Inicio > Economía > “El colapso económico se debe a la mala gestión interna, pero las sanciones de EE.UU. contribuyeron”, entrevista a Gary Hufbauer

“El colapso económico se debe a la mala gestión interna, pero las sanciones de EE.UU. contribuyeron”, entrevista a Gary Hufbauer

 

Cuando Estados Unidos impuso sanciones a la petrolera estatal de Venezuela, PDVSA, en enero, su gran objetivo era propiciar la caída del presidente Nicolás Maduro.

Pero con Maduro aún en el poder, en EE.UU. se abrió un debate entre políticos y analistas sobre la relación entre el desastre económico que vive Venezuela y las sanciones financieras que el gobierno de Donald Trump le aplica desde agosto de 2017.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, acusó a la congresista opositora Ilhan Omar de “ignorancia” por haber dicho que las políticas de Washington contribuyeron a “la devastación” de Venezuela.

“Los problemas en Venezuela llevan años de preparación. Ha sido un régimen socialista, primero con (Hugo) Chávez, ahora con Maduro. La destrucción de una nación rica, una nación con más reservas de petróleo que cualquier otro país en el mundo”, dijo Pompeo en la cadena televisiva Fox News.

La polémica involucró a economistas como Jeffrey Sachs, director del Centro para el desarrollo sostenible de la Universidad de Columbia, y Mark Weisbort, codirector del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR por sus siglas en inglés).

En un estudio publicado el mes pasado, ambos concluyeron que “las sanciones agudizaron la crisis económica de Venezuela e hicieron casi imposible estabilizar la economía“, impactando sobre todo a la población civil del país, como sostiene el gobierno de Maduro.

“Las sanciones redujeron la ingesta calórica de la población, aumentaron las enfermedades y la mortalidad (tanto para adultos como para menores) y desplazaron a millones de venezolanos que huyeron del país como resultado del empeoramiento de la depresión económica y la hiperinflación”, escribieron Sachs y Weisbort.

El trabajador de un supermercado inspecciona los daños causados a una tienda saqueada en Caracas.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image caption Venezuela se encuentra devastada por una crisis económica sin precedentes que ha sido seguida por grandes apagones recientes.

Sin embargo, Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, y el investigador de ese centro Frank Muci, respondieron que la implosión económica de Venezuela comenzó bastante antes que las sanciones.

Las políticas perversas y la mala gestión extrema explican la mayor parte del colapso de Venezuela. Las sanciones financieras han impedido al régimen hipotecar aún más el futuro del país. Son un medio para presionar al régimen para que negocie el retorno a la democracia y al orden constitucional”, escribieron en la edición digital de Americas Quarterly.

Gary Hufbauer, investigador superior del Instituto Peterson para la Economía Internacional, con sede en Washington, explica que los problemas de Venezuela se originaron en el país y se agravaron por las sanciones de EE.UU.

Pero advierte en una entrevista con BBC Mundo que aún se desconoce si esas medidas lograrán su objetivo principal y plantea una alternativa: ofrecer dinero a los militares para que abandonen a Maduro.

A continuación, una síntesis del diálogo con Hufbauer, un reconocido experto que ha publicado libros sobre sanciones económicas.

¿Es posible hacer una conexión directa entre el colapso económico de Venezuela y las sanciones de EE.UU.?

Sé de dónde vienen Sachs y Hausmann. Sachs se opone a las sanciones y Hausmann las apoya. Entonces la pregunta es la causa real.

El colapso económico en Venezuela se debe principalmente a la mala gestión interna del país, pero las sanciones contribuyeron al colapso.

Las sanciones perjudican, sí, porque Venezuela depende en gran medida de las ventas de petróleo y, gracias a las sanciones, se han reducido en volumen.

EE.UU. ha retenido los ingresos de Citgo (filial de PDVSA en el país) y supongo que los ha puesto a disposición del gobierno alternativo (del líder opositor venezolano Juan Guaidó) en una especie de fondo fiduciario.

Así que todas estas cosas lastiman la economía venezolana, seguro.

PDVSA.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption EE.UU. impuso en enero medidas contra PDVSA, que proporciona ingresos vitales para el gobierno de Maduro.

Sachs and Weisbrot atribuyen a las sanciones económicas el aumento de las tasas de mortalidad, en concreto, 40.000 muertes en Venezuela entre 2017 y 2018. Pero Hausmann y Muci dicen que esto es poco serio y preguntan cómo pueden descartar que las tasas de mortalidad no hubieran seguido en aumento sin las sanciones. ¿Qué piensa usted?

Ese es un punto interesante porque en el debate público se remonta a muchos casos anteriores de sanciones económicas que involucran a Haití, Irak y otros países.

A menudo se afirma que las sanciones causaron un aumento en las tasas de mortalidad, especialmente entre los bebés y las personas mayores que ya son frágiles.

Ahora, cuando se observan estos casos, las estadísticas nunca son tan claras. Siempre hay muchas razones para que las tasas de mortalidad suban y bajen, especialmente en términos de salud pública. Es uno de esos multidebates.

Pero diría, dada la situación extrema en Venezuela hoy, que ciertamente es posible que la deprivación económica haya incrementado las tasas de mortalidad en ese país, así como otros factores se deben a la mala gestión local de la economía.

¿Y cómo se puede medir la efectividad de las sanciones en Venezuela?

Las sanciones han castigado económicamente a Venezuela. No hay duda de eso.

Para algunos observadores, eso es todo lo que importa: castigar al país por el liderazgo de Maduro.

En términos del éxito del objetivo, que es remover a Maduro, sigue siendo una pregunta abierta. Hasta ahora no se puede decir que las sanciones hayan sido exitosas: Maduro aún está en el poder, tiene una policía secreta muy efectiva con la ayuda de Cuba y Rusia, tiene cierto apoyo de China…

Entonces, en términos de la meta política, que es removerlo, las sanciones aún no son exitosas, pero podrían llegar a tener éxito.

¿Qué probabilidades ve usted?

Lo que el gobierno estadounidense y sus aliados deberían haber hecho es ofrecer dinero, no solo a los ministros del gobierno de Maduro, sino a los soldados si se unen a las fuerzas alternativas. Y suficiente dinero, para que realmente haga una diferencia.

Pienso que EE.UU. puedo haber hecho algo de esto, pero no lo suficiente.

Padrino.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption El ejército venezolano hasta ahora se ha mantenido en su mayoría leal al gobierno.

Usted dijo en febrero que las probabilidades de que las sanciones logren su objetivo eran 50 y 50. ¿Todavía cree eso?

Creo que hay 50 y 50, tal vez un poco más (de probabilidad) de que funcionen, pero no a menos que el gobierno de EE.UU. y sus aliados proporcionen recursos significativos para que aquellos en las fuerzas armadas y en el gobierno de Maduro cambien de bando.

De lo contrario, se quedarán con el demonio que conocen antes que el demonio con el que aún no tienen alianza. Creo que es bastante simple.

¿Así que las sanciones no van a funcionar sin efectivo para los militares?

Sí, sin alguna alternativa para que los militares tengan una buena razón para cambiar de bando. Y creo que el dinero sería una de ellas.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »