Inicio > Política > Frente Amplio busca consolidar la unidad y elecciones este año

Frente Amplio busca consolidar la unidad y elecciones este año

 

La estrategia de la coalición opositora después del 20-M es unificar los esfuerzos de todos los sectores para propiciar un cambio. José Virtuoso, rector de la UCAB, expresa que la meta es consolidar la plataforma. El politólogo Nicmer Evans propone retomar la lucha de calle: hay protestas programadas que serán anunciadas en los próximos días. Víctor Márquez, presidente de la Apucv, destaca que lo del 20 de mayo no fue sino un revocatorio de facto en el que 70% de la población manifestó su descontento con el gobierno. Asegura que la salida es electoral. La dirigente estudiantil Rafaela Requesens opina que es necesario “seguir luchando”. Considera que la tarea más ardua es renovar en la población un “ambiente de confianza”

Por ALEJANDRO RAMÍREZ | [email protected]

Virtuoso: Se requiere un acuerdo nacional

“La gente está dispuesta a luchar por el cambio”, dice José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello y miembro del Frente Amplio Venezuela Libre.

Considera que la única estrategia ahora, luego de la reelección de Nicolás Maduro, es “construir una gran unidad”.

“Gente de la MUD o fuera de la MUD, chavismo disidente, los sindicatos, las empresas, las organizaciones civiles, etcétera”, precisa el politólogo y ex director de la revista SIC.

La vocación del Frente Amplio Venezuela Libre, reafirma, es justamente construir esa plataforma. “Esto hay que hacerlo. No lo hemos hecho. Pero tenemos la gran ventaja de que la Asamblea Nacional ya dictó una línea política al desconocer los resultados del 20-M”, expresa. “Se requiere un acuerdo nacional, y en el mismo el Parlamento es una pieza clave”.

Destaca que el “hecho político” verificado el 20-M –no cree que haya sido una elección presidencial– lo que hizo fue dejar mal parado al gobierno. La gente no votó. El Frente Amplio lo había anticipado. Subraya que la ciudadanía no fue a las urnas porque no creía en el Consejo Nacional Electoral, porque sentía que era un proceso viciado. “La gente no sintió que ese hecho político fuera un instrumento válido para el cambio, sino una salida falsa”, señala el profesor de Sociología Política.

“El Frente Amplio plantea una transición. El país necesita repetir esa votación y para ello es necesario reconstruir el camino electoral”, indica Virtuoso.

Afirma que es necesario cambiar a los rectores del CNE, en primer lugar, y que haya condiciones dignas para sufragar, si se quiere repetir el proceso en el último trimestre de 2018, como han propuesto los rectores universitarios. “En eso estamos y en eso están todos los actores que hacen vida en el seno del Frente Amplio. Es una tarea pendiente, pero muy urgente”, concluye el sacerdote jesuita.

“Lo que viene de ahora en adelante es una lucha de la sociedad por exigir elecciones realmente justas, verdaderas, competitivas. Eso supone exigir un CNE distinto, exigir condiciones institucionales adecuadas. Ahora, eso no nos lo van a dar porque simplemente lo pidamos. Hay que organizarse social, institucional y políticamente para lograrlo”, indicó.

Evans: Hay que retomar la protesta

El politólogo Nicmer Evans considera que la lucha no necesariamente debe ser de carácter electoral. Habla de tomar la calle, reivindicar el espíritu del 23 de Enero de 1958. “Teníamos convocada una protesta para el sábado, pero luego la postergamos. No era una marcha, sino una protesta. No hay por qué repetir los esquemas usados anteriormente. La discusión que tenemos a esta hora en el Frente Amplio es que se necesita retomar la movilización social y la protesta”, revela.

El objetivo, afirma, es restablecer el orden institucional. “A partir del 20-M Nicolás Maduro se convierte de modo claro en un dictador. Pensamos que debe salir del gobierno”, expresa. Añade que luego vendría una elección. “Hay que conducir el país hacia una transición, y luego hay que conducir esa transición en sí misma”. En última instancia, lo capital es generar un programa mínimo de “normalización de Venezuela”.

“Repetir las elecciones es un planteamiento dentro del Frente, entre miles de ellos que hay en su seno”, indica. Cree que en ese escenario el punto crucial es renovar las autoridades del Consejo Nacional Electoral, atacar el ventajismo del gobierno y hacer cumplir de modo cabal un cronograma comicial.

Unión, organización y lucha –precisa– resumen la estrategia ahora para el Frente Amplio Venezuela Libre. Prefiere hablar también de unión en lugar de unidad, es decir, la confluencia de todos los actores que hacen vida en el Frente Amplio para la consecución de las metas planteadas.

Asevera que la palabra “unión” lleva en sí misma una característica táctica, en tanto supone la suma de esfuerzos, más allá de eventuales divergencias. La palabra “unidad”, añade, acaso esté más asociada a peleas políticas anteriores. Es partidario de volver a focalizar los conceptos. Hacer más inclusiva la comprensión de la estrategia, pues las diferencias “son naturales; de otro modo el Frente Amplio sería un partido político estalinista”.

Márquez: La salida debe ser electoral

Salir del gobierno de Nicolás Maduro por la vía electoral es la estrategia del Frente Amplio Venezuela Libre, informa Víctor Márquez, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela.

“Todos coincidimos en que hace falta un cambio y en que la salida debe ser electoral. Para el Frente Amplio la vía del sufragio es un mecanismo de lucha. Sin embargo, las diversas fuerzas opositoras nos encontramos en el mismo objetivo”, precisa. Hay que sumar esfuerzos, indica, pero hace falta llegar antes a una serie de consensos de respeto mutuo.

Argumenta que lo fundamental en este momento, desde el punto de vista estratégico, es reivindicar la calidad de vida del venezolano, que se ha visto muy afectada. “Maduro tiene que salir del gobierno porque él es el causante de esta gran crisis”. Señala que incluso la renuncia del presidente no estaría descartada, para lo cual sugiere estimular la presión social.

Dice que repetir la votación tampoco estaría descartado “porque es un derecho constitucional”. No obstante, subraya que el país acaba de salir del 20-M y no es momento de plantear tal cosa. Eso vendrá más adelante.

“Maduro perdió el 20 de mayo, porque salió mucho más debilitado que en el pasado. El 20-M fue de hecho un revocatorio. 70% de la población votante expresó su descontento con este gobierno. Buscaron dividir a la oposición, pero no lo lograron”, apunta.

La data del CNE indica que Maduro alcanzó 67,76% de los votos válidos. La abstención fue de 53%. Según el organismo comicial, acudieron a las urnas 9.261.839 electores; es decir, 45,99% del padrón electoral. Los votos nulos ascendieron a 1,9% (176.210).

Márquez considera que lo esencial ahora es profundizar en los mecanismos de presión social para alcanzar un cambio verdadero. El Frente Amplio se ha reunido para plantear eventuales acciones con ese propósito.

“Henri Falcón escogió la vía electoral directa. Para María Corina Machado, por ejemplo, solo puede haber elecciones si antes hay un cambio de gobierno. Pero todos coincidimos en que hace falta un cambio y en que la salida debe ser electoral. Para el Frente Amplio la vía del sufragio es un mecanismo de lucha”, manifiesta el psicólogo.

Requesens: Recuperar los espacios

La dirigente estudiantil Rafaela Requesens indica que el camino ahora es “seguir luchando”. La tarea más ardua que tendrá el Frente Amplio Venezuela Libre, afirma, es volver a suscitar un ambiente de confianza entre todos los venezolanos. “Poco a poco tenemos que recuperar espacios, tenemos que hablarle claro a las personas”.

Consultada sobre la eventual retoma de la lucha de calle, la presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela dice que es una opción, pero “como un medio, no como un fin; la calle con objetivos claros y una estrategia”.

No piensa que esté planteado repetir los comicios: “Lo que sucedió el 20-M no fue una elección, sino un parapeto, una farsa”. Añade que no se puede hablar de una contienda presidencial con exactitud, cuando no se garantizaron condiciones mínimas. “No se puede decir tal cosa porque incluso todavía Nicolás Maduro tiene el control con la comida y con el dinero”, asegura.

Acerca de los elementos que debería tener un gobierno de transición, la estudiante de Ciencias Políticas opina: “Hay que tener reglas claras, acuerdos. Establecer fecha para elecciones. Hace falta algún pacto entre las partes. Liberación de los presos políticos, apertura del canal humanitario, personas capaces y útiles”.

Requesens lo había puesto en claro pocos días antes de la contienda: “No apoyamos lo que va a suceder el 20 de mayo y seguiremos firmes con nuestros valores y principios, sin arrodillarnos ante nada ni nadie”.

Durante la campaña fue muy crítica no solo con Nicolás Maduro, sino también con Henri Falcón y Javier Bertucci. Incluso, declaró a medios locales que el ex gobernador de Lara trataba de hacer suya la lucha de los estudiantes, sin siquiera haberse sentado a conversar con la Federación de Centros Universitarios de la UCV.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »