Inicio > Cultura > Anne Louise Germaine: la mujer más temida por Napoleón

Anne Louise Germaine: la mujer más temida por Napoleón

 

Anne Louise Germaine Necker, más conocida como Madame de Stäel, es considerada como una figura primordial de la Europa moderna. Pionera de los estudios de literatura comparada y una mujer adelantada a su tiempo. Fue una destacada figura de las letras con una extraordinaria influencia social.

Anne Louise Germaine fue una de las voces importantes de la Ilustración y no solo en términos literarios. Escribía y opinaba con ideas firme, claras y contundentes sobre el panorama político y social de una época tremendamente turbulenta.

Napoleón Bonaparte quiso tenerla a su lado y manejarla a su antojo, pero Madame de Stäel terminaría convirtiéndose en uno de sus principales enemigos. Inspirada por los determinantes cambios que experimentó la Francia de la Revolución, desarrolló y defendió sus ideas sobre política y vida social.

Primeros años

Anne Louise Germaine nació en Paris en 1766. Hija de Susand Cuchord y Jacques Necker, ministro de finanzas del monarca francés Luis XVI. Sus padres eran ambos de origen suizo y fervientes protestantes; una fe que iba a establecer vínculos muy importantes en la vida de Anne Louise. Fue educada por su madre bajo una visión calvinista del mundo.

Su madre mantenía un salón de tertulias culturales y políticas, muy al gusto del momento. Fue allí donde Anne Louise supo hacer gala, siendo muy joven, de todo su talento y su inteligencia, fruto de una esmerada educación alejada de los cánones tradicionales educativos de las mujeres.

Libro antiguo sobre la mesa

Matrimonios de Madame de Stäel

Su matrimonio fue concertado por sus padres cuando contaba tan solo con trece años de edad, aunque se esperó varios años para contraer nupcias. Eligieron a un diplomático sueco, diecisiete años mayor que ella, que nunca la hizo feliz. Del matrimonio nacieron cuatro hijos.

A pesar de que ella comentaba sin pudor que su esposo la dejaba vivir sin inmiscuirse en su vida ni en los varios romances que tuvo con otros hombres, terminaron separándose. Años más tarde, Madame de Stäel dedicaría parte de sus ideas y su obra contra los matrimonios arreglados.Se casó dos veces más, las dos, eso sí, por elección propia.

Anne Louis Germaine y sus ideas

En seguida se le abrieron las puertas de los círculos intelectuales de Paris, donde se hicieron muy influyentes sus ideas políticas y sus ensayos. Abrió un salón como el de su madre, en el que se intercambiaban ideas cercanas a las suyas. Fue una apasionada de la Ilustración y la Revolución Francesa, a la que apoyó en un primer momento.

Con la llegada de la “época del terror”, Anne Louise se sintió decepcionada tanto por los republicanos como por los absolutistas. Ese sentimiento lo reflejó en sus escritos. Así, retiró su apoyo a ambos a cambio de la idea de una monarquía constitucional. Esto le costó el exilio.

Al volver a Francia, tras su primer exilio, escribió una de sus obras más importantes, en la que denuncia las miserias de la condición femenina y se declara en contra de la misoginia. Lo publicó en defensa de su amiga, la reina María Antonieta, al ser condenada a muerte.

Su relación con Napoleón Bonaparte

En el tiempo en el que Napoleón apareció en escena, Anne Louise era un personaje muy influyente en la política y en la sociedad francesa. Lo que Bonaparte vio en ella fue un instrumento para su propia propaganda, además de aspirar a convertirla en su consejera.

Después de algunas entrevistas, la opinión de Anne Louise sobre él fue nefasta. Le consideró un hombre sin dotes intelectuales y con una personalidad y una visión absolutista del liderazgo de su país, lejos del espíritu revolucionario que ella amaba. Por la misma época, Anne Louise tuvo por amante a Benjamín Constant, uno de los principales opositores al régimen napoleónico.

Estos dos hechos le granjearon un nuevo exilio. Se instaló en Coppet, en el cantón suizo de Vaud, en la casa familiar. Allí publicó dos libros sobre cuestiones políticas, sociales y sobre la discriminación femenina a pesar de la Revolución.

Cuadro del emperador Napoleón

Una intelectual fuera de su tiempo

Vivió una época fangosa e inestable. Poseía una fuerte personalidad y fue apasionada en todos los aspectos de su vida. Se dijo de ella que fue “la mujer más temida por Napoleón”. Fue revolucionaria e idealista, a pesar de las muchas decepciones.

Anne Louise supo mantenerse por encima de las podredumbres políticas y sociales de una Europa de transformaciones violentas, influyendo sin enfangarse y emergiendo del barro sin mancharse con él, como las flores de loto.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »