Inicio > Cultura > Arturo Tremont: Las cosas sencillas

Arturo Tremont: Las cosas sencillas

Hay una frase que caracteriza a la burocracia pública y privada: “si las cosas son fáciles por qué no las hacemos más difíciles”.

El movimiento de los pensionados recogió las quejas de las personas afectadas y acudió a SUDEBAN, organismo que diligentemente emitió la Circular N° 300067 (3/11/2016), la cual establece normas para el trato preferencial de los adultos mayores.

Quien las lea y analice verá que se trata de medidas prácticas, pero  por una u otra razón los gerentes bancarios se resisten  bajo el argumento  que ellos reciben instrucciones de la oficina central y supuestamente de Sudeban.

La primera de ellas es que al abrir una cuenta al pensionado o pensionada, solo deben exigir la Cédula de Identidad. Los bancos piden,  además, constancia de residencia, referencias personales, recibo de servicios, número del celular y otros requisitos.

Las taquillas preferenciales deben estar abiertas y habilitar otras más los días de pago de pensión. Los bancos pueden establecer horarios especiales en esos días, para aminorar el tiempo de las colas.

Que no haya restricciones en el monto a cobrar y se entreguen billetes de alta denominación.  Los bancos no deben obligar a los adultos mayores a abrir cuentas diferentes, por ejemplo, las llamadas “cuentas virtuales” (cuenta corriente y Tarjeta Débito).

Las entidades bancarias están obligadas a presentar un Plan semestral de atención preferencial, de esa forma se trabajará en forma coordinada en todas la agencias.

Las autoridades policiales deben ser  notificadas de esas actividades para prevenir la acción delictiva en las zonas adyacentes a los bancos.

Son medidas sencillas, solo falta ponerlas en práctica en beneficio de los adultos mayores.

Te puede interesar

Compartir