Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Angel Borrego: Kim, Moon y Maduro

José Angel Borrego: Kim, Moon y Maduro

¿Por qué metemos a Maduro en este canasto? Porque la entente coreana lo ha dejado con un aliado menos. Kim prefirió la paz, la verdadera paz, esa que habrá de lograrse entre las dos coreas, porque la Corea roja no podía más con la carga onerosa que contiene ser nuclear en lugar de emular la prosperidad de su vecino del sur. De esta forma, a instancias de Moon, se han logrado algunos finteos que culminaron con la reunión personal entre los dos mandatarios cuyas naciones están sumidas en una cruenta confrontación desde que un armisticio puso fin a la guerra. De ahora en adelante el mundo será testigo de la transformación de la península coreana.

¿Qué fue lo primero que invocó Kim? Que desea conversar con Trump. Incluyó a China por diplomacia, pero Kim recientemente visitó al líder chino y no es objetable pensar que en esa visita recibió instrucciones precisas para montarse en el podio de la Academia Sueca optando al Nobel de la Paz. Es probable que haya un alimón en la distinción de Estocolmo pero alguna vez la Historia relatará que el gran esfuerzo de este hito se le debe a Moon que además supo oportuno el momento para instar a su vecino a consensuar este proceso. Moon sabe que en lo material Kim resulta el gran ganancioso, pero a la postre, en paz, el progreso es más sustentable y barato.

¿Qué pensará Maduro? Interlocutores que pudieran allanarle el camino hacia la paz no faltan pero no bajo condiciones inaceptables como el vapuleo a la democracia. Se dirá que en Corea del Norte no hay ni habrá elecciones, pero con seguridad habrá respeto mutuo entre los dos regímenes. Los discursos de Kim en esta etapa han sido moderados y amistosos. La retórica quedó en el reciente ayer. Los insultos son cosa del pasado. La discordia fue sepultada, al menos en el propósito y en lo futuro se reemplazará con hechos que beneficien a los pueblos. El Sur tiene mucho que aportar a Kim en esta etapa crucial de su hambreada nación. Y Moon sabrá hacerlo.

¿Hay ejemplos previos y exitosos? Si. Recientemente las dos alemanias se fundieron en una sola cuando Moscú tácitamente reconoció que no podía subvencionar más a la Alemania comunista. En principio se pensó y se dijo que el Este sería una carga muy pesada para Alemania Occidental, pero más pudo un gentilicio que además de ser proclive a lo bélico tiene en su ADN voluntad para superar toda crisis. Y  Alemania Oriental ahogada en la miseria por efectos políticos fue succionada por Bonn para fundir la nación más poderosa de Europa. Poderosa y democrática. Poderosa y muy respetuosa. Pronto podremos ver a dos coreas exitosas…y poderosas también.

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »