Inicio > Interés > Se institucionalizó la tortura en Venezuela

Se institucionalizó la tortura en Venezuela

Alonso Medina Roa – Foto ABC

 

La disidencia venezolana es victima de una nueva fase de persecución  y represión por parte del régimen; ahora,  acechan a familiares y abogados de los “acusados” por delitos políticos, tratando de impedir su derecho a la defensa. Así lo afirma el director del Foro Penal Venezolano, Alonso Medina Roa, quien habla para Conversaciones, publica elvenezolano.com.pa.

Por Nitu Pérez Osuna

Defensores de Derechos Humanos, abogados de diversas ONG han denunciado el aumento de detenciones arbitrarias, la práctica reiterada de torturas a los presos políticos que van desde golpes, aislamientos, electricidad e incluso han declaro el desprendimiento de los testículos del capitán Juan Carlos Caguaripano –su defendido- a consecuencia de dichas torturas.

Con la mayor vergüenza ciudadana y con la mayor responsabilidad debo decirte que en Venezuela se ha institucionalizado la tortura.  Ha habido un silencio cómplice por parte de las autoridades, tribunales de la república, defensoría del pueblo, la fiscalía, el ministerio público, son muchos los casos que se han denunciado en Venezuela siendo el más reciente el del capitán Caguaripano, llegándose al extremo de sufrir el desprendimiento de sus testículos, como lo has señalado en tu pregunta. Hay el caso también de 8 oficiales del ejercito recientemente detenidos por el caso de Oscar Pérez, quienes manifestaron en la audiencia pública las salvajes torturas de que han sido objeto por parte de funcionarios que han dejado en sus cuerpos rastros fácilmente observables;  marcas, escoriaciones, moretones, etc.  Hay un hecho coincidente en todos estos casos:  muchos de los denunciantes refieren que en el momento de su detención por parte de la dirección de contrainteligencia militar fueron objeto de golpes y torturas, así lo señalan, siendo lo más preocupante el hecho de que no haya pronunciamiento alguno sobre estas practicas violatorias de los derechos humanos. Lo que le reitero es que existe una complicidad institucional con respecto a este tema.  Pareciera que en este país nos estuviéramos acostumbrando a la tortura, no hay reacción social ni jurídica ante tal atropello. Cada persona que ha sido detenida en las últimas semanas ha denunciado ante el tribunal, el juez, en audiencia pública las torturas sufridas. Dos civiles revelaron sobre una tortura que jamás había escuchado: les cortan las plantas de los pies con una navaja para que no puedan mantenerse en pie.  Cosas como estas y otras mucho mas graves se denuncian a diario en tribunales civiles y militares.  Ninguna autoridad  dice nada.

 

¿Quién es el director de contrainteligencia militar?

El General Iván Rafael Hernández Dala y en la dirección de investigación, la mayoría de los torturados refieren que esta bajo el mando del coronel José Franco Quintero, y los denunciantes han declarado ante tribunales  que sus aprensiones han estado comandados por funcionarios adscritos a la dirección de investigación.

¿Nos detalla en qué consiste la nueva fase de persecución?

En los últimos días se han llevado a cabo una serie de actos por parte de la administración de Maduro en contra de defensores de Derechos Humanos, los abogados de los presos políticos y de sus familiares.  Te refiero el caso concreto del abogado Luis Argenis Vielma, con quien comparto la defensa del capitán Caguaripano, a quien un tribunal militar de control le dictó medida privativa de libertad.  Debo destacar que el hecho delictivo que se le imputa al defensor Vielma, es la relación de amistad o comunicación que pudiera tener con el capitán Caguaripano.  Evidentemente que cualquier abogado del mundo, tiene que tener comunicación con su defendido.  Para el tribunal de control, a petición de la fiscalía militar, esa relación y comunicación es razón suficiente para dictarle una privativa de libertad.  En días pasados además, se ha practicado una persecución contra la esposa de Caguaripano y hacia los familiares del abogado Vielma arrestando a su madre y hermano. No siendo suficiente este acoso, una comisión de contrainteligencia militar se presentó varias veces al colegio donde cursan estudios las niñas de Vielma a los fines de intimidar al director del colegio para que indicara cual era el salón donde reciben clases las menores hijas del abogado.

¿El abogado y  familia del Abogado Vielma, así como la esposa del capitán se encuentran en el país actualmente?

Los familiares están en el país, el doctor Vielma salió de Venezuela.  Quiero destacar que la señora de Vielma ha acudido a todas las instancias nacionales  que tienen como función la protección de niños y adolescentes y en ninguna institución pública le fue recibida denuncia alguna contra el acoso de los funcionarios de la dirección de contrainteligencia militar.

¿Cuáles argumentos utilizaron para no aceptar la denuncia?

Ninguno, simplemente se negaron a aceptar la denuncia o cualquier tipo de señalamiento a los funcionarios de contrainteligencia que habían estado acosando a las niñas en el colegio.  El director del colegio -quien es un religioso- ha sido “visitado” en varias oportunidades por dichos funcionarios con el objetivo de intimidarlo para que proporcionara datos sobre las menores.  Lo que se entiende de tal acoso es el ejercer presión al doctor Vielma para que éste se presentara ante la dirección de contrainteligencia militar.  Cuando estas “visitas” ocurren, el doctor Vielma ya había salido del país procurando su seguridad ante la amenaza que se venía produciendo. Quiero destacar que con el abogado Vielma compartí la defensa del capitán Nieto Quintero y también hubo asechanzas intimidatorias, no tan graves como las de ahora, pero siempre han tratado de limitar las funciones propias de los abogados, desconociendo toda la normativa internacional que regula la protección del ejercicio del Derecho como lo son los principios básicos de la función del abogado establecidos por las Naciones Unidas.

¿Han elevado ustedes estas denuncias a instancias internacionales?

Efectivamente generamos una alerta internacional y le solicitamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una medida cautelar de protección a los defensores y familiares señalados en estos casos.

Pero en Venezuela, las medidas cautelares no son tomadas en cuenta

Así ha sido, pero es nuestra obligación acudir  a esas instancias y documentarlo todo.  Hemos visto los efectos de acudir a ellos, lo vimos recientemente  ante los pronunciamientos y denuncias de la Fiscal ante la Corte Penal Internacional, el informe de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, el pronunciamiento del Grupo de Lima, todo esto obedece a la insistencia de todos aquellos que han documentado y acudido a denunciar las reiteradas violaciones al estado de Derecho, logrando el pronunciamiento de los referidos entes sobre el tema.

Usted ha podido ver y conversar recientemente con su defendido el capitán Caguaripano?

Tanto mi defendido, como el general Baduel tienen prohibidas las visitas por ordenes superiores, se desconoce si esas ordenes son de un tribunal, un ministro, del director del SEBIN o cualquier otro funcionario. Recuerda que la arbitrariedad es ahora lo cotidiano.  Hay  un lapso de 48 horas establecido por el código orgánico procesal penal para presentar ante los tribunales a un detenido, en este país pueden pasar semanas antes que eso ocurra, lo mismo sucede en relación a la suspensión de las visitas.  Mi defendido tiene prohibida las visitas de familiares y defensores sin argumento alguno.  Tengo mas de 15 días sin saber de su condición física.

¿Qué mensaje le puede dar usted en este momento a los venezolanos para sensibilizarlos ante tanta arbitrariedad?

Esto que he narrado en relación a mi defendido le puede pasar a cualquiera,  porque en este país pareciera que solo hay dos requisitos para caer preso o ser un perseguido político: Una es amar a Venezuela y la otra es estar en libertad.

 

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »