Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Andrés Pierantoni: Magnicidio o los dueños del circo y los payasos..

Andrés Pierantoni: Magnicidio o los dueños del circo y los payasos..

 

Una breve síntesis sobre mi valoración del reciente “magnicidio en grado de frustración”.

Así como la opinión pública en los EEUU, y sus “de-formadores”, no dan pié con bola con este país, igual nosotros con ellos. Seguimos hablando de “Imperio”, como si fuera un todo monolítico, cuando desde hace tiempo ese “país” viene de-construyéndose  no sólo en su relación ciudadanos-“establishment” (verbigracia, el 1% con su mandarinato) sino dentro del mismo “establishment”: Trump, cabalgando la 1ra., representa una parte de la 2da. fractura.

En ese “establishment” han coexistido muchas corporaciones y mafias, como la miamera, que estaba languideciendo (los hijos y los nietos de los “gusanos” pasando a “mariposas”) hasta recibir una inyección de rejuvenecimiento con la llegada de los “nuestros” en años recientes, al punto que el senador más conspicuo de sendas “comunidades” es, hoy en día, el tal Marco Rubio.

En mi opinión de los recientes sucesos este es el “hinterland” (como reiterado anoche por Nicolás), al igual que el combo que se ha ido conformando alrededor de Pedro el Breve (Carmona) en Bogotá. Y sus criollos: la Maricori y el Julio Borges con actores menores (ej., Requesens, que ya está en la local Villa Marista…).

Se me ocurrió esta lectura (antes de la confesión del inefable Bayly de haber participado en un “party” donde anunciaron el atentado (https://mobile.twitter.com/jorgeluisrecio/status/1026853373671354368) no sólo por obvia, sino por la manera en que se realizó: todo muy bien preparado (empezando por desplazar el evento con la GNB de Fte. Tiuna a la Av. Bolívar, vale decir a un sitio con infinidad de calles y edificios cercanos a la tarima, de modo que el tiempo de vuelo de los drones al objetivo fuera mínimo: alguna quinta columna hizo bien su trabajo…). Pero les faltó un detalle: desconocían la existencia de un anillo de seguridad de Nicolás con inhibidores de señales de celular. De hecho, quien haya estado en este tipo de eventos en la Av. Bolívar sabe que a menudo las comunicaciones por celular se hacían casi que imposibles.

Y desconocían el detalle por una sencilla razón, en mi opinión: sea los CICPC (los “franelados” inclusive) que los sebin, etc., vale decir los “segurosos” convencionales, desconocen ese anillo o, por lo menos, su efectividad. Porque ese anillo opera dentro de la Guardia de Honor Presidencial y nace, creo, con Nicolás.

Un “detalle” de ese tipo no se le habría escapado a la “Compañía” o, en general, a la comunidad de inteligencia gringa, luego de haber saboreado la efectividad de esos inhibidores, muchos más potentes desde luego, con el Cook (http://www.voltairenet.org/article185319.html ) y en Siria. Y también deben saber que Nico los está usando.

La pregunta entonces es: ¿tiene razón el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton cuando declara que los EEUU no estarían implicados en este “incidente”  (http://versionfinal.com.ve/mundo/john-bolton-gobierno-de-eeuu-no-esta-involucrado-en-incidente-en-venezuela/)? Es que esos grupos están divorciados del “establishment”?

Bueno, ni muy muy ni tan tan…

Mi lectura es que esos grupos operan, en este tipo de asuntos, igual como operan otros en los negocios: en el “club” corporativo cada “asset” (activo) tiene su valor de mercado. Pero si usted, sin pertenecer al “club”, trae un activo a un costo inferior, pues entonces le toca su mordisco… Es como el tiburón y sus peces piloto. Gran parte del mundo de las “altas finanzas” funciona así actualmente y no puede funcionar de otra manera, porque los “peces piloto” son los que se la pasan en el “borderline” entre legalidad e ilegalidad. Desde los “Fondos Buitres” hasta el lavado…

En el caso que nos concierne, esos “peces piloto” juegan a la apuesta alta: si tumbamos a Nico, tendremos una pingüe recompensa, en cuanto a “cotos de caza” que nos tocan en la futura economía venezolana (hablo de banqueros prófugos en Miami como Mezerhane),  posiciones políticas, etc.

Pero si el “establishment” actúa directamente, entonces de las dos una: te dan un premio de consolación o, peor, pactan con el enemigo (en este caso Nico) dejando a los “pilotos” guindando de la cortina…

Lo tragicómico del asunto, al fin y al cabo, es que los “pilotos”, para tener éxito, deben apostar alto y rápido pero, así haciendo, tienen buenas probabilidades de fracaso y terminan generando el “efecto vacuna”: un veneno, inyectado en cantidad no mortal, inmuniza la víctima.

Y eso justamente es lo que ha pasado del 11 de Abril para acá (aunque en el 11 de Abril 2002 sí hubo participación yankee y mucha), lo mismo en el terreno electoral (la victoria opositora en las parlamentarias de Dic. 2015) que guarimbero y, ahora, terrorista. De hecho, los Ramos Allup, los Oscar Pérez, etc. con sus trastadas han sido puntales de este gobierno.  Por eso concluía hace mes y medio el diputado y periodista chavista Earle Herrera: “Yo quiero esta oposición”…

Y por eso la mejor estrategia del gobierno es, como diría Mao, “quitarle el agua al pez”: “Results from Venezuela’s meetings with ConocoPhillips on a $2 billion arbitration award “will be announced soon,” Oil Minister Manuel Quevedo said in a press conference in Caracas today” (Bloomberg de ayer). No me sorprendería leer alguna noticia similar con relación al regreso de la Exxon a Venezuela…

Si llegas a arreglos con los dueños del circo ¿qué les queda a los payasos…?

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »