para que el gusano verde oliva pueda esconderse.

Que triste haber vivido como usted, traicionando su juramento, arruinando a sus compatriotas, sirviendo a déspotas foráneos, controlando empresas que se lucran con los dineros del pueblo, maniobrando y manipulando como forma de vida, recibiendo el rechazo de su propia familia, de hasta de su propia madre y el desprecio de los venezolanos.

Si algún día usted se cruza en mi camino, trataré de abofetearlo, como se merece su calaña,

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »