Inicio > Economía > A reparar todo los precios de electrodomésticos andan por las nubes

A reparar todo los precios de electrodomésticos andan por las nubes

 

Se multiplican reparaciones de electrodomésticos por altos precios de equipos nuevos #Hiperinflación

Tradiciones perdidas. Los altos precios de los electrodomésticos, frente al empobrecido poder adquisitivo, consecuencia de la hiperinflación, han tornado las preferencia de los venezolanos. Licuadoras, planchas, microondas y televisores averiados llenan los talleres de reparación, por la imposibilidad de adquirir equipos nuevos.

Anteriormente, los meses de noviembre y diciembre eran típicos para la compra y renovación de equipos en el hogar. Sin embargo, esta tradición ha muerto. En un recorrido realizado por Efecto Cocuyo este 23 de noviembre, por cinco talleres de reparación de electrodomésticos, se constató que en estos oficios el trabajo ha aumentado.

“Este año ha aumentado bastante la clientela, porque la gente se ve en la necesidad. El precio de los equipos nuevos es muy alto”, expresó Barbara Arias, trabajadora del taller de electrodomésticos Cliclo 2016, en La Candelaria, municipio Libertador.

En este local, al oeste de Caracas, en los días de mucho trabajo atienden al menos 50 clientes. La principal razón: licuadoras y planchas de ropa, dañadas. Una licuadora, este viernes, costaba alrededor de 26 mil bolívares soberanos, mientras lo máximo que sale su reparación en este local, son 7 mil bolívares soberanos.

“Es imposible adquirir nuevos productos. Pero son artefactos que uno necesita diariamente; indispensables en nuestra rutina, así que debemos venir a repararlos. Esta situación no mejora”, expresó una cliente, mientras entregaba su licuadora a los técnicos.

Arias señaló que lo clientes, a pesar de que se quejan de los precios de las reparaciones, regresan al saber el precio de los productos nuevos.

Esta situación también sucede en el popular local de refacciones, Multiservicios Express 165, en el Centro Comercial Unicentro El Marqués, municipio Sucre, al este capitalino.

Desde que Marianella Brito, la gerente, inició este negocio hace 37 años, han mantenido una clientela regular cada año. Sin embargo, desde 2017 comenzaron a percibir incremento de interesados en reparar sus artefactos averiados.

“Todavía la gente el año pasado podía comprar algo. Siempre hemos tenido trabajo, pero ahora es mucho más. Personas traen hasta 5 planchas de cabello, es más fácil que comprar”, dijo.

La demanda es alta. Al menos 60 clientes se acercan a diario para consultar sobre la reparación de algún electrodoméstico. La mayoría con la intención de reparar licuadoras, planchas de ropa y cabello, además de secadoras para el cabello.

En Cocinea, comercio ubicado en el pasaje Zingg, en la avenida Universidad, dedicado a la misma actividad, el patrón se repite: “Ha aumentado evidentemente porque los costos de electrodomésticos están por las nubes”, aseguró una empleada. “Todo lo que sea eléctrico lo arreglamos y hemos trabajado bastante este año”, agregó.

Presupuestos no duran 15 días

Todos los comercios consultados coincidieron en que los presupuestos de este año, pocos duran más de una semana. Reponer la mercancía resulta un reto y muchas veces genera pérdidas en el negocio.

Brito aseguró que, en Multiservicios Express 165, deben elevar los precios constantemente. Cada 15 días los costos de los proveedores aumenta, por lo tanto casi a diario deben revisar el precio de sus servicios.

“Hemos trabajado a perdida todo el año; 2018 ha sido realmente difícil para nosotros. Debemos comerciar con nuestro proveedores prepagado; o sea, trabajamos a nuestro propio pulmón”, manifestó.

La gerente aseguró que, se ha limitado la oferta de repuestos. Señaló que la cantidad de proveedores con los que comerciaba se ha reducido, por lo tanto los repuestos también han disminuido.

“Si antes pedíamos 10 piezas de algún repuesto, ahora son solo seis. Actualmente tenemos la mitad de repuestos de hace dos años. Teníamos muchos proveedores colombianos que se han ido”, expresó.

Las reparaciones en este local son de un día para otro, para que el cliente retire su equipo con la mayor brevedad posible. La intención es usar las piezas antes de que aumenten de valor.

“Cuando los clientes dejan algún artefacto y no lo buscan en el tiempo estipulado, debemos sacarle el repuesto para usarlo en otro equipo, si es necesario”.

En Parador eléctrico, también en el pasaje Zingg, los precios no duran más de una quincena, a pesar de que fue el local más económico de los consultados: una reparación de licuadora se ofrece entre 500 bolívares soberanos lo más básico, hasta 3 mil soberanos.

“Tenemos años con los mismos proveedores y nos hemos mantenido con la dotación de repuestos, pero la mercancía aumenta cada 15 días”, expresó Aliuska Ortuño, una de las trabajadoras.

También televisores

Un primer vistazo a las instalaciones de Tele Service Chacao 2002, en el municipio Chacao, evidencia la especialidad de este pequeño taller de electrodomésticos. En la entrada se aglomera al menos una docena de televisores, de distintos tamaños; anchos y pantalla plana.

Desde hace al menos año y medio ha crecido la clientela. Cada día por lo menos 50 personas consultan en el local y alrededor de 10 traen consigo sus equipos para una revisión.

“Siempre hemos tenidos muchos clientes, pero últimamente con los costos de los productos nuevos, se ha notado un incremento”, expresó su dueño, Pablo Di Giovanni.

Junto a las telepantallas, los microondas averiados son muy transitados por las manos de de los técnicos de este pequeño local que funciona en el casco histórico de Chacao, desde hace seis años. “La gente no puede pagar los precios de los productos nuevos, que están hasta cobrando en dólares”, dijo.

Lo precios suben con rapidez. En cuestión de días los presupuestos aumentan para Di Giovanni, por lo tanto, también sus costo de servicio. “La inflación ha estado disparada. Muchos distribuidores no mantienen precios por más de 24 horas. Además, ahora son menos los repuestos”, dijo.

Efecto Cocuyo

 

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »